Jóvenes y pandemia: una nueva manera de relacionarse

Jóvenes y pandemia: una nueva manera de relacionarse

La pandemia del coronavirus produjo la digitalización de todas las esferas de la vida y la manera de conocer gente y relacionarse no se salvó del gran cambio que está haciendo el mundo. Veamos el ingenio de los jóvenes para seguir creando vínculos.

Nicolás Hornos

El trabajo, las escuelas, las universidades, los entrenamientos, el arte. Todas las esferas de la vida se trasladaron puertas adentro con la ayuda de una pantalla. La manera de conocer nuevas personas, relacionarse y crear nuevos vínculos también se vio alterada por la cuarentena.

Los jóvenes -y cada vez más adultos aggiornados- decidieron incursionar en alguna aplicación de citas para conocer gente. Sin embargo, los motivos por los que cada persona usa alguna de estas apps son diversos y variados.

Tinder es la aplicación de citas más descargada y a partir de 2020 obtuvo el mayor crecimiento desde su salida al mercado. Desde la empresa comentan que “La actividad de Tinder creció significativamente a lo largo de 2020 con un 11 % más de ‘swipes’ y un 42% más de coincidencias (match) por miembro”. Otras aplicaciones del estilo como Bumble, Happn o Badoo también tuvieron un crecimiento exponencial.

Los Centennials y la Generación Z, que están viviendo sus 20, son los que más adoptaron el uso de aplicaciones de citas para relacionarse. Aunque habría que cambiarle esa etiqueta porque no siempre se usan para citas.

Cirilo tiene 23 años, es estudiante de marketing en la UCES y cuenta que comenzó a usar Tinder en 2020 como una necesidad de seguir relacionándose de la manera que pueda y conocer nuevas personas: “Los primeros meses de cuarentena chateaba con los matches y quedaban todos ahí, solo era un intercambio de mensajes. Después, llegando a fin de año cuando todo se iba relajando me vi con un par con las que pegué buena onda”. Sin embargo, nunca imaginó a dónde podía llegar con Tinder. Actualmente, Cirilo se encuentra en una relación con Nicole, una estudiante de medicina de su misma edad que conoció en la aplicación. “Nunca imaginé que me iba a enamorar de una persona que conocí por Tinder”, dice Cirilo mientras mira a Nicole y se ríen los dos en complicidad. “Siempre hubo como un tabú sobre Tinder, era vergonzoso usarlo, pero en la cuarentena mis amigas y yo empezamos a usarlo y hoy estoy feliz de estar con Cirilo”, comenta Nicole.

No obstante, no todos los usuarios buscan citas y, quien sabe, encontrar el amor. Felipe tiene casa en Pinamar y recibió el 2021 con amigos allí. “Esa semana que estuvimos en Pinamar no había nadie en el centro después de las 12, los bares cerraban y los boliches estaban cerrados. Entonces usábamos Tinder para hacer algo a la noche”, comenta Felipe que rompía las restricciones nocturnas. “En Tinder encontrabas perfiles de grupos de amigas, no solo el perfil de una persona. Encontrabas grupos de 3,5,7 amigas y algunas dejaban el usuario de Instagram por si no matcheabas. Les hablabas por ahí o Tinder para ver si querían hacer algo a la noche con nosotros y nos juntábamos todos en una casa”. Comenta Felipe que volvió a juntarse con un grupo de amigas que conoció en la costa, ahora en Capital. Esta modalidad de crear perfiles de Tinder del grupo de amigos o amigas ahora es muy popular para hacer un plan a la noche. En vez de hacer un perfil individual para conseguir una cita, muchos jóvenes se vuelcan a crear perfiles del grupo de amigos para hacer una "previa" a la noche.

Los Centennials y la Generación Z son los que más adoptaron el uso de aplicaciones de citas

Sin embargo, estas aplicaciones no fueron el único medio de relacionarse para los jóvenes. Aplicaciones como Zoom, Meet o Jitsi que adaptaron el trabajo y la educación escolar y universitaria a la virtualidad, también son un medio de encuentro para los jóvenes para generar nuevas relaciones.

Jerónimo es estudiante de Derecho en la Universidad de Buenos Aires y cuenta que luego de una clase de Derecho Civil le habló una compañera de cursada que él no conocía. Jerónimo recibió unos mensajes por el chat de Instagram después de esa clase:

 “Perdón que te joda” lee en el primer mensaje. “Capaz esto te parezca invasivo, a mí me da vergüenza también”, recibe abajo. “Te vi en la clase de Derecho Civil y me pareciste re lindo. Te busqué en Instagram para invitarte a salir.” 

Jerónimo quedó sorprendido porque nunca lo habían invitado a él a salir y desorientado tras llamar la atención a través de la cámara de la computadora. Él la 'stalkeó' y también le pareció linda. Tras unos días chateando, se juntaron un sábado en un bar a tomar algo y hoy siguen charlando ocasionalmente. 

Mientras que la manera de relacionarse y la concepción de amor que tienen algunos jóvenes ya era incomprendida por las generaciones más adultas, quienes critican que los jóvenes perdieron romanticismo, hoy puede ser más difícil de comprender con la digitalización de la vida. Pero vemos que los hombres ya no son necesariamente los primeros en “encarar” a la hora de conocer a alguien, como fue tradicionalmente. El amor está viviendo su fase más futurista.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?