Deliciosa tarta sacher para preparar en minutos

Deliciosa tarta sacher para preparar en minutos

Con esta receta podrás preparar un postre delicioso vienés, dueño de un sabor increíble. Si eres fan del chocolate, prueba esta tarta.

Napsix

La tarta Sacher es un postre clásico de Viena. Una tarta de bizcocho de chocolate con una capa fina de mermelada de albaricoque y cobertura de glaseado de chocolate negro. Generalmente se sirve acompañada de crema chantilly y con tu infusión favorita. Hoy, desde MDZ, te traemos la receta para que la prepares y la ames como nosotros. Esto necesitas para hacerla y sigue atentamente el procedimiento.

Tarta Sacher. Fuente: Lecturas

Ingredientes

Para la masa y relleno

100 gr de mantequilla.

100 gr de almendras peladas.

6 huevos grandes.

100 gr de azúcar glass.

100 gr de azúcar blanco.

65 gr de cacao en polvo.

100 gr de harina de trigo.

10 gr de levadura química o polvo de hornear tipo Royal.

300 gr de mermelada de albaricoque.

Para la cobertura

Agua 125 cc.

Chocolate semi amargo 300 gr.

Azúcar 250 gr.

 

Procedimiento

El primer paso que debes llevar a cabo a la hora de preparar una tarta Sacher es comenzar por el bizcocho: lleva las almendras a una bandeja de horno y éste a 150°C durante 12 minutos aproximadamente y, mientras tanto, remueve para que no se quemen. Puedes dorarlas también en una sartén, así evitarás que se doren de más.

Porción de tarta Sacher. Fuente: Canal Cocina

Cuando retires las almendras del fuego, deja que se enfríen y luego tritúralas con un procesador de alimentos. La textura que deben adquirir es la de harina gruesa. Ahora, una vez que has hecho esto, precalienta el horno a 170°C mientras preparas el bizcocho. Para hacerlo, lleva la mantequilla, que debe estar pomada (a temperatura ambiente) a un recipiente mediano, junto con el azúcar. Bate ambos ingredientes con un batidor de mano o con la batidora eléctrica. La mezcla deberá verse blanquecina y densa.

Lava las varillas eléctricas para utilizarlas en este paso, ya que montarás las claras. Ten en cuenta que los huevos que utilices, deben estar a temperatura ambiente. Separa las yemas de las claras y estas últimas llévalas a un bol grande y bate con la batidora eléctrica. Cuando notes que casi están montadas, es el momento de agregar el azúcar glass y seguir con el batido, hasta que puedas girar el bol y nada se caiga.

En el recipiente en el que tienes la mantequilla y el azúcar batidos, añade las yemas de una en una, mientras bate enérgicamente. También agrega poco a poco las almendras molidas. Cuela el cacao, para evitar que tenga grumos, e incorpóralo a esta preparación. Bate hasta que todo se haya integrado. Ahora, incorpora las claras poco a poco y mezcla con movimientos envolventes. Esto evitará que la masa se baje.

Tamiza la harina y la levadura química y mézclala junto con todos los ingredientes anteriores, con movimientos envolventes. Y lo que sigue es forrar un molde de 22 cm, apto para horno, con mantequilla y papel encerado. Lleva la mezcla al molde y cocina durante 35 minutos a 180°C. No abras la tapa del horno durante la cocción. Pasado el tiempo que te recomendamos, introduce un palillo en el medio del bizcocho, y si este sale limpio, es porque estará listo.

Mientras tanto, prepara la cobertura de chocolate, para eso, en una olla pequeña, mezcla el agua y el azúcar. Lo siguiente será fundir el azúcar al primer hervor e incorporar el chocolate. Mezcla con un batidor de alambre hasta que se funda por completo ¡y listo! Ahora reserva.

Para este punto, el bizcocho ya podrá desmoldarse y cortar en dos partes para, en la capa del medio, untar la mermelada. Una vez rellena la tarta, llévala al frío por 2 horas, aproximadamente. Pasado ese tiempo, ya puedes bañarla: calienta suavemente el almíbar de chocolate que has preparado y vuélcalo, con mucho cuidado en la mesada de mármol, con la ayuda de una espátula de cocina. Cuando tome ese frío, se convertirá en un baño más espeso.

Porción de tarta Sacher. Fuente: El Economista

Lo último que debes hacer es retirar la tarta del refri y bañarla sobre una reja con abundante glaseado de chocolate. ¡Ya habrás preparado una deliciosa tarta Sacher! Un sabor traído desde Viena hasta tu hogar.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?