En primera persona: cómo se vivió el último adiós de la reina Isabel II

En primera persona: cómo se vivió el último adiós de la reina Isabel II

La cola kilométrica para despedir a la difunta monarca llamó la atención de todo el mundo, las personas esperaron durante más de 14 horas y un matrimonio nos cuenta cómo se vivió en carne propia.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Desde que la reina Isabel II falleció hace diez días, Londres ha sido una ciudad convulsionada, triste y expectante con su nuevo rey. Las calles se llenaron con la multitud y miles de personas se despidieron de la monarca quien estuvo más tiempo en el trono de Reino Unido.

Este lunes está previsto que se entierre a la reina Isabel II, quien falleció a los 96 años. Pero antes de ello, el féretro estuvo expuesto cinco días en la sede del Parlamento británico antes del funeral en abadía de Westminster que se llevó a cabo el lunes por la mañana.  

Las personas formaron fila por hasta 14 horas. Foto: Martin Stamp

Hay más de dos mil invitados a la ceremonia, de los cuales 500 son jefes de Estado. Si bien este número es exuberante, no tiene comparación con el número de personas que pasaron a darle el último adiós a la reina. Las personas que formaron fila estuvieron hasta 14 horas esperando su turno para despedirse.

Cathy y Martin Stamp, un matrimonio inglés, contó en exclusiva a MDZ cómo fue despedir a la monarca. "En realidad fue increíble! No puedo creer lo brillante que fue la organización y lo maravillosa que era la gente. Los mayordomos y policía fueron excelentes", comenzó contando la pareja.

Martin y Cathy Stamp con sus pulseras para ingresar al velorio.

Inclusive, gente que vive cerca de la abadía de Westminster sacó a la calle mesitas con café y masitas para que tomen aquellos que pasaban a despedir a la reina Isabel II. Asimismo, las personas no podían ingresar con comida ni bebida a Westminster por lo que los mayordomos repartían en la fila los dulces de aquellas personas que ya habían ingresado y habían tenido que dejarlo. 

"Cuando entramos al hall tuvimos que pararnos en los escalones y ver el cambio de guardias antes de ingresar. Fue una experiencia increíble", relató Cathy. El cambio de guardia del palacio es uno de los mayores atractivos buscados por los turistas que esperan al rayo del sol o bajo la lluvia el momento exacto en que se retiran. 

Cartas y obsequios para la difunta reina. Foto: Martin Stamp

Tras tantas horas esperando y parados, es normal preguntarse ¿a dónde iban al baño? Y los Stamp contaron que fue sorprendente que teatros y lugares elegantes abrieron sus puertas para que los visitantes pasen al baño. Además, como la caminata era tan lenta y la cola avanzaba muy poco, les daba el tiempo de ir y volver a su lugar sin problema alguno.

Del mismo modo que los Stamp, muchos famosos formaron fila y se despidieron de la reina Isabel II. El futbolista David Beckham fue uno de los famosos que formó durante 12 horas para dar el último adiós. El ex capitán de la selección inglesa se presentó a la madrugada para evitar a la multitud, aunque muchos más pensaron así.

“Este día siempre iba a ser un día difícil. El momento más especial para mí fue recibir mi Orden del Imperio Británico (OBE). Llevé conmigo a mis abuelos, que eran grandes monárquicos”, comentó el jugador al Daily Mail. 

David Beckham formando la fila para despedir a la reina.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?