Ganancias deportivas: estos son los delitos que podrían cometerse en Mendoza

Ganancias deportivas: estos son los delitos que podrían cometerse en Mendoza

La red de supuestas "inversiones" que se basan en apuestas de deportes ya supera largamente a los 40.000 miembros y está en la mira de la Justicia. Aquí, algunos de los ejes a tener en cuenta: ¿empresa o actividad ilícita disfrazada de optimismo soñador? Que cada cual saque sus conclusiones.

Facundo García

Facundo García

Está claro que muchos apólogos de Ganancias Deportivas no están dispuestos a escuchar advertencias. De hecho, si lo estuvieran probablemente no habrían ingresado a ese sistema de "inversiones" que garantiza un rendimiento del 20% mensual -más que cualquier otro negocio- a cambio de nada más que poner allí los ahorros.

¿Insólito? No. Los cálculos conservadores indican que en San Rafael ya hay más de 40.000 "asociados" que reciben sus pagos mensualmente tras haber colocado un monto inicial. Este periodista y otros han recibido mensajes irónicos donde se subraya que "mientras algunos laburan como idiotas" un creciente grupo de astutos ya se dedica exitosamente a las finanzas a través de GD. 

Por ahora, eso sí, no está del todo claro de dónde viene y adónde va ese dinero. Y no es un simple pálpito: el Ministerio Público Fiscal inició una investigación de oficio ante las dudas que estaban surgiendo. Entre tanto, los entusiastas hablan de gente que está vendiendo vehículos y terrenos para meter la plata en el paraíso de los apostadores y que le rinda más.

Para que la discusión no se agote en "si Ganancias Deportivas es buena o mala", la clave es analizar los ilícitos que podrían estarse cometiendo.

Ahora bien: en charla con varios especialistas en delitos económicos, MDZ ha podido sintetizar -sin tecnicismos- algunos de los ejes que valdría la pena investigar a la hora de discutir la legalidad -o no- de GD. Con la certeza, además, de que si la compañía logra responder a todos estos interrogantes entrará en una espiral definitiva de crecimiento

"Lobo de Mendoza": muchos promocionan el sistema citando al film de Leo Di Caprio. 

Posibles delitos

Para que la discusión no se agote en "si Ganancias Deportivas es buena o mala", la clave es abordar, uno por uno, los ilícitos que podrían estarse cometiendo. La lista no debe considerarse una acusación, sino una defensa al derecho de dudar.

  • Lavado de activos de origen delictivo: al día de hoy, no está del todo claro el origen del dinero que reparte GD. Sus promotores hablan de un grupo de apostadores -o tipsters- que le encontró la vuelta al mercado de las apuestas y con eso ganan millones que luego reparten entre los sanrafaelinos, en un extraño alarde de generosidad. En cambio, los críticos dicen que no han podido verificar los tickets de compra de esas apuestas. En el medio, como si lo anterior fuera poco, se efectúan operaciones con criptomonedas, y ello hace más difícil detectar el origen y el destino de los fondos ¿Qué pasa si la plata que reciben los asociados sale de actividades delictivas? 
  • Fuga de capitales: sólo en el sur provincial hay millones de euros metidos en GD. La duda es si existe el riesgo de que de un día para el otro los grandes líderes de la movida tiren una bomba de humo y desaparezcan con el dinero. En ese aspecto, es importante ver qué tipos de controles se están ejerciendo. 
  • Evasión de impuestos: suponiendo que GD envíe dinero al exterior, cabe preguntarse si está abonando impuestos por esas remesas, como ocurre con otras empresas internacionales.  
  • Participación de menores: en algunas entrevistas en los medios, referentes de GD hablan de personas muy jóvenes -de 16 o 17 años- que están armando su "carrera" en el sistema, trayendo a nueva gente y aportando un ingreso extra a sus casas. Nadie se preguntó si es legal esta participación de menores en una iniciativa que, vale subrayarlo, tiene que ver con apuestas. 
  • Estafa: son muy pocos los economistas que aceptan que un negocio con tanta gravitación del azar como son las apuestas pueda asegurar una tasa equivalente anual del 791%. Más de uno advierte que en algún momento la ola de ganancias se cortará y se revelará el esquema Ponzi, es decir, la conocida estructura piramidal que se cae cuando quienes están en la parte inferior de la pirámide no tienen dinero para aportar. Si eso ocurre, lo más probable es que los acusados de estafa sean los ciudadanos extranjeros que idearon GD.
  • Intermediación ilegal en juegos de azar: si se consigue demostrar que GD tiene que ver con el mundo de las apuestas, todos los mendocinos que hayan metido nuevos suscriptores podrían ser acusados de participar en este delito. Cabe destacar que, para la Ley provincial, la organización de juegos de azar y similares debe pasar por la autorización del Instituto Provincial de Juegos y Casinos. De lo contrario, se incurre en la ilegalidad. 

Respecto a estos últimos dos puntos, huelga una aclaración. Si se demuestra que los apostadores no existen, entonces los organizadores de GD podrían ser acusados de estafa. Y si existen, los "usuarios" locales podrían enfrentar la acusación por promover juegos clandestinos al haber involucrado a más gente. De una u otra manera, el final parece complicado

Un grupo de cínicos huele que hay algo raro y confía en que podrá sacar su dinero antes de que sea tarde

Mientras, la investigación que comenzó MDZ a través del programa No tan millennials se convirtió en noticia nacional y las aguas están divididas. Al tiempo que muchos defensores acérrimos elogian la novedad, otros la destrozan. Y un tercer grupo, quizá más cínico, huele que hay algo raro pero igual mete dinero, convencido de que podrá sacarlo antes de que sea demasiado tarde. Desde luego, el lector es libre de decidir en cuál de esos grupos se apunta.

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com
  • No tan millennials va de lunes a viernes de 11 a 13 por MDZ Radio, con la conducción de Nicolás Attias y Facundo García. 

 

 

 

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?