Emergencias: claves para llamar al 911 y conseguir ayuda inmediata

Emergencias: claves para llamar al 911 y conseguir ayuda inmediata

El asesinato de Florencia Romano (14) puso en la lupa al CEO de Mendoza. Mientras avanza la investigación sobre la operadora que no atendió el pedido de auxilio, es bueno tener en mente algunos recursos que podrían hacer la diferencia. Aquí, seis ejes para potenciar un llamado.

Facundo García

Facundo García

El femicidio de Florencia Romano (14) marcó los últimos días del 2020 en Mendoza y el país. Y una de las aristas que generó más indignación fue el infructuoso diálogo que se produjo a las 18.58 del sábado 12 de diciembre, mientras la adolescente estaba siendo asesinada: un vecino que escuchó gritos llamó al 911, dio la dirección y explicó que allí había violencia de género. Lamentablemente, la operadora que estaba del otro lado cortó la comunicación. Por eso, la efectiva enfrenta ahora un sumario interno y un juicio penal. Pero -sin ánimo de justificar el error-, ¿existen estrategias para pedir ayuda y obtener resultados?

Veamos: más allá del caso Florencia, hacía meses que MDZ venía marcando falencias en el funcionamiento del Centro Estratégico de Operaciones (CEO) local. En julio, una mujer llamó porque la estaban estafando por teléfono y le respondieron que "había cosas más importantes". ¿Más? Hace sólo unos días, M., una lectora de este medio, se contactó con los agentes para denunciar un incidente sospechoso y, al no poder definir el sitio exacto donde se encontraba, su pedido de auxilio fue descartado.

Hay que tener en cuenta que el 911 recibe miles de llamadas a diario. En la primera mitad de diciembre, por ejemplo, la cifra ascendió a 70.000 conversaciones, el 50% de las cuales fueron falsas alarmas o bromas de mal gusto. En ese mar de voces, seguir algunos de consejos puede marcar la diferencia:

1) Tenga en cuenta que las llamadas se graban. Es decir que el operador o la operadora que está hablando con usted deberá dar cuenta de su accionar como funcionario público. Los diálogos quedan almacenados y pueden buscarse en caso de que se denuncie mal desempeño de la persona que lo atendió. De hecho, es lo que está pasando con la efectiva que tomó el llamado aquel fatídico sábado en que mataron a Florencia.

2) Busque resguardo antes de marcar. Obviamente, esto no siempre resulta posible, pero es fundamental hacer el intento de estar a salvo para poder expresarse claramente. La historia del crimen registra casos en los que la comunicación se vio afectada porque el denunciante no estaba seguro

3) Si no puede hablar porque está en peligro, exprésese "en código". Esta recomendación debe ser tomada con cautela. Es verdad, no obstante, que se han dado experiencias de personas que llamaron para solicitar ayuda y fingieron pedir "una pizza" o productos similares, aunque con la sutileza necesaria para transmitir el peligro que corrían. 

4) El lugar es fundamental. La altura de la calle o la intersección más cercana son datos inestimables a la hora de resolver una emergencia. En los edificios, los efectivos ahorrarán preciosos minutos si saben cuál es el piso y el departamento. Al mencionar autopistas, es mejor referir sobre cuál mano está ocurriendo el incidente. A menudo se da, sin embargo, que uno no sabe dónde está: detecte inmediatamente elementos reconocibles del paisaje. Un monumento o cualquier construcción notable pueden servir para orientar a las patrullas. 

5) Sea concreto/a. Describa claramente si usted está herido/a o si cree que existen otras víctimas. No divague. Para dar con un agresor será muy útil prestarle atención a su ropa y sus rasgos físicos. Las características del vehículo -si es que hay alguno involucrado- y su patente serán otro punto a considerar. Vea tatuajes, cicatrices, estatura, peinados, etc.

6) Preste atención incluso después de haber transmitido los datos. Es posible que el operador o la operadora al otro lado de la línea le den instrucciones adicionales.   

Dicho todo lo anterior, está más que claro que quienes trabajan en el 911 deberían estar preparados para ayudar a personas de diverso origen y condición. En esos detalles -que a menudo se olvidan- también se juega la construcción de una sociedad democrática.

Por lo demás, la inseguridad, y en especial la de las mujeres, tiene que ver con factores mucho más profundos que la comunicación telefónica. 

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?