Tras salir por la pandemia, hay 168 presos con paradero desconocido

Tras salir por la pandemia, hay 168 presos con paradero desconocido

Nadie sabe adónde han ido a parar algunos de los detenidos que fueron excarcelados en 2020 como parte de las políticas para prevenir la covid-19 en los centros penitenciarios bonaerenses. Como contraparte, el virus no provocó los problemas que se vieron en otros países. Polémica a la vista.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Numerosos presos accedieron a la prisión domiciliaria el año pasado, cuando diversos organismos internacionales recomendaban evitar el hacinamiento en las cárceles para que no se produjeran allí focos de contagio. A casi un año de aquella situación, hay 168 detenidos cuyo paradero nadie conoce con certeza

La historia comenzó así: cuando el 8 de abril un fallo del juez Víctor Violini dio vía libre a las excarcelaciones de detenidos por delitos leves que pertenecieran a los grupos de riesgo, muchos se quejaron por lo que pudiera ocurrir. Y si bien es cierto que en aquel momento la decisión estaba avalada por la opinión de muchos especialistas -los penales bonaerenses tienen hasta un 50% más de población que la recomendada- lo cierto es que con el correr de los meses se relajaron los controles

De hecho, los seguimientos han sido tan deficientes que se volvió a saber de algunos de los más de 3000 detenidos beneficiados cuando más tarde cometieron diversos ilícitos.

El "Peque" Dahmer (izquierda), uno de los beneficiados por la crisis de la covid.

En mayo de 2020, la Suprema Corte bonaerense restringió los alcances del "fallo Violini" y consideró que era indispensable endurecer los criterios para otorgar domiciliarias. El problema es que para entonces ya se habían otorgado las mencionadas 168 excarcelaciones, y en muchos casos los condenados no tenían pulseras ni tobilleras electrónicas.

Es decir que, técnicamente, no se sabía por dónde andaban. A ellos se les sumarían otros que, más tarde, se aprovecharon de las fallas del sistema para ocultarse de la Ley.

Y el balance tras la primera ola de contagios es variopinto: si bien se mantiene la inquietud sobre esos presos que podrían estar fuera del radar penitenciario, el coronavirus no causó en las cárceles "la masacre" que se avizoraba; a causa, tal vez, del corto promedio de edad de los centros penitenciarios, que ronda los 24 años

Entre los presos que fueron excarcelados y volvieron a delinquir, Claudio Nicolás "El Peque" Dahmer (27) merece un capítulo aparte por lo resonante de su caso y por lo ilustrativo de su comportamiento. A poco de salir del penal, Dahmer asaltó junto a varios secuaces al jubilado Jorge Ríos (70), quien fue golpeado y al defenderse mató a uno de los agresores. 

Dahmer debería haber estado tras las rejas: cumplía una condena de 4 años por robo en la Unidad Penitenciaria 42 de Florencio Varela. A poco de salir, volvió a hacer de las suyas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?