Argentina, entre los mejores lugares para sobrevivir a una guerra nuclear

Argentina, entre los mejores lugares para sobrevivir a una guerra nuclear

De acuerdo a una investigación publicada en la revista Nature Food, nuestro país y otro más son los que mejor sobrellevarían la catástrofe de la guerra.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Toda guerra en que esté involucrado Estados UnidosRusia provoca temor y trae el fantasma de la guerra nuclear y las bombas atómicas. La guerra entre Rusia y Ucrania parece no tener fin y varios científicos se preocupan por los peores escenarios, así fue como una investigación basada en simulaciones por computadora respecto al impacto de la producción de alimentos, llegó a la conclusión de que Argentina y Australia son los mejores lugares para sobrevivir una guerra nuclear.

El estudio fue publicado en la revista internacional Nature Food el pasado lunes. La conclusión de la investigación es que en el caso de un conflicto de tal magnitud, ambos países son los mejores destinos para sobrevivir ante una guerra nuclear, al menos hasta una década después de haber iniciado.

No es casualidad que los dos países estén casi a la misma altura respecto a la línea del Ecuador. El motivo por el que las poblaciones de Argentina y Australia podrían sobrevivir varios años hasta después del cataclismo es que los se trabajan cultivos mucho más fuertes que en otros lugares, como lo es el trigo. Además, ambos países tienen relativamente poca población. 

En la investigación se explica que los científicos realizaron uno de los análisis más detallados de los efectos de un invierno nuclear tratando de comprender qué sucederá cuando los incendios masivos causados por un intercambio nuclear a gran escala arrojen suficiente hollín y cenizas para oscurecer el sol y marchitar los cultivos.

“Por primera vez, hemos podido utilizar modelos climáticos y de cultivo modernos para cuantificar los efectos de cada país en función de cuál es su muerte, cuánto importan y exportan, y cómo cambiaría el clima y afectaría a cada cultivo por separado”, le dijo el profesor Alan Robock, de la Universidad de Rutgers en Nueva Jersey, al diario estadounidense The Times

La falta de luz solar colapsaría las cosechas y podría provocar un descenso del 90% en el rendimiento de los animales, la pesca y los cultivos en todo el mundo en los cuatro años siguientes a un conflicto entre las principales potencias nucleares.

“Nuestro trabajo muestra que más de diez veces más de personas podrían morir en el resto del mundo debido a los impactos sobre el clima y la agricultura”, comentó Robock. Es decir que, unos dos tercios de la humanidad podrían morir de hambre.

Hace poco tiempo, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), se pronunció al respecto de un posible ataque nuclear. “Cualquier ataque a una planta nuclear es una cosa suicida", señaló Antonio Gutierrez.  

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?