Polémica por la prisión perpetua: hoy se conocerá la sentencia por el caso de la "valija fúnebre"

Polémica por la prisión perpetua: hoy se conocerá la sentencia por el caso de la "valija fúnebre"

A las 14 el juez Eduardo Martearena informará los fundamentos de la sentencia para los hermanos Abel y Rafael Yañez y para Mariano Gutiérrez, los tres acusados que fueron considerados culpables por un jurado popular en el juicio por el asesinato de Juan Leonardo Lucero (27). El magistrado se opuso a condenarlos a prisión perpetua, la única pena posible por el crimen que cometieron.

Este miércoles a las 14, el juez Eduardo Martearena deberá dar a conocer la sentencia para los hermanos Abel y Rafael Yañez y para Mariano Gutiérrez, los tres acusados que fueron considerados culpables por un jurado popular en el juicio celebrado la semana pasada en el que eran juzgados por el asesinato de Juan Leonardo Lucero (27), ocurrido en julio de 2017 en el oeste de Godoy Cruz.

Martearena fue el juez técnico del proceso judicial y, tras el veredicto de culpabilidad, debió condenar a prisión perpetua a los acusados, ya que era la única pena posible para el crimen por el que estaban imputados: homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas y por alevosía.

Sin embargo, el magistrado es conocido por su inclinación "garantista" y se opuso a establecer la pena que correspondía, entendiendo que la prisión perpetua "es un castigo inhumano" y considerando que "viola las convenciones internaciones de derechos humanos". Para Martearena, esta pena no permite la resocialización de los condenados y considera que su aplicación "es inconstitucional".

 Esta particular interpretación provocó duros cruces entre el juez y varios funcionarios del gobierno provincial. Incluso el gobernador Alfredo Cornejo salió a criticar el accionar del magistrado, cuyo fallo consideró "una verdadera burla". El mandatario hasta anticipó que están analizando la posibilidad de iniciarle un Jury de Enjuiciamiento por incumplimiento de sus deberes de funcionario público.

Es por esto que se espera que se reavive la polémica este jueves a las 14 cuando el juez Martearena dará a conocer la sentencia y sus fundamentos para oponerse a la prisión perpetua de los acusados. Fuentes judiciales indicaron que el fiscal en jefe de Homicidios, Fernando Guzzo, presentará un recurso de casación y todo terminará en la Corte si Martearena se niega a "aplicar la pena que corresponde".

El caso de la "valija fúnebre"

El 10 de julio de 2017 encontraron el cuerpo calcinado de Juan Leonardo Lucero (27) en el oeste de Godoy Cruz. El joven recibió una brutal golpiza que lo dejó inconsciente y luego fue prendido fuego en una valija cuando aún estaba con vida, según pudieron reconstruir los investigadores tras el hecho.

La semana pasada, en su alegato final, el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello explicó las pruebas contra los acusados y cómo fue el crimen que bautizó como "la valija fúnebre". Según explicó Pirrello, el crimen se registró el 10 de julio a la madrugada en la casa de los hermanos Yañez, quienes interceptaron a Lucero, lo golpearon hasta dejarlo inconsciente, lo metieron en una valija y luego lo prendieron fuego tras arrojarlo al canal colector Los Cerrillos.

"Lucero estaba vivo cuando lo prendieron fuego. Tenía humo en vías respiratorias, puños de boxeador y estaba en posición fetal, señales de que aún respiraba cuando lo prendieron fuego", explicó Pirrello.

En cuanto al móvil del crimen, el fiscal lo vinculó a un conflicto de drogas entre Lucero y los hermanos Yañez. "Lucero le había robado droga a Rafael Yañez. El asesinato fue un ajuste de cuentas", consideró Pirrello.

Con respecto a la vinculación de Mariano Gutiérrez con el crimen, el joven habría sido quien trasladó a los hermanos Yañez a deshacerse del cuerpo en su auto y lo habría hecho a cambio de cocaína. Gutiérrez dijo que uno de los hermanos Yañez lo llamó porque iba a hacer un viaje y subió la valija a su auto, pero el joven asegura que desconocía que en el interior estaba el cuerpo de Lucero.

Sin embargo, el fiscal Pirrello resaltó que Gutiérrez le había confesado a una amiga su participación en el crimen. Además, destacó que el joven tenía en su poder el celular de la víctima -que activó unas horas después del asesinato- y en el baúl de su auto hallaron restos carbonosos.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?