Qué conocimientos hay que tener para invertir

Qué conocimientos hay que tener para invertir

Para invertir correctamente, no es necesario tener estudios de grado relacionados a las finanzas, simplemente hay que contar con una serie de conocimientos básicos.

Inversor Global

Inversor Global

Por Gonzalo Andrés Castillo

Muchas personas no se involucran en las finanzas y el mundo de las inversiones ya que creen que es necesario con un fuerte respaldo académico del área. Sin embargo, para invertir exitosamente, solo hay que conocer acerca de unos pocos temas.

Mercado de capitales

En primer lugar, hay que saber qué es exactamente el mercado de capitales, para qué sirve y quiénes son sus participantes.

Existen numerosos libros acerca del tema y mucha información distribuida a lo largo de internet, por lo que no resulta complicado adentrarse en esta área y conocer de manera superficial el verdadero sentido de los mercados financieros.

En esta instancia, hay que conocer qué son las acciones, los bonos, los fondos comunes de inversión, los derivados financieros, los fondos cotizados, las materias primas, etc. Posteriormente, hay que tener claras las ventajas y desventajas de cada alternativa de inversión y cuándo son útiles.

Matemática financiera

Si bien las finanzas están estrechamente vinculadas a las matemáticas, a nivel aficionado o minorista esta relación no es tan profunda.

Para invertir correctamente, solo hay que saber algunas sencillas fórmulas como las de interés simple y compuesto, el cálculo de rentabilidad de una inversión, la ecuación para descontar la inflación y algunas otras más que no son muy complejas.

Además, solo se necesita conocer para qué sirve cada una y cuándo utilizarlas, ya que las fórmulas exactas pueden estar anotadas en un cuaderno.

Macroeconomía

Debido a que los mercados de capitales y las finanzas parten de la economía de un país, hay que poder analizar superficialmente qué puede llegar a pasar cuando entran en juego algunas variables macroeconómicas como la inflación, la suba en la tasa de interés, la devaluación frente a otras monedas, etc.

Nuevamente, en el caso de un inversor minorista no profesional, todo lo necesario se puede aprender en un par de horas leyendo manuales de economía o navegando por internet. Lo importante es aprender a proyectar ligeramente los diferentes escenarios que pueden atravesar las inversiones.

Finanzas corporativas

Además de todo lo anterior, es importante saber analizar cómo se comportará una compañía según sus propias finanzas. Esto abarca desde los ingresos y ganancias hasta el endeudamiento y sus gastos, pasando por una serie de pequeñas variables que podrían marcar una diferencia.

De forma muy general, si a la compañía le está yendo bien, sus acciones tendrían que subir; por el contrario, si está cometiendo errores, tarde o temprano la cotización de sus activos caerá.

Los aspectos macroeconómicos sumados a las finanzas empresariales abarcan lo que se conoce como “análisis fundamental”.

Análisis técnico

Por otro lado, se encuentra el análisis técnico, que no es más que el análisis del comportamiento del mercado en base a la evolución de sus precios. En este punto hay que conocer muy bien la ley de oferta y demanda: si la demanda aumenta y la oferta no acompaña, los precios subirán; si la oferta aumenta y la demanda no avanza, las cotizaciones caerán.

Esta disciplina utiliza la lectura de gráficos de precios, en donde se podrán estudiar las tendencias del mercado, los promedios históricos de las cotizaciones, el volumen de operaciones y demás aspectos que ayudarán a tomar una decisión de inversión.

Como se puede observar, no hay que ser un experto en finanzas para poder invertir correctamente, simplemente hay que conocer los principios básicos de algunas materias.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?