Justicia Federal: la "asignación familiar" que reciben los Bento

Justicia Federal: la "asignación familiar" que reciben los Bento

La investigación que avanza sobre la situación patrimonial del juez federal y su entorno arroja detalles preliminares que llaman la atención. Entre otros, que su esposa tramitó una asignación familiar por hijo con discapacidad mientras su círculo íntimo percibe más de 1 millón de pesos por mes.

Jorge Caloiro y Facundo García

La esposa del juez federal Walter Bento habría tramitado una asignación familiar por hijo con discapacidad desde junio de 2016 que aún se encuentra vigente. Así lo afirman fuentes con llegada a la investigación, en lo que resulta un ribete particular si se tiene en cuenta que tanto el magistrado como sus familiares -casi todos con salarios del Poder Judicial- ganan por mes un total de $1.766.302.

¿Y cuánto es lo que perciben por la asignación que recibe la esposa de Bento, la también imputada Marta Boiza? Se le acredita mensualmente la suma de $5.843.

Si bien es cierto que en la familia hay una persona con discapacidad, el haber tramitado ese beneficio en el contexto de un grupo familiar que percibe sueldos muy por encima de la media nacional y que se traslada en vehículos de alta gama parece una contradicción.

Sin pudor

En diálogo con este diario, especialistas que trabajan en el mundo contable confirmaron que para recibir una asignación familiar como la que tienen los Bento es preciso hacer un trámite.

"No te la adjudican así nomás. Para pedirla tenés que llevar un certificado único de discapacidad a la Anses. No es como la AUH, que se puede llegar a activar de forma automática", contó uno de los consultados. 

"Pero no me asombra -agregó después-. Dos por tres vemos gente que se baja de un Audi para reclamar por su AUH". 

Si una persona piensa que no necesita la asignación, puede renunciar a ella

Las fuentes consultadas confirmaron que el beneficio que percibe Boiza es renunciable. Es decir que en caso de que una persona considere que su situación económica es lo suficiente holgada como para que esos fondos públicos sean destinados a otro fin, puede comunicarlo y dejar de percibir la mencionada asignación.

La acusación de la fiscalía destaca que esa renuncia jamás se produjo y que la plata sigue siendo depositada en la cuenta de la esposa del magistrado desde junio de 2016, tal como consta en un informe que se pidió a ANSES. 

El caso que viene siguiendo MDZ hace más de seis meses sigue avanzando y a la imputación de 15 personas que tuvo lugar esta semana se van sumando otros datos que pintan un cuadro provisorio sobre lo que puede haber pasado en ese sector de la Justicia Federal de Mendoza. Este domingo, más revelaciones.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?