"Islas Basura", el país que no debería existir

"Islas Basura", el país que no debería existir

Ambientalistas han propuesto ante las Naciones Unidas que la inmensa mancha de basura del Océano Pacífico sea considerada un país para que las naciones se hagan cargo de la problemática.

Nicolás Hornos

Cada vez es más evidente que, como sociedad, será necesaria la modificación de los sistemas de producción además de modificar nuestros hábitos con respecto al consumo de plástico. En 1997 el investigador marino Charles Moore declaró su sorpresa al descubrir un inmenso basural flotante mientras regresaba de Hawaii a California en su barco. “Me enfrenté con el abuso del plástico. Hasta donde llegaba mi visión, lo que había era plástico”, escribió Moore para la revista Natural History.

Isla de basura del Pacífico.
Foto: Greenpeace

Desde entonces, organizaciones y grupos de ambientalistas se han preocupado por el daño que esta mancha de basura flotante puede causar al medioambiente y la calidad de vida del ser humano y han estado buscando diversas soluciones al problema.

Sin embargo, la lucha contra esta problemática se hace cada vez más complicada debido a su constante aumento por nuestros hábitos de producción y consumo. Según un extenso estudio publicado por la revista Scientific Reports, la mancha de basura del Pacífico mide aproximadamente 1,6 millones de kilómetros cuadrados: es decir que su superficie es mayor a la de Francia o España.

Un análisis de la isla arrojó información sorprendente: más del 50% de esos plásticos provienen de redes y otros equipos de pesca industrial. Los oceanógrafos involucrados en el estudio, liderados por Laurent Lebreton, manifestaron su indignación. El Lebreton, autor principal de la investigación, expresó: “Al principio, creíamos que el equipo de pesca estaría dentro del abanico del 20%. Esa es la cifra aceptada a nivel global, el 20% procedente de la pesca y el 80% de tierra”. 

Redes de pesca retiradas del océano.

 

Según Greenpeace, se encuentran al menos 79.000 toneladas de plástico flotando en su superficie y alerta que debido a su crecimiento exponencial debe ser una problemática para ser abordada de inmediato. En la última década se han consumido más plásticos que toda la historia de la humanidad, comentan desde la organización.

Barbijo desechado en el mar.
Foto: The Ocean Cleanup.

 

Además, los equipos de pesca que quedan a la deriva en el mar atrapan a ballenas, focas y tortugas y se estima que los plásticos hieren o asfixian a 100.000 animales marinos por año.

Soluciones a la gran mancha del Pacífico

Un grupo de publicistas creativos de LAD Bible Group junto a la ONG  Oceans Foundation, juntaron firmas y pidieron ante las Naciones Unidas el reconocimiento como país a lo que llamaron la Nación de las Islas Basura. Si bien no obtuvo el reconocimiento, la maniobra publicitaria fue un éxito rotundo para visibilizar ante más gente el problema que se encuentra en nuestros océanos, hasta convencieron al expresidente de los Estados Unidos, Al Gore, para que sea el primer “ciudadano”, quien se muestra preocupado por la crisis climática del planeta. También diseñaron su propio pasaporte y su moneda, llamada escombros.

Pero quienes se encuentran más involucrados en los problemas medioambientales que estamos sufriendo, son los jóvenes. Así es el caso de Boyan Slat, un emprendedor holandés que a sus 16 años fundó The Ocean Cleanup, una organización sin fines de lucro que se propone limpiar los océanos. Actualmente, se encuentra trabajando en un sistema para retirar la mayor parte de redes de pesca abandonadas.

Sin embargo, aunque el plan de Boyan Slat sea muy eficaz para limpiar los océanos, el problema se seguirá repitiendo si no vamos a la raíz del mismo. Y esta se encuentra en el sistema de producción y nuestros hábitos de consumo. Para acabar con este tipo de contaminación en nuestro ecosistema tendremos que hacer un esfuerzo en reducir la producción y el consumo de plásticos

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?