Emoción y tensión cerca del fin del juicio a Petean Pocovi

Emoción y tensión cerca del fin del juicio a Petean Pocovi

En la reanudación del primer juicio por jurado popular de la provincia, declararon los peritos que examinaron al imputado después del accidente en el que mató a los policías Jorge Cusi y Daniel Ríos. La ronda de testimonios cerró con el director de la Policía Roberto Munives, quien protagonizó un tenso momento con uno de los abogados defensores.

La tercera jornada del juicio por jurado popular a Sebastián Petean Pocovi (34) culminó con más testimonios de peritos oficiales y de parte y con el testimonio del director de la Policía provincial Roberto Munives, que protagonizó una tensa situación con uno de los abogados defensores.

En primera instancia subió al estrado el oficial Quiroga, quien el 25 de mayo del año pasado estaba de guardia en la Subcomisaría de Blanco Encalada. Al igual que los demás policías que declararon en los días previos, Quiroga ratificó que Petean Pocovi “venía a gran velocidad y en conducción peligrosa y temeraria” y además confirmó que “hubo un disparo” en la barricada que no logró frenar la fuga del sujeto.

Luego fue el turno de la perito bioquímica Andrea Lafalla, integrante del Cuerpo Médico Forense (CMF), quién explicó ante el jurado que el examen toxicológico practicado a Petean Pocovi horas después del siniestro, arrojó como resultado “positivo” la presencia de cocaína en el cuerpo, aunque no de otras sustancias como alcohol.

El médico toxicológico Sergio Saracco explicó, posteriormente, que la cocaína “es una sustancia psicoactiva que causa un efecto estimulante, placer inmediato y aumento de la sensibilidad en los sentidos que lleva a un estado de alerta, a causa del mayor estímulo de neurotransmisores como dopamina y adrenalina”. En ese sentido, aclaró que dicha droga “no causa efectos alucinógenos o alteraciones en lo conductual, como la atención, la memoria y el comportamiento”, aunque sí puede provocar casos de “excitación y disforia”.

Según el director del Observatorio de Salud Pública y Problemáticas de Consumo, el peligro de la cocaína “radica en generar una sensación de confianza exacerbada, de poder y egocentrismo, lo que hace una conducta más peligrosa para la persona y su entorno”, como en el caso de Petean Pocovi. “Es peligrosa por el exceso de confianza, de creer que puede más que sus verdaderas capacidades. Es capaz de hacer cualquier cosa”, recalcó.

Si bien el test de alcohemia dio negativo, Saracco reconoció que en los análisis de orina se encontraron metabolitos que pueden ser un indicio de presencia de esa sustancia, aunque “muchas horas antes” del accidente que le costó la vida a los policías Jorge Cusi y Daniel Ríos.

Por su parte, el perito psiquiatra de parte defensa Juan José Vilapriño, declaró que estuvo de acuerdo con buena parte del informe pericial oficial practicado al acusado, pero manifestó su disconformidad por la no inclusión de un dato: “En la entrevista, el imputado expresó que venía consumiendo un gramo de cocaína entre tres y cuatro veces por semana, pero que en la noche previa y la mañana de la jornada del hecho había consumido cocaína y alcohol en exceso; por ello, consideré que debía indagarse más porque no es habitual ese cambio brusco y repentino en un patrón de consumo”.

También comentó que en esa entrevista, realizada un mes después de los hechos y por única vez, Petean Pocovi “parecía angustiado y se quebraba”, pero, en su análisis, demostraba una “personalidad normal, con la salvedad del consumo de estupefacientes”. De todos modos, ante una consulta del fiscal Fernando Guzzo, Vilapriño reconoció que el acusado “presentaba rasgos de inmadurez, narcisibilidad e impulsividad”.

Otro testimonio fue el de Julio Herrera, psiquiatra forense del CMF, que señaló a Petean Pocovi como un sujeto “peligroso y de actuar temerario”. Además indicó que la mezcla de alcohol y cocaína, sumado a la falta de sueño que el imputado declaró ante los peritos, proviene de “una conducta poco responsable, la tormenta perfecta”.

Emoción en la sala

A pedido del Ministerio Público Fiscal, se exhibieron videos de Canal 9 que fueron enviados por transeúntes y fueron filmaron en los momentos previos y posteriores al siniestro, tanto en crudo como editados, junto con fotografías de las dos víctimas fatales que difundieron en su señal.

Algunos de los familiares de Cusi y Ríos se emocionaron y lloraron, situación que incluso provocó una distracción momentánea en varios miembros del jurado.

Situación similar se vivió minutos después cuando se difundió la entrevista que el director de la Policía, Roberto Munives, brindó al mismo canal tres días después del accidente.

Tensión

Justamente Munives, quien fue el último en declarar, protagonizó un tenso momento con el abogado defensor Cristian Vaira Leyton. En el inicio del interrogatorio, el director de la Policía explicaba cómo el concepto de ‘protocolo’ se interpreta en la fuerza de seguridad pública, en el marco de la Ley 6722, acotando que enseña en el IUSP la cátedra Técnicas Especiales en Seguridad Pública, cuando el letrado le preguntó si los oficiales que participaron del operativo, incluidos Cusi y Ríos, estaban al tanto de ese contenido.

Luego de una breve pausa, en la que tensó su cuerpo y su voz, Munives contestó tajantemente: “Jorge Cusi fue mi alumno y yo lo formé como policía con el mismo aprecio y sensibilidad que eduqué a mi hijo”.

Munives también defendió el accionar de los policías en el operativo de persecución y explicó porqué en la entrevista con Canal 9 había sostenido que la acción del imputado era “premeditada, elaborada y razonada”: “Aún cargado de emociones y dolor, ese día expresé situaciones que fundamento en la experiencia. El conocimiento y el estudio, sumado a mi experiencia en la fuerza, me da elementos para establecer que la conducta de esa persona estaba poblada de razonamiento”.

“Todo el actuar de la policía fue persuasivo, disuasivo, gradual y racional, e el marco de los procedimientos y por nuestro juramento de proteger a la sociedad, de la que somos parte”, concluyó.

Ya finalizadas la ronda de testimonios y la exhibición de pruebas, hoy será la última jornada del juicio, donde los jurados podrán escuchar los alegatos finales de las partes y debatirán para dictar una sentencia.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?