Medios

Rechazo, enojo y abrazo simbólico por el cierre de la agencia Télam

El Gobierno nacional avanzó en el cierre de la agencia de medios públicos con un operativo policial durante la madrugada. A los empleados se les dio licencia por una semana. Se realiza un "abrazo".

Milagros Moreni
Milagros Moreni lunes, 4 de marzo de 2024 · 13:20 hs
Rechazo, enojo y abrazo simbólico por el cierre de la agencia Télam
La policía impide el ingreso de los trabajadores de Télam a la agencia. Foto: Vilma Ripoll - X

"Vamos a cerrar la agencia Télam, que ha sido utilizada durante las últimas décadas como agencia de propaganda kirchnerista", dijo el presidente Javier Milei durante la Asamblea Legislativa de inicio de sesiones ordinarias en el Congreso. Los suyos lo aplaudieron con fuerza. El anuncio causó miedo y dolor en los trabajadores de ese organismo de medios públicos, pero sobre todo rechazo de quienes dieron su gesto de aprobación. Lo que dijo Milei no era nuevo. Lo había repetido una y otra vez durante la campaña. Incluso, la diputada de su partido, Lilia Lemoine, amenazó a una trabajadora de la Televisión Pública tiempo atrás cuando intentó entrevistarla en una estación de tren y preguntarle si usaba el transporte público. "Los medios públicos se van a privatizar así que procurá ser una buena trabajadora", le dijo. 

La advertencia no era nueva. En noviembre del año pasado, en diálogo con Eduardo Feinmann en radio Mitre, Milei aseguró: "Nosotros consideramos que la Televisión Pública se ha convertido en un mecanismo de propaganda. Durante la campaña, el 75% del tiempo que se habló de nuestro espacio se hizo de una manera muy negativa, abonando la campaña sucia, la campaña del miedo" y agregó: "No adhiero a esas prácticas de tener un Ministerio de Propaganda encubierto: tiene que ser privatizado. Lo mismo con Radio Nacional. Todo lo que pueda estar en manos del sector privado, va a estar en manos del sector privado”. Con esto deslizó que, además, la privatización alcanzaría a la agencia Télam.

Anoche, durante la madrugada, un cordón de la Policía de la Ciudad cercó las dos redacciones de ese medio del Estado, ubicadas en Bolívar 531 y en Avenida Belgrano 347, de la Ciudad de Buenos Aires, e impidió el paso a sus trabajadores que debían ingresar a cumplir con sus tareas. Para el mediodía, la asamblea de trabajadores de Télam había convocado a un "abrazo" solidario a modo de protesta. En paralelo, la página web del medio público fue dada de baja y muestra un error con el escudo nacional y la frase: “Página en reconstrucción”. También se les notificó a sus trabajadores vía correo electrónico una licencia por siete días con goce de sueldo que instrumentó su interventor, Diego Chaher, en la previa de lo que será el cierre definitivo del medio.

"La Agencia Télam es, junto a Radio Nacional, la única conexión informativa federal de la Argentina. Produce noticias a través de corresponsalías en todas las provincias del país, garantiza el acceso a sus servicios de cientos de medios privados, comunitarios, universitarios y cooperativos, y también de la ciudadanía de modo directo. El cierre que anunció el presidente Milei, y las medidas intempestivas, carentes de diálogo con los periodistas, ahora implementadas por la intervención, son una amenaza no sólo a los trabajadores de la agencia, sino también al derecho al acceso a la información de toda la población argentina", explicó a MDZ el especialista en medios, Martín Becerra.

En su cuenta de la red social X, Becerra, además, detalló que "la mayoría de los clientes de la Agencia Télam son medios privados de todo el país. Los corresponsales de Télam, desplegados en todas las provincias argentinas, son un recurso informativo crítico en un contexto de 'desertificación de medios'".

Y en su blog, el comunicador y especialista en medios, escribió: "La Agencia Télam es la mayor conexión informativa federal del país, sobre todo tras el cierre de la agencia DyN (privada, cuyos mayores accionistas eran Clarín y La Nación) en 2017. Cuenta con 28 corresponsales en todo el territorio nacional y 4 en el exterior". También: "La Agencia Télam es la segunda agencia noticiosa en importancia en idioma español, después de EFE. La Agencia EFE es también estatal, su accionista mayoritario es el estado español y depende del gobierno de España (por otro lado, muchas agencias de noticias privadas, en los países centrales, necesitan inyección presupuestaria estatal para existir)".

En diálogo con el periodista Ernesto Tenembaun para Radio Con Vos, Carla Gaudensi, secretaria federal de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa, señaló: "Télam en el presupuesto no representa un gasto público y tiene muchos sentidos sociales. Es reconocida internacionalmente y sus trabajadores no pertenecen a una administración. Lo demostraron con la cobertura de Milei en el Congreso".

En este sentido, varios periodistas de medios nacionales dijeron no al cierre de Télam y usaron sus redes sociales para definir el valor que tiene la agencia de noticias estatal en la función diaria de los trabajadores de medios. "Durante el juicio por el homicidio de Fernando Báez Sosa, las fotos que viste en la mayoría de los medios eran de la Agencia Télam. Muchas de las notas que leíste en medios locales, provinciales y nacionales de ese juicio eran los cables de Agencia Télam. Eso es Agencia Télam", escribió Gabriel Di Nicola, de La Nación.

"Corrientes está inundada. Hay gente que perdió heladera, colchones, útiles escolares. Télam informaría sobre esto y otros medios levantarían. Pero el Gobierno (que venía a cerrar el Banco Central pero bueno) decidió suspender el servicio de la agencia estatal de noticias", apuntó Victoria de Masi, exClarin y periodista de ElDiarioAr.

"Todos los contenidos generados por Télam a lo largo de su historia son patrimonio de todos los argentinos. ¿Por qué ya no están disponibles para la ciudadanía, que es su dueña? ¿Se los están robando? ¿Qué van a hacer con el invalorable archivo de la agencia?", cuestionó Noelia Barral Grigera, de IPNoticias.

Ana Correa, periodista, referente feminista y escritora también cuestionó la avanzada del Gobierno nacional sobre Télam. "A los que aplauden: el cierre de Télam es el sacrificio humano para distraerlos mientras les están licuando sus salarios, mientras sus abuelos dejan de tomar remedios porque no pueden pagarlos, mientras sus padres se están quedando sin trabajo. Los destruyen a ustedes", afirmó.

La directora de producto de Cenitalcom, Agustina Gewerk, expresó: "El cierre de Télam afecta a todo el espectro de medios de comunicación argentinos. Desde hace años, los medios con redacciones más grandes descansan en desarrollos que publican los cables automáticamente y en los fotógrafos que tiene la agencia en todo el país".

Abrazo por Télam

Desde las 12.30, en Bolívar 531, se lleva a cabo un abrazo "en defensa de la agencia Télam, en rechazo al anuncio de su cierre y al intento de cercenar el derecho a la información de toda la población", informaron desde la comisión interna.

 

Archivado en