Macri, la campaña de 2015 y las sospechas que despertó Netflix

¿Tenés cuenta de Facebook? ¿Tenés entre 16 y 22 años? Esas son las preguntas que cada votante debería hacerse para saber si pudo haber sido influenciado para elegir a uno u otro candidato en las últimas elecciones presidenciales. Las dudas surgen ahora luego de la publicación de un documental que expone los vínculos entre el escándalo de Cambridge Analytica y procesos electorales altamente polémicos alrededor del mundo, incluido el argentino.

Avatar del Ignacio de Villafañe

Ignacio de Villafañe

El presidente en el acto de campaña en Rosario

Télam

El cuarto es oscuro pero las pantallas de nuestros celulares no. En tiempos donde todos nuestros datos quedan almacenados para siempre en forma de bits los pilares que sostienen las democracias modernas parecen desmoronarse ante un grupo minúsculo de empresarios tecnológicos dueños de la información del mundo. Eso es lo que plantea uno de los últimos documentales publicados por Netflix, "Nada es privado" ("The great hack"), que trata sobre el escándalo de Cambridge Analytica y menciona directamente al presidente Mauricio Macri.

Edad. Género. Lugar de residencia. ¿Y por qué no gustos musicales? Todos son datos que empresas como Facebook acopian desde el momento en que cada usuario abre una cuenta. Todo para ser utilizado según el acuerdo de privacidad que cada usuario firma. O al menos eso debería suceder.

"Facebook siempre subestimó el poder de los datos", comenta Guillermo Vagni, analista político especializado en redes sociales, fundador de Políticos en Redes, un estudio sobre la intención de voto medida a través de las redes sociales que en 2015 le dio la oportunidad de trabajar junto a Marcos Peña en la campaña que lo puso a Macri como presidente. Según el especialista, lo que Facebook no tiene en cuenta es la medida en la cual "la información utilizada creativamente puede movilizar audiencias y comunidades".

Los dichos de Vagni no son casuales. Se desprenden como nota al pie de "Nada es privado".

Primer año de Macri medido según sus menciones en Twitter.

"Nada es privado" es un documental que el gigante del streaming publicó el 24 de julio de este año y desde entonces no dejó de generar materia de debate. Durante sus dos horas y veinte minutos de duración muestra testimonios de ex empleados de Cambridge Analytica que denuncian un alto grado de manipulación por parte de la consultora política sobre los votantes durante campañas altamente polarizadas como la de Donald Trump en 2016 o las que pretendieron, ese mismo año, lograr el fracasado Brexit.

"Yo creo que Mauricio Macri ganó las elecciones de 2015 gracias a lo que sumó desde las redes sociales y que sin eso no las ganaba", asegura Vagni.

Sin embargo, el punto fuerte de esta película antisistema está en una video de cámara oculta publicado por el noticiero británico Channel 4 News que sacan a la luz conversaciones privadas de Alexander Nix -CEO de Cambridge Analytica- junto a otros directivos de la empresa donde cuentan cómo y en qué campañas estuvieron involucrados. Allí se mencionan países como Kenia, Trinidad y Tobago, Malasia, Mongolia, Perú... También se alude a la campaña de Jair Bolsonaro en Brasil y a la primera de Mauricio Macri en Argentina.

De hecho, la mención a Argentina durante el video es tan notoria que incluso la nota publicada por el propio Channel 4 News para el Reino Unido comienza con una imagen de archivo de uno de los cacerolazos de 2015 en contra de la entonces presidenta Cristina Fernández.

Para entender la gravedad de lo acontecido con Cambridge Analytica, vale la pena hacer un breve resumen del caso. Cambridge Analytica es una consultora política que obtuvo su nombre a raíz de haber tomado como empleados a algunos investigadores de la Universidad de Cambridge. Esta asociación es clave para entender las denuncias que en marzo de 2018 le otorgaron la popularidad que tiene hoy en día. Y es que la principal acusación que se le hace a esta consultora británica es la de haber utilizado información recopilada de Facebook con supuestos fines académicos. Información, de más está decir, que Facebook jamás debería haber brindado y que sirvió para trazar verdaderos mapas psicológicos de lo que luego sería redefinido como "el electorado".

Alexander Nix, CEO de Cambridge Analytica

Los pormenores del escándalo de Cambridge Analytica no son puntos que vengan al caso para este artículo. De todos modos, para saber más sobre las encuestas psicológicas que realizó la Universidad de Cambridge y el modo en que vincularon esta información con los datos personales de los usuarios de Facebook y sus preferencias políticas, recomendamos esta, esta y esta nota donde se trata más a fondo el tema.

La mención a Argentina

Si bien en su momento desde Cambiemos negaron rotundamente haber trabajado en 2015 junto a la consultora británica, el documental de Netflix pone en agenda el tema una vez más de manera inevitable.

Durante 2015, Guillermo Vagni formó parte del equipo que dirigía Marcos Peña en el edificio de Balcarce, "ahí donde siempre dicen que están los trolls", acota con ironía. Consultado sobre la posibilidad de que Cambridge Analytica haya influido en esas elecciones presidenciales, su respuesta arrojó algo más que luces: "Entiendo que es más interesante pensar en conspiraciones y cosas de película", lanzó.

Temas de conversaciones vinculadas a Macri durante su primer año de gestión.

Para el especialista, Cambridge Analytica no trabajó ni para Mauricio Macri ni para nadie en Argentina. "Creo que no hicieron negocio acá", dice. Sin embargo, no es algo que mencione como prueba de que Facebook no tuvo nada que ver en el triunfo presidencial de Cambiemos. "Yo creo que Mauricio Macri ganó las elecciones de 2015 gracias a lo que sumó desde las redes sociales y que sin eso no las ganaba", asegura Vagni. Todo esto, aclara, "teniendo en cuenta que a Daniel Scioli solo le ganó por dos puntos".

"La información utilizada creativamente puede movilizar audiencias, comunidades", explica Vagni. El asesor entiende que en esto no todas las comunidades son iguales que hay algunas más permeables al engaño que otras. "El ejemplo es Trinidad y Tobago", agrega en tal sentido.

La imagen positiva de Macri cayó durante su segundo semestre de gestión.

Trinidad y Tobago es uno de los ejemplos más impactantes que expusó Netflix en "Nada es privado". Según la línea argumentativa del documental, la consultora británica también habría tenido inferencia sobre las elecciones del país caribeño con una campaña que desalentaba a los jóvenes a votar y discriminaba el accionar de los "indígenas" respecto a los "negros". En la película lo que se explica es que los analistas eligieron dicha estrategia porque los jóvenes suelen ser vagos y por ello recibirían bien la idea de no ir a votar, pero que mientras los "negros" suelen ser rebeldes los "indígenas" son más obedientes a lo que les ordenan sus padres, por lo cual iban a acudir a las urnas igual. Las elecciones terminaron con el triunfo de la candidata "indígena". 

Pero no todo es oscuro. Vagni insiste con el hecho de que si bien "es más fácil creer que hay una conspiración", la realidad sucede de otro modo y por ello hace hincapié las oportunidades de diálogo que ofrecen las redes sociales antes que su potencial como herramienta de manipulación: "Desde las redes sociales se gana aprovechando las enormes posibilidades que hoy brindan para escuchar al electorado, comunicarse con ellos y acompañar ese contacto virtual con la presencia territorial que es otra de las cosas que se hicieron bien en la campaña 2015", explica.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?