Estrategia

La interna detrás del operativo clamor: con Cristina Fernández de Kirchner ya no alcanza

Más allá del avance del operativo clamor a favor de la candidatura presidencial de Cristina Fernández de Kirchner, lo cierto es qué hay una interna entre sus allegados. Un grupo está obsesionado con su postulación y otros creen que sería un error y llevarla a la derrota.

Beto Valdez
Beto Valdez sábado, 5 de noviembre de 2022 · 15:00 hs
La interna detrás del operativo clamor: con Cristina Fernández de Kirchner ya no alcanza
Foto: Prensa Cristina Fernández de Kirchner

“Si Cristina no se animó a jugar como candidata a presidenta en 2019, por qué lo va a hacer ahora con serias chances de perder”, admite en privado a MDZ una alta fuente del kirchnerismo. También admite que no todos piensan igual.

“Hay varios muchachos de La Campora que quieren jugarse a todo o nada y la política no es así”, agrega la línea más dura del camporismo. Cree que el operativo clamor para instalar a Cristina es viable, porque ella sigue siendo competitiva, y Juntos por el Cambio se va a fracturar. “Ella es la que más votos tiene en el espacio y la gran pelea se va a dar en el ballotage seguramente contra Mauricio Macri”, sostienen los defensores de exponer electoralmente a su jefa.

La idea es más que arriesgada ya que la vicepresidenta tiene un piso electoral alto, pero tiene un techo bajo, sobre todo para ir a pelear en una segunda vuelta aunque sea con Macri, quien actualmente está en condiciones de ganar esa madre de todas las batallas. Si ella hoy tiene 30 puntos de intención de voto, es muy difícil que en primera vuelta y ballotage sume mucho más.

“Está como Carlos Menem en 2003, con épica y militancia, pero con eso ya no alcanza porque hasta en el electorado propio le pasan también la factura por la inflación y la pérdida de poder adquisitivo”, dice un referente del peronismo bonaerense. No es causal que ayer haya elegido para su regreso particular el plenario de delegados de la Unión Obrera Metalúrgica, un gremio de tradición peronista muy en las antípodas del kirchnerismo. Qué diría José Ignacio Rucci.

Cristina sigue midiendo bien en el segundo y tercer cordón del conurbano y también en las provincias del norte. “Fuera de esos lugares no te suma muchos votos y encima espanta a nuestro electorado blando, ella lo sabe y Maximo también”, comenta un intendente del Gran Buenos Aires. “Están preocupados porque saben que la elección presidencial está perdida y no saben si podemos ganar la provincia de Buenos Aires, el único objetivo de ellos”, agrega el alcalde.

Concretamente se refiere a que la vicepresidenta sigue necesitando al peronismo unido y sobre todo a los Barones del GBA, que le suman más votos. Pero ella va a dejar que siga vigente el operativo clamor, para no bajarse el precio. “No le queda otra que ir como senadora por la provincia de Buenos Aires y tratar de armar una fórmula moderada con Sergio Massa, si logra sacar aunque sea un empate contra la inflación, la gran preocupación de la sociedad".

En el entorno de Máximo dicen que no quiere que su tropa exagere con el operativo clamor. “Ella no puede decir que no va a ser candidata porque automáticamente dejar de tener centralidad política, pero tampoco le gusta que la presionen”, sostienen en las oficinas cercanas a la Presidencia del Senado.

Ayer cerró su discurso con una frase difusa que puede ser interpretada de varias formas: “Voy a hacer lo que tenga que hacer”. Es una forma de sacarle la cola a la jeringa o quizás no le quede otra que jugar. Algunos creen que va a depender de Macri. ¿Habrá superclásico?

Archivado en