Qué dejó el día de marchas a favor y en contra del Gobierno en la Ciudad

Qué dejó el día de marchas a favor y en contra del Gobierno en la Ciudad

Fue una jornada agitada en el Microcentro porteño. Desde temprano llegaron a la 9 de Julio los manifestantes de la CGT que luego marcharían al Congreso y pasado el mediodía coparon las calles los manifestantes opositores al Gobierno que se convocaron en Plaza de Mayo.

Pedro Paulin

Pedro Paulin

La CGT empezó y terminó sin definiciones políticas un día gris, el Gobierno eligió el silencio, el tan anunciado tarifazo no sólo catalizó y reforzó una jornada de caos en la Ciudad y una veintena de discursos políticos, sino que desnudó sin cuidado el vínculo estrecho entre la central obrera de la calle Azopardo y el oficialismo. No hubo una sola alusión a Cristina Fernández Kirchner ni Sergio Massa, de forma tibia y casi amistosa una sola referencia a Alberto Fernández, que a más de mil kilómetros hablaba del crecimiento de Argentina en La Rioja. 

De la vereda de enfrente, movimientos no alineados con el Gobierno, la izquierda, todos unidos marcharon del Obelisco desde temprano hasta la Plaza de Mayo, donde nueve oradores explicaron la crisis económica y exigieron respuestas y soluciones para los trabajadores.

El secretario general de la CGT, Pablo “Salvaje” Moyano, se permitió apoyar explícitamente a Alberto Fernández, algo que se suponía haría Héctor Daer por su amistad con el jefe de Estado. En un tono fuerte, explicó el rosario de pedidos al Gobierno y aprovechó para ordenar internamente los reclamos obreros. “Queremos decirle al querido presidente Alberto, poné lo que tenés que poner, sentá a estos tipos, aplicale las multas, aplica lo que tengas que hacer que los trabajadores te vamos a bancar, declaró. Y agregó como mensaje interno: “no podemos seguir con este nivel de inflación, donde todos los días seguimos perdiendo parte del salario, responsabilidad de los especuladores sacá ese bono o esa asignación o suma fija para los trabajadores que no llegan a fin de mes”. 

El debate por la suma fija o paritaria es parte del debate interno que tiene el triunviro cegetista, mientras que Carlos Acuña exige paritarias, otros prefieren una suma fija para evitar que la licuada de salarios no sea tan rápida. Así entonces, mientras los sindicatos se organizaban en columnas desprolijas por las avenidas, la policía de la Ciudad desvió la vida de muchos de los más de siete millones de personas que transitan por día en horario laboral la Ciudad

Una idea se repitió a lo largo de la jornada en las dos marchas: vendrán más marchas y la llamada “lucha en la calle” se extenderá por más lugares y fechas de cara al último trimestre del año si la caída del salario se sostiene y las tarifas no se pueden pagar. Cele Fierro, dirigente nacional del MST-FIT Unidad señaló: "Vamos a movilizarnos al corazón político del país, a Plaza de Mayo. Para repudiar el ajuste del gobierno pactado con el FMI y también a la CGT cómplice”, sostuvo. 

Por su parte, Eduardo Belliboni expresó su ataque directo: “La CGT le firmó una carta de apoyo a Sergio Massa, están dándole la espalda a los trabajadores y es un desastre”. “Esto en cualquier momento puede estallar, de cara a diciembre si no hay una rebelión popular sería un milagro, este año va a ser duro”, expresó. De misma forma, Sebastian "Pollo" Sobrero sostuvo: “Si la CGT sigue ignorando el reclamo de los trabajadores, el Gobierno va mal, hay que nacionalizar el comercio exterior y la banca”, explotó sobre el escenario armado de espaldas a la Casa Rosada

El Gobierno optó por el silencio, Alberto Fernández una vez más habló del crecimiento del país desde La Rioja, la provincia con los peores indicadores económicos, donde las marchas por reclamos salariales docentes y médicos son constantes y el Gobernador, Ricardo Quintela, es enemigo de Cristina Fernández Kirchner

Los puentes con el mundo obrero están rajados, Eduardo Valdés intenta, Juan Zabaleta tiene diálogo, pero no hay vasos comunicantes que permitan asegurarse la frenada de nuevos reclamos y marchas. Mientras tanto, el Gobierno reza únicamente a que el sistema de goteo de diversos sectores productivos, esencialmente pesca, campo, traigan dólares que le permitan llegar a noviembre sin sobresaltos. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?