Paola Puliafito: exploración que profundiza con los colores más intensos

"Mi amor plasmado en un bastidor", dice acerca del arte. Su gran curiosidad la lleva a explorar lienzos en blancos que terminan en una gran explosión colorida. ¡Leé este mano a mano en MDZ Arte!

Avatar del Muriel Del Barco

Muriel Del Barco

Paola Puliafito

Pachy Reynoso/MDZ

Pararse frente a una obra de Paola es entender que la curiosidad no tiene fin. De hecho ella define su arte como una constante exploración que poco a poco profundiza en las colores más intensos, logrando obras abstractas que parece esbozar sus sueños. ¿Querés conocerla en profundidad? ¡Leé la entrevista completa!

¿Cómo te dicen?

Me llaman mucho por mi apellido, no sé por qué, será que es un poco raro. De hecho firmo mis obras únicamente con mi apellido.

¿Autodidacta o estudiada?

Estudié Diseño Gráfico porque era lo más cercano a lo redituable y a mi pasión en ese momento. Siempre me relacioné con el dibujo, desde chica mi mamá vio que me gustaba dibujar y me envió a una profe de arte del barrio. Yo sólo dibujaba, pero ver a otras personas pintar me abrió la cabeza. Después de recibirme también hice un profesorado en pintura realista y abstracta en un instituto ¡Eso me apasionaba!

Tiempo después, con 24 años, arme mi taller y desde ese entonces es mi lugar preferido en el mundo.

Paola Puliafito

¿Qué es el arte para vos?

El arte para mí es la herramienta que nos sensibiliza hacía el mundo, creo que sirve para contar de manera histriónica nuestro mundo interno.

¿Qué expresa?

Yo no expreso en el arte, el arte me expresa a mí. De mi encuentro con un bastidor y la pintura sale un hijo. Que lleva impresas mis emociones y mis dudas. Después de pintar todo tiene sentido.

¿Cómo nació esta necesidad de expresarte a través del arte?

No sabía que me terminaría dedicando profesionalmente. Siempre fue una meta para el futuro. Pero tras varios replanteos en mi vida una de las cosas que me dio más paz fue saber que quería ser artista, y que no había nada que me lo impedía, sólo condicionamientos impuestos. Hoy puedo decir que si uno ama lo que hace, se tiene el éxito asegurado un 50 %, el otro 50% es voluntad y empuje para que todo pase.

Paola Puliafito

¿Qué sentís cuando pintás?

Siempre quiero pintar, este triste, este apurada, siempre hay un toquecito que dar. ¡Lo mejor es cuando tengo mi cita con mi taller! Esas horas en el que no existe otra cosa son únicas. Me suceden las mejores cosas cuando me conecto directamente con mi pintura. La devolución de la interpretación de la gente es lo que me hace sentir que algo mágico pasa.

¿Cómo te enfrentás a un lienzo blanco, a un material sin forma?

El lienzo en blanco no dura mucho. Pinto varios cuadros a la vez, así logro descontracturarme. Limpio los pinceles en los bastidores, así desaparece el fantasma del qué hacer. Y sola voy haciendo una lectura de cómo sigue esto.

Paola Puliafito

¿Cuál es el primer paso que das en una hoja en blanco?

Siempre me acuerdo lo que sueño. Dibujo en hojas algo que se pueda expresar, situaciones o imágenes que me movilizaron. Mis hijos, por ejemplo, me movilizan mucho. Después busco lápiz, carbonilla y dibujo.

• Lo observo, si me gusta lo vuelvo a pintar pero de otra manera. Mi forma de pintar va cambiando, es parte de la locura del artista. Yo soy muy cambiante, si tengo una obra por mucho tiempo en mi casa, por más que este firmada, la retoco o la reciclo, y si no me gusta el resultado lo vuelvo a hacer.

¿Cuándo fue que te propusiste vivir del arte?

Me lo propuse cuando me di cuenta que podía, que lo que hacía se vendía. Tuve que sacarme el chip del arte terapia. Si bien para mí es sanador pintar, también lo es vender y cerrar este círculo de hacer lo que amo y vivir de esto.

¿Cuál es tu sueño?

Mi sueño es exponer en la Bienal de Venecia. Me considero una artista que tiene mucho por aprender en este camino. De todas formas, vivir del arte ya es mi sueño cumplido y quiero vivir de esto hasta que muera.

Paola Puliafito

¿Te gusta mostrar lo qué hacés? ¿Cómo te llevás con el marketing?

Sí, claro que me gusta mostrar lo que hago. No soy de las mejores en eso, pero lo creo necesario. Si no muestras tu obra, tu mensaje nunca llegará a la gente.

¿Qué te inspira?

Encuentro la inspiración en el proceso, estoy enamorada de lo que hago y las emociones surgen en el camino.

¿Qué sentís cuando terminás un cuadro? ¿Y cuándo lo empezás?

Empezar un cuadro es muy emocionante. Es como ir a ver una película de la cual no sabes nada, es pura expectativa.

¿Cómo le ponés un valor a tu obra?

A veces, terminarlo es difícil, porque uno nunca termina de saber bien cuando está terminado. Cuando llego al punto en el que me convence, lo fotografío y lo muestro, para exteriorizarlo.

Paola Puliafito

¿Quién valora más tu arte el mendocino o el turista?

El valor de mis cuadros es relativo a los materiales y al tamaño que presentan. Algunos adquieren una valoración personal especial.

¿Dónde soñás con ver un cuadro tuyo?

Me han tocado varias experiencias, pero en general tengo mejor trato con el turista. Creo que es un estilo distinto al que están acostumbrados.

¿Qué pieza o cuadro quisieras tener en tu casa que no sea tuyo?

Mi sueño más ambicioso es colgar un cuadro en las paredes del museo Pompidou, en París.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?