Cornejo-Cobos: la dupla soñada por Suarez para las Legislativas de 2021

Cornejo-Cobos: la dupla soñada por Suarez para las Legislativas de 2021

El gobernador no ocultó sus deseos de que los exgobernadores radicales Alfredo Cornejo y Julio Cobos encabecen las listas para los comicios nacionales, junto con el sanrafaelino Ernesto Sanz, lo que "sería un gran equipo" del espacio Cambia Mendoza para enfrentar al peronismo.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

De cara a las elecciones legislativas del año próximo, el gobernador Rodolfo Suarez no ocultó sus deseos de que los exgobernadores radicales Alfredo Cornejo y Julio Cobos encabecen las listas para los comicios nacionales, junto con el sanrafaelino Ernesto Sanz, lo que "sería un gran equipo" del espacio Cambia Mendoza para enfrentar al peronismo.

"Tenemos para hacer una oferta electoral muy interesante, tanto con Julio Cobos como con Alfredo Cornejo, que también puede llegar a ser candidato. Hay una dirigencia muy calificada en Mendoza, muy bien ponderada por la población. Estamos muy confiados en lo que pueda ocurrir el año que viene. Es muy difícil hacer pronósticos electorales a tan largo plazo, pero percibimos que en Mendoza hay un acompañamiento a estas políticas que comenzaron en el año 2015. En la provincia hubo cambios muy importantes que la gente valora", resaltó Suarez en una extensa entrevista con el diario porteño Perfil.

En ese sentido, el mandatario mendocino apuntó a que "desde hace tiempo hay austeridad en el manejo de la cosa pública, equilibrio fiscal, y el entendimiento de que lo que administramos son bienes de la gente", por lo que "estamos bien posicionados en la sociedad mendocina y eso se refleja en las encuestas".

Para Suarez, la presencia de Cornejo (uno de sus mentores políticos) en las listas del 2021 sería una carta muy importante para ganar las elecciones legislativas, aunque reconoció que "no estoy diciendo que Alfredo Cornejo vaya a ser candidato, pero sí existe la posibilidad", por que "hay muchas voces que lo piden en Mendoza". "Son temas para hablar más adelante", recalculó.

En otro tramo de la entrevista, el gobernador hizo referencia a su relación ambigua con el gobierno nacional: "Intento trabajar muchos temas, los posibles con la Nación. A veces tenemos resultados, a veces no. No es una situación ideal para gobernar. No solo por la pandemia, sino también por la crisis macroeconómica. Además, pertenezco a un espacio político distinto del gobierno nacional, con lo cual no cuento con sus preferencias. Intento no hacer declaraciones públicas con críticas rimbombantes. La idea es hacer un trabajo perseverante de reclamo para mejorar la situación de la provincia".

"Tengo diálogo directo con Wado de Pedro, habló con Santiago Cafiero. También lo hice con el Presidente, con Julio Vitobello, el secretario General de la Presidencia. Tengo un diálogo en función de conseguir recursos para las provincias en este momento tan difícil. Las herramientas económicas que tenemos son escasas. Dependemos mucho de la Nación", enfatizó.

Además, Suarez explicó, según su criterio, el motivo por el cual en Mendoza existe un elevado rechazo a la gestión del presidente Alberto Fernández: "El mendocino tiene incorporada la institucionalidad. Eso produce un rechazo a esas políticas que tienen que ver con temas que están pasando ahora a nivel nacional que se dirimen en la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Eso tiene un correlato en las encuestas".

También buscó diferenciarse del Ejecutivo nacional en cuanto al manejo de la situación social y sanitaria en el marco de la pandemia de coronavirus: "Tuvimos casos, como el resto del país; pero funcionó en forma permanente el comercio, las profesiones liberales. Desde que en una conferencia de prensa se estableció que se podía salir a 500 metros, la gente puede practicar, salir a correr, a caminar. Hay bastante libertad en Mendoza, y sostenemos esta política que ayuda a que mucha gente mantenga su trabajo y que la caída no sea tan fuerte. Tuvimos muchas discusiones con el gobierno nacional".

Cabe mencionar que esas declaraciones se produjeron antes de que Fernández anunciara nuevas restricciones para 18 provincias del país, incluida Mendoza, que provocaron bastante enojo en Suarez y su gabinete.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?