justicia

Comenzó el juicio por jurado por el crimen de Joel González

Un tribunal integrado por doce ciudadanos tendrá el deber de dictar la culpabilidad o la inocencia de ?Luciano Miyicay, Jonathan Méndez, Laureano Miyicay, Denis Bustos y Franco Quispe, acusados de integrar el grupo que mató al adolescente hace dos años en el interior del barrio Soberanía Argentina, de Maipú. Ayer comenzaron los alegatos, con duros cruces entre la fiscalía y los abogados defensores

martes, 22 de octubre de 2019 · 09:47 hs

Con la exposición de los alegatos iniciales comenzó ayer el juicio por jurado contra cinco imputados por el crimen de Joel González, el joven de 17 años que murió asesinado hace casi dos años en Maipú.

Un tribunal integrado por doce ciudadanos tendrá el deber de dictar la culpabilidad o la inocencia de Luciano Miyicay Robledo, Jonathan Méndez Salinas, Laureano Miyicay Robledo, Denis Bustos Tobio y Franco Ariel Quispe Espinoza, acusados de integrar el grupo que mató a González la tarde del 17 de diciembre del 2017 en el interior del barrio Soberanía Argentina, ubicado en la denominada 'Triple Frontera' que comparten Maipú, Godoy Cruz y Luján de Cuyo.

El debate está presidido por el juez técnico Horacio Cadile, mientras que la representación del Ministerio Público Fiscal está a cargo de Claudia Ríos. También participa la abogada Claudia Vélez en calidad de representante querellante de Mónica Aguilera, madre de la víctima. La defensa de los imputados está a cargo de Luciano Ortego Hernández y Nicolás Camani (representantes de Quispe y Luciano Miyicay), Silvina González y Franco Fausti (defensores oficiales de Méndez), Carlos Moyano y Darío Arbayi (representantes de Laureano Miyicay) y Martín Ríos y Matías Armallo (de Bustos).

Los hermanos Miyicay, Méndez y Bustos están acusados de 'amenazas agravadas por el uso de arma de fuego en concurso real con homicidio calificado por concurso premeditado de dos o más personas agravado por el uso de arma de fuego en calidad de coautores', mientras que Quispe es imputado por 'homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas agravado por uso de arma de fuego en calidad de coautores'. Salvo Bustos, que recuperó la libertad en septiembre pasado, los imputados están con prisión preventiva.

La exposición de la fiscalía

Si bien en los alegatos iniciales ante el jurado, tanto la fiscalía como la querella y la defensa actuaron en sintonía con sus pedidos, hubo cruces entre las partes por el uso de los testigos y algunas chicanas sobre casos judiciales anteriores.

La primera exposición estuvo a cargo de Ríos, quien conminó a los miembros del tribunal popular "la responsabilidad de administrar justicia" y señaló que "al unir las pruebas con todo lo que escuchen y vean, se darán cuenta que los imputados son culpables".

A continuación hizo un resumen de lo acontecido en la jornada del crimen de González. Según la fiscal de Homicidios, todo comenzó cuando dos jóvenes identificados como Diego Peña y Gerardo Sosa estaban en una vereda cuando fueron abordados por los imputados, quienes se dirigieron al primero amenazándolo con armas y señalándolo como "amigo del Guey", en alusión a Carlos Alberto González, que por entonces estaba acusado de asesinar en la madrugada de ese mismo día a Vicente Miyicay (31), hermano de Laureano y Luciano Miyicay. Posteriormente, el grupo se dirigió hacia la vivienda de los González, donde se encontraron con Joel al que, después de amenazarlo y golpearlo, le dispararon por la espalda cuando el adolescente trataba de escapar. Ríos señaló que Peña fue quien vio toda la escena y aportó la mayoría de los datos.

Adelantándose a los alegatos de la contraparte, Ríos indicó que "los defensores van a decir seguramente que los acusados no estuvieron en ese lugar y que los testigos mienten, pero yo solamente les pido que escuchen atentamente cada testimonio".

