Una historia de amor, reencuentro y solidaridad: el retrato del Cholo Simeone que ayuda a combatir la desnutrición infantil

Una historia de amor, reencuentro y solidaridad: el retrato del Cholo Simeone que ayuda a combatir la desnutrición infantil

Cuando proyectamos nuestra energía en la ayuda a otros nos puede sorprender lo chico y solidario que es el mundo. El criptoartista Lukas Nicolino retrata famosos y dona todas las ganancias de sus obras a causas benéficas. ¿Su próximo objetivo? Manu Ginóbili para ayudar en una causa en Bahía Blanca.

Nicolás Hornos

Existe una loca e interesante teoría llamada “seis grados de separación”. Esta teoría al principio se consideraba indemostrable, pero todo cambia en la era de internet y el cada vez más alcance que tiene el primer criptoartista solidario, Lukas Nicolino, en redes. “Que me sigan en Instagram me ayuda mucho más que el dinero”, dice el artista.

La teoría de los seis grados de separación afirma que es posible contactar con cualquier persona del mundo usando un máximo de cinco intermediarios, el sexto es el destinatario. De esta manera, podríamos contactarnos con Lady Gaga o hasta un habitante de un pueblo en China. Un concepto que demuestra que el mundo es mucho más pequeño de lo que creemos y tal vez Lukas lo esté demostrando.

Amor adolescente, reencuentro y solidaridad

En el relato anterior de “Seis grados de separación”, Lukas Nicolino nos cuenta cómo el retrato que le hizo al Duki ayudó a pagar las dos operaciones de vista que necesitaba Iván, un chico que estaba por quedarse ciego.

Luego de un tiempo, Lukas estaba muy preocupado porque no llegaba a juntar los fondos para otra obra solidaria y no tenía qué celebridad retratar. “Justo estaba pintando al Poroto Cubero y veo en el celular una noticia del Cholo Simeone. Ahí me acordé que mi primer beso había sido con Carla Simeone, la hermana de él. Esto fue en el viaje de egresados de 7mo grado, imaginate, habían pasado 17 años pero dije: por algo se me presentó, la tengo que contactar”.

En una búsqueda desesperada para poder seguir con su trabajo solidario, el primer criptoartista solidario comenzó a buscar a su primer beso por todos lados pero se le presentó una dificultad: la mujer del Cholo Simeone también se llama Carla. “Por donde la buscaba me salía Carla Simeone como la mujer pero no la hermana. Estuve un par de días buscando hasta que doy con el Instagram de Carla, la hermana del Cholo. Le escribo y le digo: no sé si te acordarás de mí, soy Lukas, nos conocimos en el viaje de egresados de 7mo”, cuenta el embajador de Dar es dar sobre los mensajes que le envió por Instagram.

Lukas le siguió comentando a lo que se dedicaba ahora y para su grata sorpresa le respondió enseguida, lo cual le dio mucha felicidad. Sin embargo, al principio ella no le creía que fuera esa la historia. Entonces, Carla le pidió pruebas. “Le empecé a decir los nombres de sus amigas y contarle cosas que habían pasado y me dijo: bueno a ver, mandame una foto”. 

En ese instante y ante el pedido de pruebas de la hermana del Cholo Simeone, Lukas llamó a su mamá y le pidió que busque entre las fotos de su viaje de egresados de 7mo grado que había una foto que estaba junto a Carla y sus amigos que se habían hecho ahí, los del colegio de Lukas con los del colegio de Carla Simeone

“Le mandé la foto y ahí se acordó de mí y de nuestro primer beso, había sido algo muy lindo. Fue un reencuentro después de 17 años, le conté lo que estaba haciendo, le conté que quería retratar a su hermano con el fin de ayudar a Iván en ese momento. Ella me dijo que le encantaba lo que hacía, que le iba a hacer llegar este mensaje a su hermano y que me iba a avisar. Yo tenía pensado hacer la obra si salía, mandársela a Europa para que la firme y que vuelva para subastarla o rifarla con fines benéficos”, relata alegremente el fundador del primer colectivo de criptoartistas solidarios. 

Para la sorpresa de Lukas, lo llama Carla un lunes y le dice que habló con su hermano, al Cholo le encantó la idea y Lukas le responde que iba a comenzar el trabajo esa misma semana. No obstante, Carla le advirtió que lo comience de inmediato porque ese jueves iba a estar el actual DT del Atlético Madrid en Argentina, para visitar a su mamá. “Viste esas sincronicidades de la vida”, comenta sorprendido el artista solidario. “En ese momento me puse a retratarlo y ese jueves fui y se lo entregué. Firmó la obra y una camiseta también”. Actualmente la obra del Cholo Simeone está tokenizada y todavía se viene juntando fondos con el retrato del ex futbolista que están siendo destinados para la ONG Dar es dar, de la cual Lukas es embajador y se encargan de combatir la desnutrición infantil y la pobreza en Argentina.

Diego Simeone y su retrato.

"Fue una historia hermosa y a raíz de eso, quedamos en una relación hermosa con Carlita, nos reencontramos y seguimos en contacto muy seguido y me ayudó en un montón de cosas vinculadas a lo solidario. Ella está muy metida también en lo que es dejar algo. Es una gran persona, alguien que quiero y aprecio mucho, así que feliz y agradecido a la vida de haberme vuelto a reencontrarme con ella después de tanto tiempo y estar haciendo cosas juntos”, comenta Lukas Nicolino sobre la hermana de Diego Simeone.

Mientras Lukas Nicolino sigue haciendo arte para ayudar a hacer más llevadera la vida a quien lo necesite, hoy tiene en mente el objetivo de retratar a Manu Ginóbili para destinar los fondos para una causa en Bahía Blanca. Sin embargo, aún no tiene esa causa en la que podría destinar todo el dinero que se pueda recaudar de un retrato firmado por el mejor jugador de básquet que tuvo la Argentina. Quien conozca a alguien o un grupo de Bahía Blanca que necesite ayuda se puede contactar a news@mdzol.com contándonos su historia.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?