Qué le dijo Rodolfo Suarez al Presidente sobre Alfredo Cornejo

Qué le dijo Rodolfo Suarez al Presidente sobre Alfredo Cornejo

El gobernador tuvo el martes una reunión de casi dos horas con Alberto Fernández y tres de sus ministros. Charló de todo, además de la pandemia, plantó bandera y recibió recriminaciones. El detalle de la reunión más caliente desde que el ex intendente llegó al poder.

Juan Carlos Albornoz

Juan Carlos Albornoz

"Qué tengo que ver yodíganselo a Cornejo, él cumple su rol como presidente del radicalismo a nivel nacional y yo el mío como gobernador de la provincia". 

Esta fue una de las frases que soltó Rodolfo Suarez durante la reunión que mantuvo el martes con el presidente de la Nación, Alberto Fernández, en la Casa Rosada.

Suarez recibió recriminaciones del Gobierno Nacional en ese encuentro, que duró cerca de dos horas. Por cuestiones propias, pero también por las acciones de su predecesor.

El presidente del radicalismo, por supuesto, apareció en la conversación, y su postura de opositor duro a la gestión nacional fue tema. Pero Suarez se desentendió de lo que diga o haga. "Yo soy el gobernador, tengo mis dichos y mi forma", respondió.

No es un problema nuevo. El ex intendente de la Capital siempre tuvo que lidiar con lo mismo. Según asegura, su relación con Cornejo nunca se dañó por eso. Anoche, lo respaldó: "Está bien que tenga ese rol, porque preside el partido con mayor territorialidad de la Argentina", afirmó Suarez.

Aseguró, además, que tiene un vínculo "excelente" con él. En lo protocolar, por ejemplo, lo mencionó como gestor inicial de la obra de la Ruta 82, que arrancó en su gestión y anoche quedó inaugurada.

El asunto es la diferencia de estilo y los tiempos que le tocan vivir a Suarez. Su gobernación es consecuencia de Cornejo, pero Suarez tiene que relacionarse con una gestión nacional del kirchnerismo. En este contexto, elige bajar el perfil

"Necesitamos el apoyo de la Nación porque no emitimos dinero. Sería muy torpe pelearme con el Gobierno Nacional por tener un rédito político", reflexionó en el acto de este miércoles. Y agregó: "No me siento presionado ni empujado por nadie, pero hay que administrar los egos personales, porque cualquiera podría tentarse con tomar una posición nacional".

"Prefiero ser respetuoso y precavido", insistió en la conferencia callejera de anoche.

El gobernador casi salta a la primera línea de la grieta el lunes, cuando salió a decir que Mendoza no iba a volver a Fase 1.

Pagó el costo en la cumbre de la Casa Rosada al día siguiente. "Me recriminaron que había instalado que pasábamos a Fase 1, pero yo, desde el viernes hasta el domingo, no hice ninguna declaración", se atajó el gobernador. Y aclaró, ante las críticas del peronismo local y del propio jefe de gabinete, Santiago Cafiero: "Yo lo que le digo al Presidente es lo mismo que digo en público. Jamás he dicho una cosa aquí y otra en Buenos Aires".

Después de que asomó como el gran opositor a Fernández, los medios nacionales lo enfocaron. Y le ofrecieron hasta un avión para que saliera en un canal porteño. 

Pero Suarez prefirió, más que nunca, ser Suarez: "No voy a hacer una historia de esto, no es el momento", decidió.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?