Carne más tierna y jugosa: descubre el sencillo truco secreto

Carne más tierna y jugosa: descubre el sencillo truco secreto

Si quieres conseguir que la carne se vuelva más tierna, para empezar ten en cuenta el “tipo” y el “orden” en que le añades la sal. Entérate de otros factores que también influyen.

Food Lovers

Básicamente, para los amantes de la carne no siempre resulta una tarea sencilla conseguir la “mejor”. De todas formas, aunque se crea que se compra buena mercadería y la procedencia es importante, también hay que saber cómo tratarla. La famosa carne jugosa, carne mechada y carne más tierna tiene un secreto que se esconde mucho más al fondo de su góndola en la carnicería.

Lograr que la carne sea más tierna y jugosa no solo tiene un secreto en saber el “tipo” sino también el “orden” en que se le añade la sal como otros aspectos más. Según expertos en el tema, la dureza de la carne depende muchas veces de la raza del vacuno y su herencia.

Pero también lo que determina que la carne sea más tierna es la edad del animal. Por ejemplo, la carne de ternera comúnmente es más blanda que la de cerdo o la de buey y todo dependerá de dónde proceda.

Principalmente, en lo que hay que fijarse es que la carne haya perdido la menor cantidad de agua posible durante la cocción. Para conseguir eso se deben evitar 3 cosas:

  • cortarla demasiado
  • que las temperaturas sean demasiado altas
  • y que los cocinados sean largos.

Carne más tierna y jugosa

Otros trucos secretos o caseros para conseguir que la carne sea más tierna y jugosa –según Miguel Ángel Lurueña, doctor en Ciencia y Tecnología de los Alimentos – se necesita tener un ingrediente en la cocina fundamental: leche suficiente para sumergirla. Gracias a su composición, explica que: "El calcio y el pH (en torno a 7) activan unas enzimas llamadas calpaínas que 'rompen' las proteínas".

Este fenómeno reblandece a la carne y por consecuencia la hace más tierna. Ahora bien, el experto también recomienda que siempre es aconsejable ni bien se compra la carne, guardarla en la heladera para que no invaden los microorganismos.

Se tiene que tener claro también la cuestión de la temperatura. Por ejemplo un trozo de un kilo y medio estará bien cocinado en 45 minutos a 200º en el horno, pero también quedará en su punto perfecto si se cocina 2 horas y media a 120º C. Con la primera opción quedará más sonrosada en su interior y mucho más jugosa.

Otro truco esencial es la cocción lenta. Así es como muchas veces se consigue una carne más tierna, sin someterla a temperaturas que quemen toda su superficie.

Como se puede notar, son muchos los trucos, las técnicas y los recursos que se pueden tener en cuenta para que la carne sea más tierna, jugosa y sabrosa.

Sin duda la mejor recomendación es comprar buena carne, asarla lentamente y luego disfrutarla.

Entérate de todos los secretos de la alta cocina para conseguir la mejor carne asada.

Este contenido se publica solo con fines informativos y no puede sustituir la labor de un profesional. Te recomendamos que consultes con tu médico y/o nutricionista de confianza.

Para dudas, sugerencias de nuevos temas de cocina y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?