Patricia Luján Williams: un eco en cada pincelada

Óleo y esmalte sobre lienzo, memorias que regresan para quedar selladas en el blanco.  ¿Cómo es el arte de esta talentosa? Enterate a través de este mano a mano.

Avatar del Muriel Del Barco

Muriel Del Barco

Pata Lujan Williams

Pachy Reynoso/MDZ

Patricia Luján Williams lleva el arte en las venas tanto que a lo largo y ancho de su vida; bailó, actuó, hizo fotografía y cine. Hasta que su marido interpretó que su expresión podía quedar plasmada sobre un lienzo y le regaló un set de pinturas con el que comenzó su carrera.  ¿Querés conocerla? ¡No te pierdas esta entrevista!

¿Cómo te dicen?

Pata. Mis amigos de la infancia me dicen Negra.

Negra por mi color de piel. Pata porque Patricia me parece un nombre muy formal y además mi mamá también se llama Patricia, así que para diferenciarnos. 

Pata Lujan Williams

¿Autodidacta o estudiada?

Ambas. Me recibí de Diseñadora Gráfica si bien desde chiquita supe que quería ser artista. Inseguridades del momento. La carrera me dió una buena base de dibujo, hice algunos talleres de pintura y después hay muchos aciertos y desaciertos en el taller.

¿Qué es el arte para vos?

El arte es la mitad de mi ser; la parte libre que expresa mis sentimientos, frustraciones, emociones e ideas. Mi otra mitad es la que se pierde en lo cotidiano tratando de atinar.

¿Qué expresás a través de él?

Creo que mi obra es femenina e intensa. Expresa sentimientos profundos muchas veces desde la quietud, quizás solo una espalda o una mirada pero siento que trasmiten. Inclusive mis cuadros más abstractos tienen una emocionalidad intrínseca, una especie de movimiento y vehemencia que se hacen visibles.

Pata Lujan Williams

¿Cómo nació esta necesidad de expresarte a través del arte?

Todos tenemos la necesidad de expresarnos. Probé distintos modos de expresión, la pintura es lo que me sale con más naturalidad. Todos hemos dibujado y pintado de chicos, se transforma en necesidad cuando reconocés que si llevas un tiempo sin hacerlo perdés tu eje.

¿Qué sentís cuando pintás?

Cuando pinto me siento conectada conmigo misma. En sintonía. Siento libertad.

¿Cómo te enfrentás a un lienzo en blanco, a un material sin forma?

El lienzo en blanco me produce incertidumbre porque no sé en qué va a terminar y emoción por el proceso de transformarlo. En general tiro un par de líneas generales con pastel para ubicar la figura que tengo en la cabeza y empiezo a pintar.

¿Cuál es el primer paso que das ante una hoja en blanco?

La verdad que ya casi no dibujo.

Pata Lujan Williams

¿Cuándo mirás cuadros viejos tuyos? ¿Te encontrás o ya no?

En todos mis cuadros me encuentro en mayor o menor medida. Muchas veces he tapado cuadros pintando otro arriba e inclusive sacando la tela y tirándola. Es parte del aprendizaje. Algunos de mis primeros cuadros me gustan mucho y ahora estoy empezando una nueva muestra volviendo a mis orígenes.

¿Cuándo te propusiste vivir del arte?

No vivo solamente del arte. Me parece que es muy difícil en Mendoza. Igual es un camino que estoy construyendo hace tiempo y seguro que será viable a corto plazo.

¿Se puede?

Yo creo que se puede pero hay que moverse mucho para venderse lo más posible.

¿Cuál es tu sueño?

Mi sueño es recorrer el mundo con mis hijas. Me gustaría regalarles experiencias compartidas. Y si puedo ir haciéndolo con mi obra, mejor aún.

Pata Lujan Williams

¿Te gusta mostrar lo que hacés? ¿Cómo te relacionás con el marketing?

No me llevo bien con el marketing. Me encantaría que esta parte la haga un tercero. No termino de conectar con el mundo virtual.

¿Qué te inspira?

Me inspira la vida. Me apasionan las relaciones, lo que le pasa a la gente y a mí. La grandeza de la naturaleza me inspira en otros aspectos de mi vida, no necesariamente en mi obra.

¿Qué sentís cuando terminas un cuadro? ¿Y cuándo lo empezás?

Cuando termino un cuadro me siento eufórica. Cuando lo empiezo siento adrenalina, como esa sensación que sentís cuando estás en la montaña rusa antes de la bajada tremenda.

¿Cómo le ponés valor a tu obra?

El valor de la obra es bastante personal. Obviamente que tiene un valor relativo determinado por el tamaño y la técnica pero a la vez hay un valor mucho más subjetivo que tiene que ver con el cuadro en sí, con cómo está logrado y con lo que significa para mí. Esos cuadros tienen un valor más alto.

¿Quién valora más tu arte el mendocino o el turista?

En mi experiencia personal los turistas valoran más mi obra. He vendido muchos cuadros a extranjeros y me han hecho devoluciones muy positivas. Igual no creo que sea un parámetro, simplemente así se ha dado.

¿Dónde soñás con ver un cuadro tuyo?

En Japón o en lugares públicos de Oriente. Me interesaría interpretar la reacción de otras culturas diferentes frente a mi obra.

¿Qué pieza o cuadro te gustaría tener en tu casa que no sea tuyo?

Quiero una escultura del Guille Rigattieri y un cuadro de Carlos Alonso.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?