Día de la Fonoaudiología

La falta de profesionales que impacta en la sociedad

El 12 de mayo de cada año se celebra el Día de la Fonoaudiología en conmemoración al aniversario de la creación en el año 1948 de ASALFA. la primera entidad científica fonoaudiológica argentina.

Verónica Maggio domingo, 12 de mayo de 2024 · 07:10 hs
La falta de profesionales que impacta en la sociedad
La Fonoaudiología es una profesión universitaria de 5 años de duración. Foto: Shutterstock

La Fonoaudiología es una profesión universitaria de 5 años de duración, que incluye diversas áreas de intervención: la audiología, desde la cual se diagnostican y tratan las dificultades en la audición; el área de lenguaje, en la que se identifican y atienden las
alteraciones lingüísticas en niños y adultos; el área de Fonoestomatología en la que tratan alteraciones en la funcionalidad orofacial, la deglución y la respiración, y el área vocal en la que se identifican y tratan alteraciones en la voz, además de intervenir en la
prevención y educación de la misma.

Es una profesión de alto requerimiento social que abarca a la población a lo largo de todo el ciclo vital: Desde un bebé recién nacido -que requiere de manera obligatoria la realización de un estudio auditivo obligatorio durante el primer mes de vida para descartar problemas en la audición- hasta el anciano -que en la última etapa de su vida puede tener dificultades de la deglución y requiere de la ayuda de un fonoaudiólogo. 

Es una profesión de alto requerimiento social que abarca a la población a lo largo de todo el ciclo vital:

En los últimos 30 años, ha disminuido la cantidad de fonoaudiólogos en el país

En la década de los 90’ la cantidad de egresados era en promedio 3 veces mayor que en la actualidad, según un relevamiento realizado con las principales universidades del país a lo largo de 2023. Paradojalmente, y en sentido inverso, el requerimiento de mano de obra es cada vez mayor. Por ejemplo, en el área del lenguaje se advierte una verdadera epidemia de dificultades comunicativo lingüísticas que afectan a la niñez a nivel mundial.

El neurocientífico Michelle Desmourguet (2020) de la Universidad de Lyon realizó un relevamiento en Francia donde detectó que estas dificultades se triplicaron en los últimos 15 años. Probablemente esta situación esté vinculada con el crecimiento exponencial en el uso de la tecnología tanto para los adultos como para los niños, lo cual termina afectando el circuito de la comunicación. Ahora bien, ¿cómo impacta esta situación en nuestro país? ¿Qué ocurre cuando alguien necesita la atención de un fonoaudiólogo?.

La respuesta es variable según la zona geográfica, ciudades como Rosario o Córdoba cuentan con buena cantidad de profesionales para responder a la demanda, especialmente en las áreas más céntricas, pero la gran mayoría de las ciudades del país sufren la carencia de fonoaudiólogos ocasionando diversas situaciones de gravedad e importancia.

En los últimos 30 años, ha disminuido la cantidad de fonoaudiólogos en el país.

Listas de espera muy largas, en donde niños con problemas de comunicación esperan pacientemente meses (y a veces años) para conseguir atención. Muchos de esos niños padecen cuadros graves como el autismo, en donde acceder a una terapia de
comunicación es vital. Pacientes adultos que han perdido el lenguaje a causa de un accidente cerebro vascular y no logran conseguir rápidamente a un profesional que los asista para iniciar la rehabilitación.

También ocurren situaciones de intrusismo, en donde profesionales de otras áreas realizan el trabajo de un fonoaudiólogo sin la capacitación específica. Del mismo modo, proliferan cursos de 3 meses de auxiliares de fonoaudiología, completamente
ilegales y sin reconocimiento alguno, cuyos participantes terminan asistiendo a niños con dificultades graves del desarrollo o tratando pacientes con dificultades neurológicas.

Para los profesionales recién recibidos el acceso al trabajo es inmediato, con lo cual la fase de formación post universitaria representada por las residencias y pasantías son menos tenidas en cuenta que en el pasado. Desde el año 2022 se ha iniciado una campaña de divulgación de la profesión llamada #MasFonosMasSalud, auspiciada por distintas instituciones del país vinculadas a la Fonoaudiología.

Y si bien cada año son más los aspirantes a la carrera, aún no es suficiente y resulta fundamental continuar con su difusión dado el alto requerimiento social.

Verónica Maggio.

Verónica Maggio. Doctora en Fonoaudiología y directora de la Diplomatura en Trastornos del Lenguaje Infantil de la Facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Austral.

Archivado en