Calzado y tipo de cuerpo: cómo mostrar lo mejor de tus piernas y tus pies

¿Sabías que el diseño del calzado, así como el de las prendas de vestir, también favorece o no a los distintos tipos de cuerpo? Si no estabas enterada, ¡no te preocupes! Hoy te contaré todo lo que tenés que saber para optimizar tu silueta de la cabeza a los pies (literalmente).

natacha capello

¿Qué zapato te sienta mejor?

2015 Adam Katz Sinding

En la nota pasada vimos cómo reorganizar el calzado en función del espacio  y hoy detallaremos el diseño ideal para cada silueta: tobillos gruesos o finos, piernas largas o cortas… hay algo para cada una, así que ¡tomá nota!

Si tenés tobillos gruesos, evitá en lo posible diseños con pulsera o muy cerrados (empeine alto), ya que estos generan un corte horizontal justo en la zona a estilizar, provocando el efecto contrario al deseado. La clave para estilizar tobillos gruesos es despejar el empeine, con diseños escotados -sí, así también se los llama a los zapatos abiertos adelante, como por ejemplo un stiletto- y si llevás taco este tiene que ser más bien grueso. También son ideales los mules o zuecos (sin talón) y los peep toes

Para tobillo grueso.

En el caso de tener tobillos finos hay que actuar a la inversa de lo harías con tobillos gruesos: aquí, en lugar de despejar el empeine, vamos a intentar generar una línea horizontal para que simulen ser más robustos. Son bienvenidos todos los diseños cerrados (con empeine alto) y con pulsera, en especial aquellas que son llamativas.

Para tobillo fino.

En el caso de las piernas cortas, la idea es darle continuidad a la pierna sin tropiezos visuales, además de optar por algo de taco para equilibrar las proporciones. Aquí también el color juega un rol fundamental, siendo los de color nude la mejor opción ya que no interrumpen la verticalidad de la pierna. Otro truco es usar zapatos del mismo color que la prenda inferior, siempre y cuando sean pantalones o faldas largas.

Para piernas cortas.

Para las que tienen pies grandes es recomendable evitar los diseños llamativos y toscos, ya que aquí conviene ser conservadora y discreta. Decile "no" a los diseños en punta, ya que estos alargan visualmente el pie, y sí a las puntas cuadradas o redondeadas, idealmente en colores oscuros.

Para pies grandes.

Para aquellas que tienen la dicha de tener piernas largas, básicamente no existen limitaciones concretas a la hora de elegir un zapato, más bien se trata de dejarse llevar por las necesidades que estos deben cubrir y por el estilo personal.  

TIPS BY NATACHA CAPELLO

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?