Alquiler de vestidos, una moda que crece en todo el país

Alquiler de vestidos, una moda que crece en todo el país

Tenemos una fiesta cada ciertos meses pero tampoco se justifica gastar una suma exorbitante por una sola noche, o viceversa, tenemos muchos eventos seguidos y tampoco se puede comprar un vestido para cada uno.

Candela Orrego

El alquiler de vestidos es una tendencia que crece en el país. Los motivos por los cuales cada vez más mujeres se suman a esta moda son muy variados, pero sin dudas gastar una fortuna en una prenda que usaremos no más de 3 veces es uno de los principales. Hablamos con Sofía De Pellegrini, de Rhent, y con Carolina Gagliardini, de Rental Dress, pioneras de estos emprendimientos en sus regiones, y nos contaron lo que necesitás saber si te interesa usar un vestido y devolverlo, sin siquiera preocuparte por la tintorería.

La solución para nuestros problemas llegó a través de las casas de alquiler de vestidos. Todas coincidimos en lo mismo, la pandemia de covid-19 llegó sin previo aviso e interrumpió nuestros planes. Desde despedidas de soltera y casamientos hasta recibidas, cumpleaños y baby shower, todo pasó a segundo plano y quedaron pospuestos los eventos sociales.

A comienzos de este año, las pocas restricciones que quedaban fueron eliminadas o por lo menos más flexibles y lo único que permaneció fue el uso del tapabocas. Súbitamente, se reinició nuestra vida social, las celebraciones que habían quedado postergadas tuvieron una nueva fecha y así también volvió la famosa y muchas veces frustrante pregunta: ¿Qué me pongo? 

Cada una sabrá si es capaz de comprarse un outfit nuevo para cada evento, pero lo que sí sabemos es que no nos gusta repetir looks con mucha frecuencia. Sobre todo en tiempos de redes sociales, donde el "me pongo lo mismo, porque a este evento va otra gente", ya no aplica.

¿Cuántas veces nos sentimos como Cher Horowitz buscando por horas en el placard sin encontrar nada? Foto: Clueless

Solemos pedir prestado a nuestras hermanas, primas o amigas pero qué pasa cuando ya agotamos todos los recursos, ¿a dónde recurrimos? Así surgieron las casas de alquiler de vestidos, que hoy están en pleno auge. Para las que aún no se han sumado a esta movida, desde MDZ Femme despejamos todas las dudas que pueden surgir y mostramos por qué son una excelente opción. 

Alquiler en CABA

Nos acercamos a Rental Dress, en Recoleta, donde nos recibió su dueña, Carolina Gagliardini, estilista, productora y diseñadora de moda. Gagliardini nos comentó que inició el proyecto en octubre 2020 con varios vestidos que compró en el exterior y luego fue adquiriendo más.

También tiene varios en consignación. ¿Cómo funciona esto? Las personas le mandan fotos de vestidos que ya no usan y ella decide si los toma o no. En caso de que así sea, Rental Dress le da a la dueña del vestido el 40% de lo que una clienta pague por el alquiler, cada 6 meses. Si quiere retirarlo y continuar usándolo, puede hacerlo sin ningún impedimento

Asimismo, el showroom cuenta con algunos vestidos de diseño propio y bijouterie que presta a sus clientas. El alquiler de vestidos funciona de manera sencilla: la clienta llama o se acerca al local para reservar la prenda (recomiendan reservar con tan solo unas semanas de antelación) y la prenda se entrega nuevamente hasta los 6 días posteriores de su alquiler. 

Cuando la prenda es devuelta se la revisa y en caso de tener una falla importante, como la rotura del cierre, se cobra a la clienta el valor de ese arreglo. Si el vestido fuera estropeado, por ejemplo, con una quemadura de cigarrillo, se cobrará el valor entero de la prenda (4 veces el monto del alquiler). La tintorería corre por cuenta del local. 

Todos los vestidos tienen el precio en la etiqueta. 

El boom del alquiler de vestidos fue en el verano 2021-2022 cuando se reanudaron todos los festejos que habían quedado postergados y Gagliardini contó que los colores que más llevaron fueron verde y rojo, luego algunos vestidos rosas y también monos strapless. Lo que sorprendió a la estilista fue que casi todas sus clientes elijan vestidos largos y muy pocas se decanen por lo corto. 

Alquiler en Mendoza 

Sofia De Pellegrini es la dueña de Rhent y una de las pioneras en casas de alquiler de vestidos en Mendoza. De Pellegrini comenta que sus clientas tienen desde 15 años hasta 60, aproximadamente. Y que llevan looks para todo tipo de ocasiones, desde casamientos, cumpleaños de 15, egresos e inclusive las propias novias para el civil. Además, como en Rental Dress, Rhent ofrece el alquiler por varios días y cubre la tintorería. 

Rhent cuenta con vestidos de estilos muy diversos. Foto: Instagram Rhent  

El alquiler -comparado con comprar una prenda para una sola ocasión- sigue siendo extremadamente más conveniente, porque el rango de valores varía entre los 3500 y los 7000 pesos, aproximadamente. Además, el local busca traer ingresos continuamente para variar los estilos y marcas. Asimismo, Rhent alquila abrigos y accesorios para así olvidarnos del problema de con qué combinarlo. 

Foto: Instagram Rhent

Ahora, cuéntanos tu...

Encuesta

¿Alquilaste un vestido para algún evento?

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?