Macri intenta volver y eso impactó en los radicales de Mendoza

Macri intenta volver y eso impactó en los radicales de Mendoza

El expresidente intenta recuperar el liderazgo perdido, aunque Alfredo Cornejo hace tiempo viene trabajando para apartarlo de ese lugar. La larga diatriba política de Alberto Fernández ante Rodolfo Suarez, que terminó aburriendo al gobernador en uno de los momentos más críticos de la relación.

Marcelo Arce

Marcelo Arce

“La verdad, es que en un momento me aburrí un poco”. La frase la soltó Rodolfo Suárez a su regreso a Mendoza, cuando reconstruyó ante un grupo de colaboradores los tramos más importantes de su encuentro del miércoles y de más de dos horas con Alberto Fernández, en el cual lograron limar diferencias en cuanto al manejo de la pandemia.

La reunión, por supuesto, transcurrió alrededor de los reproches nacionales por el enfoque que Suarez le da al problema del coronavirus en la provincia, con su estrategia de sostener que la cuarentena no es el único método a aplicar ante el aumento sostenido de casos, como defiende la Casa Rosada. Pero buena parte del tiempo de esa conversación entre ambos se lo llevó un extenso pase de facturas político por parte del presidente a Juntos por el Cambio a nivel nacional y, sobre todo, a la postura extremadamente crítica de Alfredo Cornejo hacia prácticamente todas las medidas de gobierno. El largo pataleo presidencial incluyó no solo recriminaciones por los movimientos del exgobernador, sino que también abarcó a otro duro con su gestión, Omar De Marchi y Suarez escuchó una larga explicación de por qué, entiende Alberto, la UCR ya debería alejarse de la alianza con el neoliberalismo encarnado en el PRO.

El mendocino no esperaba encontrarse con eso. Había viajado, con mucho temor a decir verdad, para sostener su política de pandemia y para conseguir el financiamiento nacional suficiente para enfrentarla y se trajo los dos resultados.  Ante la extensa perorata del presidente, sintió que el asunto mucho no le interesaba en el contexto de lo que estaba pasando en Mendoza y buscó en cierta forma sacarse el problema de encima. "Qué tengo que ver yo, díganselo a Cornejo, él cumple su rol como presidente del radicalismo a nivel nacional y yo el mío como gobernador", lo eludió esa noche.

Sin embargo, con el correr de los días, el gobierno provincial terminó por leer entre líneas el mensaje de Fernández: muy probablemente el presidente haya insistido no solo con su intento por generar algún quiebre entre Suarez y Cornejo, sino que además dejó traslucir su apuesta a una ruptura dentro de JxC.

Lo primera de esas búsquedas, difícilmente se concrete. Suarez ató su destino político a Cornejo y no se avizoran en el gobernador, por ahora, intenciones de romper con quien lo llevó de la mano hasta el sillón que hoy ocupa. Los radicales siempre se comportarán como tales y hay dirigentes entre las segundas líneas (los que forman parte de la mesa chica del gobernador) con ansias de dar la interna. Pero un mensaje contundente dio Suarez hace días: expresó su deseo de que Cornejo y Julio Cobos sean quienes encabecen las listas para las legislativas de 2021.La segunda aspiración presidencial también tendrá un recorrido complicado. Los principales dirigentes de Juntos por el Cambio se han juramentado mantener a toda costa la unidad de la coalición, aunque tengan en claro todos los días que lo que los mantiene unidos sea el espanto. Saben que, ante un quiebre, el Frente de Todos se los llevará puestos como oposición.

No fue poco el ruido que hizo la reaparición pública de Mauricio Macri quien, en una serie de entrevistas periodísticas, esta semana volvió a dar señales claras de que pretende recuperar el liderazgo perdido. Créase o no, el expresidente está convencido de que tiene chances de recuperar el poder en 2023 bajo el amparo de una percepción. ¿Cuál? Si fracasa el plan económico de Alberto - analiza-  la gente terminará revalorizando el suyo aunque haya dejado a la Argentina con mayores niveles de pobreza a inflación entre 2015 y 2019. Pero existe otro razonamiento notable en la cabeza del expresidente para apostar por un regreso. Si Cristina pudo volver ¿Por qué yo no?, cuentan que anda preguntando.

