El "Pollo", un fanático de la "piel" del fútbol

Fernando "Pollo" Martínez atesora una colección de más de 500 camisetas de clubes y selecciones de todo el mundo, con Boca marcando una fuerte presencia. Conocidas, únicas o raras, estas casacas cuentan historias de una pasión que no tiene límites.

Avatar del Nicolás Munilla

Nicolás Munilla

Fernando 'Pollo' Martinez posa con tres camisetas de su colección: de las selecciones de bangladesh (a la izquierda) y moldavia (a la derecha) y del club sudafricano Kaizer Chiefs (al medio)

Pachy Reynoso/MDZ

La pasión por el fútbol está en las venas y, como un fuego emocional, surge explosivamente al alentar un equipo incluso en las malas o al sufrir ante un partido definitorio. Aunque también encuentra otras expresiones, tan fascinantes como las anteriores, donde los favoritismos trascienden barreras y tornan en verdaderas maravillas dignas de orgullo.

En ese sentido, Fernando ‘Pollo’ Martínez demuestra su amor futbolero por la ‘piel’ del equipo. O mejor dicho, las ‘pieles’ de los equipos, porque la ‘piel’ es sinónimo, en la jerga tribunera, de la camiseta que usan los jugadores en los partidos, el símbolo que representa al club.

Su colección está conformada por 505 camisetas de equipos de todo el mundo y todas las épocas, desde clubes de la Liga Mendocina hasta las selecciones habitués de la Copa del Mundo. Allí destaca el grupo de 67 remeras de Boca atesoradas con esmerado recelo, ya que el ‘Pollo’ es fanático del conjunto xeneize. Eso no significa que descuide a las demás, sino todo lo contrario, aunque hay una clara excepción: “Me gustan todas las camisetas de cualquier equipo, sin distinción. Menos las de River, por supuesto, que tengo solo una y porque me la regalaron”, asegura en diálogo con MDZ.

Colgadas sobre percheros, las camisetas están embolsadas y registradas en una lista. si la casaca es de selección, el país correspondiente está marcado en un mapamundi.

Todo comenzó con la primera camiseta que recibió en forma de obsequio, a los 12 años: “Mi hermana me trajo de Brasil una casaca del Grêmio de Porto Alegre y, ese mismo año, mis papás me regalaron otra a la vuelta de sus vacaciones. Cada vez que alguien de mi familia viajaba y me preguntaba qué quería, siempre pedía una camiseta. También aprovechaba que en agosto para mi cumpleaños y el Día del Niño, donde recibía dos”. Con el tiempo, y gracias a su trabajo como fotógrafo en medios de comunicación, el ‘Pollo’ se vinculó con futbolistas y periodistas que les facilitan las remeras, además de las que obtiene por parte de familiares y amigos y, claro está, las que adquiere por su cuenta.

Dentro de ese tesoro hay algunas camisetas especiales, como una de Boca autografiada por Carlos Tevez, Agustín Orión y el ‘Cata Díaz’ que en principio era un regalo para su padre. Otra de sus preferidas es la que el equipo xeneize lució en la polémica final de la Copa Libertadores 2018. Y las dos que el Club América de México usó a fines del 2014 en homenaje al comediante Chespirito: “Son de las que más quiero porque me costó muchísimo conseguirlas y, además, le gustan a todo el mundo”, resalta.

Como ocurre con la mayoría de los coleccionistas, Martínez dirige ahora sus máximos esfuerzos en conseguir camisetas poco usuales y difíciles de encontrar por estos lares: “Me puse quisquilloso y ahora quiero las raras”. Ya posee las de selecciones como Bangladesh, Moldavia y Siria, todas traídas del exterior, y algunas de edición limitada, incluyendo la que el Corinthians de Brasil sacó el año pasado por el aniversario del corredor de Fórmula 1 Ayrton Senna.

Así mismo, Fernando se embarcó en la búsqueda de casacas emblemáticas que faltan en su colección, como la usada por el ‘Mono’ Navarro Montoya en Boca y que luce una caricatura suya manejando un camión. De hecho, su fanatismo por el club porteño lo impulsa su objetivo de reunir todas las camisetas del equipo, tanto las titulares como las suplentes y de segunda alternativa, abarcando un amplio espectro desde las reediciones de la época amateur hasta las últimas que usó en la Superliga.

El orden es primordial, por lo que la colección está dividida en grupos: los equipos argentinos y la selección nacional, por un lado; y las selecciones y equipos internacionales, por otro. boca tiene su sección separada.

Junto a las camisetas, por otro lado, Fernando posee una reedición de pelotas que pertenecieron a los Mundiales de fútbol que se jugaron entre 1970 y 2018, además de una réplica en miniatura de la Copa Libertadores con las placas de los torneos ganados por Boca.

Más allá de las dificultades logísticas y económicas, dado que muchas remeras son importadas y sus precios se basan en la cotización del dólar, el ‘Pollo’ no baja los brazos ni va a permitir que le corten las piernas: “Sé que es una locura, pero una locura que espero que no tenga fin”.

el 'Pollo' Martinez orgulloso de su colección de camisetas.
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?