Cómo la Ley de Economía Circular puede beneficiar a los argentinos

Cómo la Ley de Economía Circular puede beneficiar a los argentinos

Adoptar una economía circular es fundamental en el escenario de cambio climático que estamos atravesando y podría beneficiarnos en varios aspectos de nuestra vida. En diálogo con MDZ, Hernán Reyes, Legislador de Vamos Juntos, nos cuenta en qué consiste el Proyecto de Economía Circular.

Nicolás Hornos

El cambio climático está impactando en todas las partes del mundo y gran parte del aumento de la temperatura de la Tierra podríamos atribuirlo al modo de producción que adoptamos hace siglos, es decir, una economía lineal. El modelo económico actual consiste en la producción, el consumo y el descarte.

En la etapa de producción se extraen los recursos naturales y en la etapa de descarte se contamina, lo que termina por empeorar aún más la situación de cambio climático. Esto afecta directamente en nuestra calidad de vida, sin embargo, una economía circular podría beneficiar a la economía, el medioambiente y mejorar la calidad de vida. Es un paradigma económico que ya comenzaron a adoptar en Europa. Veamos en qué consiste la ley de economía circular presentada por el legislador de Vamos Juntos, Hernán Reyes, junto a su bloque, para combatir el cambio climático.

-¿Qué es la economía circular?

-La economía circular supone reemplazar un sistema económico donde producimos, usamos y desechamos, por un sistema en el que el valor de los recursos, materiales y productos se mantengan dentro de la economía durante el mayor tiempo posible. Esto permite hacer un uso más eficiente de recursos que son limitados, reducir de este modo el impacto ambiental de su uso, y limitar la cantidad de residuos que generamos. La idea es que lo que hoy entendemos por residuo pase a ser un insumo para la producción. 

Ahora, esto no sólo tiene importantísimos beneficios en materia ambiental (en un contexto en el que el cambio climático nos exige medidas urgentes) sino que es también una oportunidad para las empresas. Hoy la sociedad y los consumidores eligen productos y servicios que contemplen las 3 aristas del desarrollo sostenible: económica, social y ambiental. La economía circular permitirá a las empresas reconvertirse para llegar a un nuevo mercado, y acceder a financiamiento local e internacional para proyectos sostenibles.

Además, la economía circular es una gran oportunidad para la generación de nuevas empresas, y para la formalización de los recuperadores urbanos, un sector muy golpeado por la crisis argentina, y que aportan un servicio fundamental para la sociedad.

-¿Cuándo se presentó el proyecto de economía circular en la Legislatura?

-El proyecto de economía circular se presentó en la Legislatura a fines de 2020, después de un intercambio con gente formada en la materia. Sin embargo, después de su presentación comenzaron rondas de trabajo con distintos actores: Gobierno, sector productivo y organizaciones de la sociedad civil. Venimos trabajando junto a los distintos sectores para fortalecer el proyecto de cara a su tratamiento en las comisiones de la Legislatura.

Hernán Reyes, legislador de Vamos Juntos en la Ciudad de Buenos Aires.

-¿En qué instancia se encuentra?

-El proyecto se encuentra para ser tratado en las distintas comisiones de la Legislatura, como lo son desarrollo económico, ambiente y presupuesto. Seguramente en las próximas semanas comiencen las reuniones de comisión, que van a contar con representantes de los distintos sectores (Poder Ejecutivo, organizaciones ambientales, empresas, recuperadores urbanos) para plasmar la visión de una ley con una visión macro, trabajada interdisciplinariamente. 

-¿Qué propone el proyecto? ¿Cuál es su objetivo?

-La Ley de Economía Circular busca promover la inclusión de los principios de la economía circular al diseño e implementación de políticas públicas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a través de una Estrategia de Economía Circular transversal a todas las áreas de Gobierno y coordinada con los distintos actores de la sociedad civil, en cumplimiento con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la agenda de Carbono Neutral 2050.

Esto es importante en tanto que la política ambiental no puede reducirse a un Ministerio, sino que debe ser una variable a contemplar en todas las políticas de un Gobierno. Y para que esas políticas sean exitosas, hay que coordinarlas con el sector productivo y la sociedad civil. Para nosotros la cooperación público-privada es fundamental. No queremos poner nuevas trabas a quienes generan valor y dan trabajo, sino que queremos pensar en conjunto medidas que nos beneficien a todos.

Para eso, la ley prevé la creación de un Gabinete de Economía Circular y de mesas de trabajo interdisciplinarias. A su vez, la ley contempla la implementación de herramientas e incentivos para lograr sus objetivos: métricas de medición e información pública, campañas de concientización, sistemas de certificación de eficiencia, incentivos económicos y articulación con la banca pública, fondos y organismos internacionales.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?