Bento se defendió ante el Consejo de la Magistratura con argumentos políticos

Bento se defendió ante el Consejo de la Magistratura con argumentos políticos

Entre acusaciones de "macartismo" y "persecución", el juez federal Walter Bento presentó su descargo ante el Consejo de la Magistratura, que deberá evaluar si lo suspende. En el texto, el imputado por asociación ilícita y lavado de activos apuntó contra el fiscal y algunos periodistas.

Jorge Caloiro y Facundo García

El juez federal Walter Bento llevó su defensa ante la Comisión de Acusación y Disciplina del Consejo de la Magistratura de la Nación, que deberá decidir si inicia o no el proceso para suspender al magistrado. En el escrito de 204 páginas, Bento -acusado, entre otros graves delitos, de asociación ilícita y lavado de activos- dice que sufre un proceso "macartista" y arbitrario, orquestado por el fiscal Dante Vega y los medios

Tal es, en líneas generales, el tono que recorre la extensa presentación que hizo el titular del Juzgado Federal 1 de Mendoza para contestar a la batería de imputaciones que pesan sobre él. Y vale destacar que, mientras eso ocurre, el principal acusado de la causa de las coimas en la Justicia Federal sigue siendo la máxima autoridad de Mendoza en cuestiones electorales. Todo mientras falta menos de un mes para los comicios.

Además de efectuar su descargo, Bento adjuntó supuestas evidencias y calificó a los artículos de prensa que se publicaron sobre su caso como "ofensivos" y con "información mentirosa". Para el imputado, los hechos que se le atribuyen "no existieron", por lo que solicitó que se produzca nueva prueba que, a criterio de sus abogados Mariano Cúneo Libarona y Gustavo Gazali, acreditarían su inocencia.

"Este absurdo procedimiento en el que, como detalle, se han vulnerado mis garantías constitucionales, obedece a un plan destinado a enjuiciarme y detenerme orquestado desde las altas esferas de la Cámara Federal de Mendoza que cuenta con el apoyo y la obediencia del juez Puigdengolas y del fiscal Vega", dice el Juez. Y apunta directamente a la política. "Ello obedece a la situación especial que atraviesa la justicia federal de Mendoza en la que se enrolan jueces que siguen la postura política de la oposición que pelea por espacios de poder, contra su oponente político el oficialismo -partido al que me vinculan-. Buscan dominar y controlar el poder judicial y, en especial, la justicia electoral. Surge a las claras de las maniobras electorales que lleva adelante el partido gobernante en Mendoza", dice. 

Principales críticas

La defensa de Bento cuestiona en varios puntos la instrucción del fiscal Vega. "Se inició un proceso sin que existiese una denuncia en mi contra, un hecho concreto o un delito definido. De los mensajes de texto de una persona detenida (Walter Bardinella Donoso) se dijo falsamente que aludían a funcionarios o magistrados federales, lo cual no consta en los textos, y se encaminó una causa, con una expedición de pesca, macartismo puro, en mi contra", escribió el juez.

El acusado opinó que tanto el fiscal como el juez Eduardo Puigdéngolas han sido asignados al expediente de forma irregular y que las etapas preliminares de la instrucción se desarrollaron sin que él lo supiera (aunque, como ya es público, Bento hizo sus propias averiguaciones cuando intuyó que lo investigaban). 

Otro capítulo del escrito está destinado a cuestionar a algunos testigos, ya que entre ellos se encuentra, por ejemplo, Diego Barrera, quien en palabras de Bento es "un asesino detenido (junto a su familia) acusado de matar brutalmente a un tercero".

La prensa

Bento también criticó a MDZ. Dice estar convencido de que la causa en su contra está apoyada en una "operación de prensa planificada con medios afines", según sus propias palabras.

El juez le dedicó un párrafo especial a Jorge Caloiro, uno de los conductores del programa Con qué derecho, de MDZ Radio, a quien acusó de tener contactos con el fiscal Vega. En ese sentido, es pertinente subrayar que gran parte de las notas sobre la causa de las coimas que se vienen publicando en este diario son muy anteriores a la intervención del mencionado fiscal.  

Entre otros muchos datos que desmienten la hipótesis de la "operación", puede citarse una charla al aire entre los periodistas Caloiro, Marcos González Landa y Facundo García alrededor de la muerte de Aliaga y la necesidad de que se investigue la posibilidad de que el ex corredor de aduana fuera parte de una asociación ilícita. El audio puede escucharse aquí (ver minuto 18:58) y corresponde al 24 de septiembre de 2020

Dato clave: después de muchas idas y vueltas, el fiscal Vega tomó el caso recién a principios de noviembre

Pero hay más: Bento pidió expresamente que "se requiera a la Procuración General de la Nación que informe sobre el teléfono celular asignado al Dr. Dante Vega. Luego, se requiera a la compañía prestataria del servicio que remita el listado de llamadas entrantes y salientes desde el mes de noviembre de 2020 hasta la actualidad, con indicación de los titulares de las llamadas entrantes y salientes realizadas en ese período".

La intención de esa medida es -y el juez sospechado lo afirma así- "probar los seguros contactos de Vega con los periodistas que intervinieron activamente en la operación de prensa que reseñé".

Cuestionamientos

Bento jura que a esta pretendida estrategia mediática se le suman presiones a los detenidos de la causa -que tiene más de 20 imputados-. Es más: definió a este supuesto "sistema" como el "método Bonadio en la causa cuadernos"

Y no se frenó ahí. Acerca de los "arrepentidos" que han ratificado la existencia de una banda que cobraba coimas en la Justicia Federal, el imputado alegó que "dijeron cualquier cosa" para involucrarlo y recuperar su libertad

Los límites de espacio hacen imposible un recorrido exhaustivo por la argumentación del juez. Por lo pronto, alcanzará con resaltar que para la defensa no está acreditado que haya existido ningún vínculo entre Bento y los supuestos integrantes del grupo que se sospecha que recibía el dinero. Agrega, además, que tampoco se demostró que él tuviese conocimiento o intervención alrededor de esos tongos

Asimismo -recalca Bento- existe la posibilidad de que se esté ante un fraude o "venta de humo" concretada por un grupo de rufianes que "usaban su nombre" para engañar personas y obtener un beneficio.

La primera pregunta que surge, claro, es por qué Bento se comunicaba tan asiduamente con Diego Aliaga, sindicado como el "puntero" que facilitaba las negociaciones con los presos que pagaban el dinero para salir. "Que yo recibiese los mensajes de Aliaga, que no son tantos, lo explicaré ante el Consejo", se excusó el magistrado.

Ahora la pelota está en terreno de la Comisión de Acusación y Disciplina. Mediante un intrincado proceso, sus integrantes deberán resolver si hacen lugar a las acusaciones y abren las ventanas a una suspensión y un eventual retiro de fueros. Pero eso, por ahora, permanece en el terreno de la especulación.

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com


 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?