¿Cómo impactó en Cornejo la irrupción? Más allá de lo que ocurrió por estos días, hace tiempo que está detrás del objetivo de ir apartando poco a poco a Macri de las posiciones de liderazgo dentro de JxC, aunque el éxito de esa misión por ahora pueda ponerse en duda. Pero hay dos aspectos del regreso que lo mantienen alerta. Amén de que sea la comidilla política en la ciudad de Buenos Aires, todo hace presumir que Macri no romperá por el momento su alianza con Horacio Rodríguez Larreta.

Y además otro dato lo entusiasma: el expresidente dijo que no será candidato en 2021. ¿Qué impacto puede tener esa decisión aparentemente tomada? Varios. E incluso los alances lleguen hasta Mendoza. Sin Macri en el centro de la escena electoral, a la alianza opositora se le hará menos cuesta arriba desarrollar una estrategia electoral en la que van a tratar de evitar hablar de su pasado reciente y el desmanejo de la cuestión económica. Con Macri en el centro de la escena (y más como candidato en Buenos Aires) esa tarea será imposible. Pero además no suma: en Mendoza, una de las provincias con mayor perfil opositor al gobierno nacional en el país, el expresidente tiene una imagen positiva que apenas llega al 20% y acumula una imagen negativa del 67%.



¿Cornejo será candidato el año que viene? Es una posibilidad que a varios meses de que se comience a resolver la cuestión electoral dentro del oficialismo local (marzo o abril del año próximo) hoy es difusa. Y dependerá asimismo de varios factores nacionales y provinciales. Uno de ellos será el devenir de la actual crisis económica y el temor existente a que, en los próximos meses, esos problemas no solo se agudicen sino que además terminen derivando en conflictos sociales.

La otra lectura que ayudará cuando llegue el momento de tomar una decisión, como siempre en Cornejo, está basada en la observación del tablero electoral. En el gobierno estiman que la próxima elección legislativa será polarizada con el peronismo y que, si bien se puede llegar a producir una ruptura con partidos que hoy integran Camba Mendoza, no existirían terceras fueras en discordia. Una de las ultimas mediciones de Reale - Dalla Torre sobre este punto, realizada en agosto, marca como Cambia Mendoza y el Frente de Todos acaparan la voluntad del electorado con una intención de voto que roza el 80% (48,9% para el oficialismo y 31,3% para la oposición respectivamente), y mucho más atrás aparecen en las mediciones el Frente de Izquierda con un 3,4% y el ya disuelto Protectora, que logra figurar en la encuesta con un 2%. Hoy, aparecen como lejanos de los 15 puntos en promedio que estos espacios obtuvieron en las dos últimas elecciones de medio término.

No existe hoy en la provincia, marcan los sondeos, un franja del electorado importante que apueste por el “que se vayan todos”. Aunque sí se comenzó a detectar, como en varios centros urbanos del país, una tendencia de los sectores antipolítica a buscar candidatos de la derecha o los autodenominados “libertarios”. Este aspecto no es menor: el voto por las terceras fuerzas en comicios legislativos anteriores (tanto cuando dio la sorpresa la Izquierda o cuando surgió la figura de José Luis Ramón) siempre fue por algún candidato que se presentó como referencia del  antisistema.

Sin embargo, el principal motivo por el cual Cornejo duda en presentarse como candidato a Senador es que, por estos tiempos, no está dispuesto a cargar, otra vez, con el peso de una campaña electoral sobre sus hombros. Suarez ya hizo público su aspiración de que tanto el actual diputado nacional como Cobos, sean quienes encabecen. Suena a intención de buscar acuerdos internos y, se descuenta, presentar una lista muy competitiva. Pero también ese deseo asoma con una forma de quitarse él mismo la carga de la campaña de sus hombros y de volver a dejar traslucir que hay partes de su trabajo como gobernador que le dan tedio. El mismo, que le dio escuchar ese largo parloteo político del presidente.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?