Estadística

Los dos dramas de la economía que atentan contra la alimentación de los argentinos

Crece la búsqueda de una nutrición más saludable, pero los precios y la escasez de oferta son amenazas para los consumidores, según un estudio.

Milagros Moreni
Milagros Moreni sábado, 22 de abril de 2023 · 11:10 hs
Los dos dramas de la economía que atentan contra la alimentación de los argentinos
Crece la tendencia por "dietas híbridas" entre la alimentación normal y la implementación de pequeños cambios de forma paulatina Foto: Yo Reportero

Décadas atrás, en cualquier familia tipo, la escena se repetía en el almuerzo y al cena. La persona a cargo de cocinar ponía en la mesa la comida, que era la misma para todos, con la posibilidad de que haya porción con sal y sin sal en fuentes diferentes como único aspecto sobresaliente en el asunto de comer. La situación cambió y hoy cada comensal es un mundo. 

Existen tantas posibilidades de alimentos como personas y tantas dietas como tipos de alimentos. La sociedad explora estos caminos por múltiples razones, económicas, de salud, para bajar de peso, para mejorar el rendimiento intelectual y hasta "por las dudas". 

La consultora privada Shopapp hizo un relevamiento sobre cien casos acerca de las nuevas tendencias alimentarias. Puso el foco en cuatro: dieta vegetariana, libre de gluten, orgánica y libre de lactosa. Encontró en los resultados algo en común: "Aunque son pocos los que suscriben a estas dietas de forma exclusiva, muchos consumidores intentan cada vez más incorporar estos hábitos", reportó.

Otro dato que apareció en el estudio es que surgen comidas "híbridas" entre las ofertas que hay. Por ejemplo, las personas conservan sus dietas de toda la vida, pero incorporan un cambio como sacar la lactosa. Todo esto tiene como sentido "mejorar la nutrición", alcanzar bienestar después de comer y, en menores de 30, cuidar el medioambiente.

Por otro lado también están los que no pueden modificar su dieta aunque quieren y como barreras encuentran falta de interés, una dificultad personal, dudas y el aspecto económico.

Vegetarianos: por qué eligen esta alimentación y por qué no

El vegetarianismo persigue como fin dejar de comer cualquier tipo de carne. No es lo mismo que el veganismo que busca eliminar el consumo de todo producto que derive de un animal. Las razones para seguir estas dietas tienen que ver, principalmente, con los cuidados del medio ambiente y la militancia contra el especismo, la corriente que considera inferiores a los animales. También están quienes simplemente son vegetarianos porque no gustan de comer carne o se sienten mejor si no lo hacen.

Según la encuesta, un 54% de los encuestados declaró que intenta consumir cada vez más productos vegetarianos y esa tendencia crece en mujeres y mayores de 50.

Entre las razones que inclinarían a la gente a hacerse vegetariana aparecen la búsqueda de una mejor nutrición, la defensa del ecosistema y los derechos de los animales, el disfrute del sabor, precio y recomendación del médico, pero para quienes no lo intentan las causas son muy diferentes y tienen que ver con la costumbre de comer carne, no adherir a la causa y no encontrar dónde comprar lo adecuado.

Gluten Free: no celíacos que prueban esta dieta

Algunos padecen lo que se conoce como enfermedad celíaca o celiaquía, que se trata de una reacción del sistema inmunitario al consumo del gluten. El gluten es una proteína que se encuentra en el trigo, la cebada y el centeno. Las personas que sufren de esto deben comer alimentos "gluten free", sin embargo muchos se suman a la indicación médica aunque no sufran la enfermedad.

Lo hacen, de acuerdo al informe, "para sentirse mejor, menos pesados e hinchados", para bajar de peso y hasta por recomendación médica. Pese a que la tendencia aumenta "7 de cada 10 personas que siguen o intentan seguir dietas libres de gluten encuentran escasa la oferta de productos, especialmente los hombres y los mayores de 50".

Productos orgánicos: el boom por lo "made in huerta"

Que el tomate no tiene sabor, que lo que se compra en mercados y verdulerías tradicionales tienen demasiados agrotóxicos y químicos, que no se conoce la calidad de la materia prima de los que se come. La cantidad de detractores en torno a lo empaquetado e industrializado crece y sus argumentos son variados.

Los alimentos orgánicos son cultivados sin pesticidas artificiales, fertilizantes o herbicidas. La carne, los huevos y los productos lácteos orgánicos, se obtienen de animales que se alimentan con comida natural y no se les administra hormonas o antibióticos, según la definición de la organización internacional Healthy Children.

Aunque es muy bajo el porcentaje de individuos que hacen una dieta 100% basada en agrotóxicos, el 1% según la encuesta de Shopapp, el 45% de los encuestados intenta comenzar ese camino por recomendación médica, bienestar y por influencia de la moda. Sin embargo, a muchos les parecen caros, no consiguen dónde comprarlos o no confían en que sólo lo diga una etiqueta.

Sin lactosa: las mujeres mayores de 30, las que más eligen esta dieta

La lactosa es un azúcar que se encuentra de forma natural en la leche y en los productos lácteos. Muchos son intolerantes a este componente debido a que realizan una mala absorción. Esto afecta el instestino delgado que no puede digerir o descomponer bien los alimentos.

La búsqueda de "sentirse mejor" es la primera razón de búsqueda de adopción de una dieta libre de lactosa, especialmente entre mujeres, y jóvenes menores de 30, reveló el estudio mencionado, sin embargo "el 61% declara que observa una oferta escasa de estos productos "

 

 

 

Archivado en