Incendio en el barrio Los Cerros: la historia de odio que hay detrás

Un grupo de personas incendió anoche una vivienda del barrio Los Cerros de Godoy Cruz. Detrás, hay una historia de violencia que ya tiene un muerto. Qué dijeron sus protagonistas.

Avatar del Francisco Pérez Osán

Francisco Pérez Osán

Incendio en el barrio Los Cerros: la historia de odio que hay detrás

Alf Ponce/MDZ

El barrio Los Cerros de Godoy Cruz vivió una madrugada violenta, con disparos y una vivienda incendiada. Detrás del ataque  hay una historia de odio que ya tiene un muerto y varias denuncias.

La crónica comienza ayer a la tarde, cuando Karen, una integrante de la familia Alaníz muy conocida en el ámbito del boxeo, radicó una denuncia contra los hermanos Martínez por amenazas. "Fui a hacer la denuncia porque recibía amenazas. Me decían que me iban a matar. No me iba a quedar sin hacer nada", contó a MDZ.

Así terminó la casa tras el ataque/Alf Ponce-mdz

El ataque

La represalia fue brutal: cerca de las 0.30, los Martínez, junto a otras personas -de apellido Garrido- llegaron a la calle Lautaro para vengarse. Roberto, padre de Karen, escuchó detonaciones y luego una explosión. Tardó poco en darse cuenta de que los Martínez habían lanzado un explosivo casero contra su casa.

El relato de Karen de ese momento es dramático. "Estábamos durmiendo cuando largaron gasoil y se prendió fuego todo", indica. "Cuando comenzó el fuego había un bebé de un año durmiendo, podríamos haber muerto", continúa.

Cuando salieron del domicilio, que terminó quemado en un 80%, la trifulca siguió, ya que su padre, entrenador de boxeo, se tomó a golpes de puño con el grupo de personas que habían atacado su casa -en el cual también había mujeres-.

Roberto terminó desfigurado a golpes, mientras que su hermano quien también había sufrido amenazas con anterioridad, recibió varios cortes de arma blanca. El ataque podría haber sido fatal, ya que los Martínez contaban con armas de fuego.

Así quedó Alaniz tras recibir golpes/Alf Ponce-MDZ

"Nos tiraron y llegaron a tirarle a la policía", relató Karen, quien se quejó de que la fuerza de seguridad no hace nada para protegerlos a pesar de las numerosas denuncias. Además aseguró que los bomberos tardaron en llegar a su vivienda a apagar el incendio, que estuvo a punto de expandirse a viviendas lindantes. "La casa de al lado tiene casi todo el techo quemado", dijo.

Una muerte

Ya hay una muerte en el enfrentamiento que los Martínez mantienen con los Alaniz. Ocurrió el 23 de junio, cuando Franco, un joven de 23 años,  se dirigía a la casa de amigos en el barrio Brasil.

En ese momento fue interceptado por un grupo de personas que se movían en moto, quienes lo persiguieron y le dispararon en el tórax. Murió en el lugar, mientras intentaba llegar a la casa de sus amigos.

En agosto detuvieron a un joven por el crimen. Fue un joven que habían identificado como "El Poteanco", y que había sido identificado desde un primer momento como el autor del tiro que terminó con la vida de Franco.

La casa que atacaron los Martínez/Alf Ponce-MDZ

Si bien no es claro cuándo comenzó el odio hacia los Alaniz, una de las versiones es que se produjo tras una pelea durante un partido de fútbol.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?