La terrible crisis de los opioides que está afrontando Estados Unidos

La terrible crisis de los opioides que está afrontando Estados Unidos

Hace unos días volvieron a circular unas imágenes impactantes sobre los adictos a los opioides, que parecen zombies, en las calles de Filadelfia ¿Quién es el responsable de esta epidemia de opioides?

Nicolás Hornos

La epidemia de los opioides en Estados Unidos comenzó en la década de los 90 y se sigue llevando miles de vidas cada año. Según el National Institute on Drug Abuse, mueren más de 90 estadounidenses cada día por sobredosis de opioides y según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU, "entre 1999 y 2019, casi 500.000 personas murieron a causa de una sobredosis relacionada con algún opioide, ya sea ilegal o recetado por un médico".

El abuso y la adicción a los opioides, incluidos los analgésicos recetados, la heroína y los opioides sintéticos como el fentanilo constituyen una crisis nacional grave que afecta tanto la salud pública como el bienestar económico de los norteamericanos.

¿Cómo comenzó esta crisis?

Hacia fines de los años 90 las compañías farmacéuticas le dijeron a la comunidad médica que los analgésicos opioides recetados no crearían adicción en los pacientes y cada vez más médicos comenzaron a recetar esta droga. Según la CDC el 75% de los consumidores de opioides aseguraron que su primer consumo fue por receta médica.

Tras la confianza de las farmacéuticas y la fe ciega de varios médicos en ellas, llevó a un alarmante uso y abuso de opioides antes de que se hiciera evidente que efectivamente, produce una gran dependencia.

¿Las farmacéuticas eran conscientes de lo que vendían?

El rol de los laboratorios es clave para explicar esta crisis que azota a Estados Unidos y que empeoró durante la pandemia del coronavirus. Las muertes por sobredosis de drogas se aceleraron, según los CDC, y aumentaron en un 38,4% desde junio de 2019 a mayo de 2020.

El documental “El crimen del siglo” estrenado en Netflix relata paso a paso cómo empezó esta crisis de los opioides y cómo se desarrolló hasta nuestros días. Este documental denuncia que no fue una epidemia que ocurrió de repente, sino que fue planeada desde el inicio.

Según el documental y expertos en salud pública, el lanzamiento al mercado de OxyContin, un opioide para el dolor, fue el principal culpable de la crisis. Purdue Pharma, el fabricante de ese fármaco, busca declararse en bancarrota y la familia Sackler, propietaria de la farmacéutica, enfrenta cientos de denuncias civiles por su papel en la epidemia.

Anna Lembke, psiquiatra estadounidense especializada en drogas, asegura que la crisis de los opioides desatada en Norteamérica es el crimen del siglo porque la industria farmacéutica hizo mensajes engañosos. Lo que llevó a que muchos médicos recetaran esta droga porque sólo llevaba a una “pseudoadicción” a pesar de manifestarse todos los síntomas de un adicto.

“La industria farmacéutica de los opioides fue muy inteligente. Promovían a individuos e instituciones que difundieran mensajes a favor de la industria”, comenta Anna Lembke en una entrevista con la BBC. “Otros mensajes que promovían eran que el dolor es la quinta señal vital, que ninguna dosis es muy alta, que los opioides son tratamientos efectivos para el dolor crónico, que el riesgo de adicción es muy bajo mientras un médico te prescriba el opioide para una condición de dolor legítima. Todo mentiras”, agrega la psiquiatra.

Las farmacéuticas difundían y promovían el uso de opioides. Financiaban a conferencistas, estudios, autores de estudios, sociedades médicas. “Cualquiera que no recetase opioides era "opiofóbico", tenía miedo irracional a los opioides. Cuando el miedo era completamente racional”, expresa Lembke.

Debido a esto, Purdue Pharma se declaró culpable de engaño por vender un opiáceo que fomentó una epidemia de adicciones. La farmacéutica llegó a un acuerdo civil por un valor de 8.300 millones de dólares con el Departamento de Estado de Estados Unidos, pero su bancarrota hace improbable el pago de indemnizaciones a las víctimas y la administración de Joe Biden aún no tiene claro cómo solucionar esta epidemia que llevó a miles de estadounidenses a la muerte y una vida indigna.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?