El sufrimiento de Lyn May por una de sus cirugías estéticas

El sufrimiento de Lyn May por una de sus cirugías estéticas

De tantas cirugías realizadas, solo una le cambió la vida a la vedette Lyn May. Arrepentida y triste, asume que la pasó muy mal cuando se enteró de lo que le habían inyectado.

MDZ Espectáculos

MDZ Espectáculos

La famosa y polémica vedette, Lyn May, cada vez que recuerda su paso por el quirófano, le trae tristeza. Así es que ahora, después de tantos años lamenta el doloroso proceso que ha tenido que pasar para revertir las consecuencias de aquella cirugía.

Se trata nada más y nada menos que del sufrimiento de Lyn May por una de sus intervenciones estéticas. Solo una fue la cirugía que le cambió la vida cuando le inyectaron aceite de cocina en la cara.

Lyn May padeció su paso por las cirugías estéticas

Cabe recordar que Lyn May ha sido reconocida como una gran bailarina y vedette que llegó a ser actriz en varias películas como Tívoli, Noches de cabaret y Las cabareteras. Su verdadero nombre es Liliana Mendiola y mientras era joven, llegó a robar varios suspiros por su innata belleza como también por su figura admirable.

Al día de hoy se puede reconocer que mantiene todas sus curvas. Sin embargo, en lo que respecta a su rostro, ya no es secreto que fue una víctima de las cirugías estéticas. Puntualmente se trata de una en especial y que la hizo padecer un gran sufrimiento.

"FUENTE: Telemundo"

El sufrimiento de Lyn May ¿a qué se debió?

Fue hace años cuando Lyn May, por su afán de ser eternamente joven, decidió someterse a un tratamiento en su rostro. Convencida de que la cirugía iba a mejorar todas aquellas imperfecciones que tanto le molestaban, terminó sufriendo con el resultado.

De acuerdo con una entrevista que le hizo hace un tiempo el periodista Gustavo Adolfo Infante, la vedette se dispuso a contar cómo fue aquel episodio que le cambió la vida. En esos momentos ella aún era muy joven y trabajaba en Acapulco, su ciudad de origen. Fue una señora que la abordó e intentó convencerla de meterse algo en el rostro:

“Según ella me iba a ver muy guapa si me ponía un poquito aquí, un poquito allá, y como una es ignorante...”, fueron las palabras exactas que dijo Lyn May al recordar el momento. Según lo que recuerda, esa mujer trataba de convencerla reiterando que una vez que terminara con el procedimiento, se parecería muchísimo a la gran actriz de la Época de Oro, María Félix.

May, ansiosa por conseguirlo no lo dudó. No obstante, una vez que pasó por dicha cirugía, no pasó mucho tiempo a que comenzara a notarse que había problemas. Así fue que se enteró luego que le habían inyectado en la cara aceite de cocina y no colágeno como creía:

“Me inyectaron aceite, te digo”, explicó. “Me inyectaron aceite de comer, aceite de guisar, ¡de bebé! Te dicen que es colágeno, ¡pero no es colágeno!” dijo y confesó que fue lo que le dejó inmediatamente la piel inflamada y hasta deformada.

Tiempo después, a pesar de que hizo muchos intentos para poder revertirlo, por el contrario su rostro fue aumentando su volumen. Sin dudas el sufrimiento de Lyn May por una de sus cirugías estéticas fue esta mala decisión por dejarse convencer y por el afán de mantener una eterna juventud.

Así recordó Lyn May aquel mal episodio de su vida y el sufrimiento que padeció los años posteriores. ¿Cómo crees que se vería hoy en día Lyn May sin cirugías estéticas?

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?