Para la fiscal, "hubo un acuerdo previo" entre los imputados, y si bien "existió un autor material que ejecutó el disparo, que es Luciano Miyicay, todos acordaron previamente lo que iban a llevar a cabo para hacer justicia por mano propia". 

A continuación fue el turno de Vélez, quien aseguró ante el jurado que "los hermanos Miyicay, junto a los otros tres acusados, salieron a buscar venganza y tomar revancha".

"Joel era un chico de 17 años que jugaba al fútbol en la Fundación Godoy Cruz y no tenía nada que ver con estas personas, como tampoco tuvo que ver su hermano con el homicidio de Vicente Miyicay tal como se comprobó", indicó la letrada en referencia al sobreseimiento del hermano de la víctima en esa causa, la cual incluso tuvo la directa intervención de Ríos.

"Estoy segura que cuando ustedes presencien todas las audiencias, conozcan las evidencias y escuchen a los testigos, van a coincidir con nosotras y van a llegar a un solo veredicto: que los cinco acusados son los responsables del asesinato de Joel", aseguró la abogada ante los doce ciudadanos del jurado.

El contraataque de la defensa

Para los alegatos de la defensa, el encargado de la apertura fue Ortego, quien en sus palabras iniciales al jurado apuntó contra Ríos al cuestionar su desempeño como fiscal en la causa por el crimen de Emir Cuattoni: "Entiendo que hoy ustedes están en una posibilidad única de participar e interiorizarse por el accionar de la justicia, muchas veces equivocado, como ocurrió con Gustavo Seré, que estuvo un año y medio en prisión preventiva hasta que fue sobreseído. Las mismas vejaciones que padeció Seré hoy sufren estos chicos, por otro error del Ministerio Público".

Luego de poner en duda el alegato de Ríos en base al presunto móvil del crimen de González, Ortego también cuestionó el testimonio de Peña, al que calificó como "el testigo estrella": "Se omitieron dar detalles sobre él, como que recién se presentó a declarar en febrero de 2018, justo después que se había ordenado el recupero de libertad de todos los detenidos. Es un testigo falso".

"Esta causa está armada, es inventada. Estamos ante un hecho muy grave, donde hay una persona muerta y una familia dolida, pero en el que han generado un armado de una causa con cinco personas injustamente detenidas", concluyó.

Luego pasó al frente el defensor oficial Fausti, que también desacreditó el testimonio de Peña al señalarlo como un "íntimo amigo" de la víctima, y aseguró que hay mucha "prueba científica objetiva" que echará por tierra ese testimonio. Al mismo tiempo, sostuvo que Méndez "no se encontraba en el lugar del hecho" y, sin expresarlo en forma directa, señaló a Luciano Miyicay como único responsable del crimen.

González, por su lado, añadió a otro "testigo estrella" como falso: la madre de la víctima: "Aguilera primero dio una versión de los hechos en la que involucra a los cinco imputados, pero días después ofrece una declaración totalmente distinta e incluso la cambia por tercera vez, todos testimonios contradichos por sus otros hijos. Ella ha mentido en la causa y tiene la obligación de decir la verdad, por lo que solicitamos su presencia en este debate ya que ni la querella y ni la fiscalía la han tomado como testigo de prueba".

Durante su ponencia, Arbayi señaló que su defendido Laureano Miyicay "no estuvo presente en el momento de la muerte de Joel González", ya que se encontraba "en el velorio de su hermano" asesinado horas antes. "Laureano sufría un dolor enorme por la muerte de su hermano, y no obstante se llevó la sorpresa de quedar enredado en una causa que no tiene lógica ni razón", cuestionó.

Finalmente, el abogado Martín Ríos también cuestionó al Ministerio Público Fiscal manifestando que "no es cierto que la fiscal actúe con objetividad, porque mi defendido fue nombrado por la madre del fallecido y, si se hubiera actuado con objetividad, Bustos no tendría que estar acá, porque si no había elementos para tenerlo en prisión preventiva, menos para llevarlo a juicio con riesgo de sentencia condenatoria".