Ashton Kutcher: qué trabajos hizo para ganar dinero y por qué quiso suicidarse de joven

Ashton Kutcher: qué trabajos hizo para ganar dinero y por qué quiso suicidarse de joven

El reconocido galán de películas y series vivió una adolescencia compleja en donde tuvo que luchar contra las adversidades para poder posicionarse como la estrella que es en la actualidad.

MDZ Espectáculos

MDZ Espectáculos

Detrás de cada estrella, ya sea del cine, del mundo de la moda o del deporte, entre otros rubros, existe una fuerte historia de vida que logró posicionar a los personajes más destacados a nivel internacional en el espacio que ocupan en la actualidad.

Adolescencias complejas, carencias en su niñez, batallas con adicciones e incluso varios rechazos de grandes empresas, hicieron que estos famosos buscaran llegar aún más alto y, con el paso del tiempo y mucho trabajo, se pudieran colocar como las máximas figuras aclamadas por el público.

Una de estas historias es la de Ashton Kutcher, que a pesar de haberse transformado en un galán de la pantalla grande y chica y de haber obtenido increíbles papeles en los diversos proyectos audiovisuales, vivió unos cuantos años de adversidades cuando era apenas un joven y luchaba por sobrevivir.

Cabe mencionar que Ashton comenzó con 19 años a dar sus primeros pasos en el ambiente del modelaje, y pocos meses después, casi por casualidad, incursionó en la actuación tras haber sido invitado a una audición para That ‘70s Show, una ficción de gran popularidad.

Desde ahí, prácticamente su carrera es historia contada. Comenzó a tener gran reconocimiento no solo por su talento, sino por su apariencia física y por como los espectadores lo aclamaban, y dejó el complicado ambiente de las pasarelas para focalizarse de lleno en los guiones y las escenas.

Pero desde sus inicios, Kutcher tuvo que lucharla desde abajo, ya que -dicho por sus propias palabras- durante su período escolar vivió malos momentos debido a que sus padres no tenían un buen pasar económico y se desempeñaban como granjeros hasta que pudieron conseguir trabajos dentro de grandes oficinas.

Y a pesar de sus papás eligieron darle la mejor educación posible para que pudiera elegir una carrera en su futuro y no tener que pasar hambre, sufrió bullying por parte de sus compañeros por no tener una cuenta bancaria abultada ni ropa o una casa similar a la del resto de los estudiantes.

Para poder ganarse su propio dinero y tener una independencia económica, se cambió a un colegio nocturno, pero fue allí donde lo descubrieron intentando robar y lo condenaron a tres años de libertad condicional y 180 horas de servicio comunitario.

Al concluir el secundaria, se inscribió en la universidad para comenzar la carrera de ingeniería bioquímica -aunque fue expulsado por constantes ruidos molestos durante las noches y por no rendir las materias-, pero eligió este camino con el fin de ayudar a su hermano gemelo Michael, que estaba atravesando un difícil momento de salud, el cual cargaba desde su gestación.

Y es que su hermano tuvo complicaciones antes de nacer, y al poco tiempo de haber sido dado a luz tuvo que ser operado del corazón, aunque meses después sufrió una parálisis cerebral. Esa situación obligó a los papás de Ashton a centrar toda su atención en Michael, hecho que molestó profundamente al actor y le ocasionó uno de los peores momentos de su vida.

En una entrevista con el medio Today, Kutcher confesó: “No la pasé bien en esa época, después de que mi hermano se enfermó, cada vez que llegaba a mi casa recibía una mala noticia. Siempre había una complicación nueva. Me mantenía ocupado para permitirme no escuchar todo eso”.

Fue por eso que, a los 13 años de edad, cuando la salud de su gemelo estaba en una etapa complicada y a su vez sus padres decidieron separarse, el reconocido artista se quiso arrojar de un balcón para concluir con su vida, pero fue visto en el momento justo por su papá que logró agarrarlo antes de que saltara.

Pero aquella decisión no fue únicamente para evitar un mal momento, sino porque horas antes había conocido la noticia de que Michael necesitaba un trasplante de corazón en menos de 48 horas, ya que solo estaba viviendo gracias a un respirador mecánico, y él quiso donárselo de manera voluntaria acabando con su vida.

De todas maneras, poco después, Michael recibió un corazón de una mujer que había fallecido y era donante de órganos, por lo que actualmente se muestran muy unidos y felices de poder compartir sus caminos el uno con el otro.

No obstante, retomando a sus estudios universitarios, Ashton no solo admitió “que le gustaban las fiestas” y que no se presentó a dar los exámentes que le correspondían, sino que se animó a relatar que para juntar el dinero para sus estudios realizó trabajos no convencionales.

Prestando su laboral en sanatorios, el actor se acercaba para que le pagaran por donar sangre, además de que se desempeñó como jardinero, limpiaba pisos y hacía trabajos de carpintería. Sin embargo, poco después, enmendó su camino laboral y comenzó a ejercitarse en el mundo de la modelaje y la actuación, en donde mostró todo su talento y su pasión.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?