#QuinchoMdz: El backstage de la sorpresa Pichetto y el rol de Cornejo

Era necesario abrir el quincho para contar todo lo que circula alrededor del anuncio político del momento: el pase del presidente del principal bloque opositor al oficialismo, Pichetto, vice de Macri.

MDZ Política

House of cards. La ampliación de lo que hasta hoy se llamó Cambiemos, bregada por la UCR y sostenida como mandato por su última Convención Nacional en Parque Norte tenía como misión sumarle peronismo al oficialismo. La opción más fuerte, digna de House of Cards, era sumar al dirigente parangonado en las redes con el protagonista de aquella serie de Netflix, Frank Underwood. Se trata nada menos que del presidente del principal bloque de la oposición en el Senado, el rionegrino Miguel Angel Pichetto. Y lo consiguieron. Claro, si se sigue la línea de la serie, es éste quien termina destituyendo al presidente para quedarse con todo... pero esa es la ficción. Ya veremos qué depara la realidad.

El Dr. No y el chasco mediático. El mismo día en que un diario mendocino titulaba "Confirmado: le ofrecieron la vicepresidencia a Ernesto Sanz", el Dr. No del radicalismo reiteraba el monosílabo que más ha pronunciado en estos últimos meses ante MDZ y desmentía la especie que ya corría como reguero de pólvora por medios irresponsables que lo replicaron sin chequear en todo el país. "Vamos hacia algo interesante y amplio", advertía Sanz sin decir ni mú sobre Pichetto, aunque antes había filtrado que tenía que ser peronista para que la base de la propuesta electoral fuera realmente amplia.

Cornejo a Diputados. Una de las versiones más fuertes en Olivos que era contrarrestada por la resistencia de los "amarillos puros", era que "hay que liberarle el camino a Alfredo Cornejo para que llegue a la presidencia de la Cámara de Diputados de la Nación". Creen que con él, Pichetto, Schiaretti y algunos otros que podrían ir sumando gota a gota su apoyo ahora o después de la primera vuelta, se podría consolidar un equipo de gestión más dinámico y menos "ombliguista" que el actual. En este sentido, fuentes platenses y porteñas consultadas por MDZ fueron contundentes: "Ya le llamaron a Ritondo para que busque otra cosa y no la presidencia de la Cámara". Se la habían asegurado, pero están barajando y dando de nuevo.

Suena el teléfono. El lunes Alfredo Cornejo, con un triunfo de Rodolfo Suarez en una mano y el celular en la otra, llamó a Miguel Pichettopara cerrar los detales del pase. Repetimos la dimensión del asunto: Pichetto presidió al bloque Justicialista durante 18 años y se pasaría de la oposición al oficialismo. Guste o no su figura, frente al tablero  de ajedrez se realizaba una jugada importante.

Gorilas en la niebla. Se esperaba una reacción "gorila" del antiperonismo aglutinado en Cambiemos (y la hubo, por lo bajo). Sin embargo las más furibundas reacciones provinieron del espectro kirchnerista porque uno de los que creen propios abandonaba la casa paterna. De hecho, Elisa Carrió y Carlos Melconian manifestaron su apoyo y la esperanza, para la primera, de "más república" y para el segundo "de que se pueda avanzar con lo que hay que hacer". Pero si hubo un tranquilizante poderoso para el oficialismo fueron otras dos reacciones:

La de Fernando Iglesias, autor de "Es el peronismo, estúpido", que salñió a bancar:

Y la descomunal reacción del peronista papista Juan Grabois: "Tal para cual: fachos, garcas y arrastrados", tuiteó y generó adhesión en el núcleo duro de Cristina, pero preocupación en el de Alberto, porque querían limpiarse de expresiones ultrakirchneristas para, también ellos, ampliar su base electoral..

Peña y Durán Barba. El macrismo de paladar negro, el amarillo puro, trastabilló y dejó filtrar a los medios porteños, tan afines, que habían "cagado" a los radicales y que se deberían arrastrar por un cargo. Movilero tras movilero, panelista tras panelista repitieron la orden. Pero al final quedó en claro que el puente abierto por Cornejo, Sanz y Morales era con el peronismo de Alternativa Federal que, según dice, ya empezó a transitarlo, con precaución.

Encuesta

Como viene la mano a esta hora, ¿qué espacio votarías?

El PP argento. Uno de los asesores de Mauricio Macri es el lingüista Alejandro Katz, quien últimamente venía advirtiendo errores en algunas formas de diseño de su política por parte del gobierno o, al menos, de su comunicación. Este miércoles habló con el periodista Ernesto Tenembaum en una radio porteña y formuló una analogía de la política argentina con la española, al definir la conformación de dos bloques, tal como lo viene diciendo la UCR: uno republicano y otro populista. Katz dijo "Se está viendo la conformación de un PP y un partido populista, pero estaría faltando una opción de centroizquierda. La Argentina no tiene un PSOE".

La predicción. "No me tiren con nada" había advertido en un programa de TV el analista Raúl Aragón el domingo pasado, cuando dijo que Miguel Pichetto podría ser el candidato a vice de Macri. Las pruebas:

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?