Los errores más comunes que pueden llegar a matar tus plantas de interior

Los errores más comunes que pueden llegar a matar tus plantas de interior

Las plantas de interior no requieren de grandes cuidados, pero debes tener en cuenta algunos detalles para no terminar matándolas por un exceso de atención.

Napsix

Napsix

Si recién te has iniciado en el maravilloso mundo de la jardinería puede que cometas algunos errores que terminarán por matar tus plantas de interior. Esto no debe frustrarte en lo absoluto, solo hay que tener un poco de paciencia hasta que comiencen a conocer cómo se comporta y qué necesidades tiene la vegetación que has elegido para tener en tu hogar.

El cuidado de las plantas debe iniciarse a la hora de elegirlas. Procura siempre consultar si realmente son especies adecuadas para interiores y bajo qué condiciones es aconsejable cultivarlas. Si no has podido encontrar respuestas en el vivero o la tienda donde la adquiriste, una búsqueda rápida en internet te ayudará a saber si debes ubicarla cerca de la ventana o más alejadas y otros detalles importantes.

Dales un lugar apropiado para evitar que las plantas sufran roturas. Foto: Espacio hogar

Teniendo esto en cuenta debes poner especial atención sobre el lugar donde quedará la maceta y si permanecerá allí de forma definitiva o tendrás que cambiarla según la temporada. Además de considerar los requerimientos de la planta, también debes procurarle un espacio adecuado teniendo en cuenta otros factores. Por ejemplo, evitar que la gente pase de forma constante muy cerca de ella para que no corte sus hojas o brotes.

No te excedas en las muestras de cariño o, más específicamente, no la inundes constantemente. Uno de los errores más frecuentes es desconocer cuándo necesitan ser regadas. Existe una fórmula infalible para esto. Solo se tiene que enterrar un dedo en el sustrato unos dos centímetros y verificar la humedad. Si la tierra está seca entonces coloca un poco de agua, pero evita inundar la maceta.

Además del riego, es fundamental que las plantas de interior tengan un buen drenaje. Es que las condiciones que se dan dentro de una casa son muy diferentes a las que existen en el jardín. El agua tardará mucho más en evaporarse y las raíces pueden terminar pudriéndose.

Excederse en el riego es uno de los errores más frecuentes. Foto: Revista de interiores

Si se trata de especies que necesiten ambientes húmedos puedes periódicamente colocarlas en el baño durante algunos minutos mientras prendes la ducha y salga vapor, procura hacerlo con las puertas abiertas para evitar de la temperatura las afecte.

Si la luz es deficiente, es probable que la planta comience a inclinarse hacia un costado buscando los rayos del sol. Para que esto no termine provocando una malformación, las macetas deben girarse una vez a la semana.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?