El segundo juicio por jurado empieza hoy en San Rafael

El segundo juicio por jurado empieza hoy en San Rafael

Hoy comenzará el juicio a Damián Ortega por el femicidio de su ex pareja Florencia Peralta, ocurrido en septiembre del 2016. Ya se eligieron a los doce integrantes del jurado encargado de dictaminar la culpabilidad o no del acusado.

Luego del enjuiciamiento y sentencia a Sebastián Petean Pocovi, hoy comienza el segundo juicio por jurado popular en la provincia, que en esta oportunidad se dará en San Rafael.

Desde este martes hasta el viernes 10 de mayo se desarrollará el juicio por el femicidio de Florencia Peralta, ocurrido en septiembre del 2016. Un jurado integrado por doce ciudadanos deberá dictaminar la culpabilidad o no del único imputado y ex pareja de la víctima, Damián Ortega.

En realidad, el proceso judicial comenzó el viernes pasado, cuando se seleccionaron a los jurados mediante una audiencia a puertas cerradas. Allí el tribunal presidido por el juez Jorge Yapur; los fiscales Pablo Peñasco y Mauricio Romano; los defensores de Ortega, Mariela Herrera y Waldo Torres; y el representante de la familia Peralta, Alejandro Cazabán, trabajaron en la selección de entre 96 ciudadanos de San Rafael, General Alvear y Malargüe.

Como ocurrió en el juicio a Petean Pocovi, el jurado está integrado por seis hombres y seis mujeres cuyas edades y profesiones se conocerán en la primera jornada, quienes deberán seguir con atención cada la audiencia, incluyendo las exposiciones de las partes y las declaraciones de testigos. Finalmente, en el último día, escucharán los alegatos finales y debatirán para emitir una sentencia, explicó el medio local Diario San Rafael.

Ortega llega al debate en libertad, luego de vencerse el plazo de la prisión preventiva, la que lo mantuvo bajo arresto durante 2 años y 6 meses. El sujeto está acusado del delito “homicidio agravado por el vínculo y por violencia de género”, que contempla una condena de prisión perpetua, en caso de ser encontrado culpable.

El caso

El 13 de septiembre de 2016, antes de la medianoche, Florencia Peralta apareció asesinada en su casa de calle Barcala al 1400. Quien llamó al 911 para reportar el hallazgo del cuerpo fue el propio Ortega, que minutos después, por inconsistencias en su declaración y marcas en sus manos, quedó detenido.

Para lograr su detención, los investigadores determinaron que Florencia había sido estrangulada con un cable. Además en la casa faltaba el celular de la víctima y una computadora, y el pestillo del seguro de la puerta había sido violentado, lo que hizo deducir a los investigadores que el autor del crimen de Florencia había intentado montar una escena de robo que no había sido tal.

La historia que sobrevino después ya es conocida: Barry Gassimou quedó implicado en la causa por haber encontrado el celular que era de Florencia. Su historia dio vuelta al país, pues con el correr del tiempo, la Justicia le dio la razón y tras pasar 19 meses preso, sospechado de encubrimiento y hasta del propio crimen, quedó sobreseído.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?