Mario Poli hizo un llamado de atención por la vida y los jóvenes

Mario Poli hizo un llamado de atención por la vida y los jóvenes

El cardenal Mario Poli aprovechó la homilía del Tedeum del 25 de Mayo para llamar la atención a Alberto Fernández en dos temas fundamentales: el derecho a la vida y el futuro de los jóvenes.

Gonzalo Barrera

El cardenal Mario Poli llamó la atención de Alberto Fernández en el Tedeum por la Revolución del 25 de Mayo e hizo un especial énfasis en el derecho a la vida y en la educación que se le brinda a los jóvenes. Durante la celebración, el arzobispo de Buenos Aires llamó a rescatar los valores del Primer Gobierno Patrio.

La celebración tradicional del Tedeum, que significa “A ti, Dios” en latín, se realiza todos los 25 de mayo y 9 de julio en conmemoración, agradecimiento y ofrenda por la Patria.

Este año contó con la presencia del presidente Alberto Fernández y referentes de otras confesiones religiosas que radican en el país. También estuvieron presentes los miembros del Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta y Jorge Macri.

Aunque la tradición dice que el presidente debe asistir en la Catedral Metropolitana, hubo casos en los que se ausentaron. Néstor Kirchner y Cristina Fernández, por ejemplo, solían ir a otras ciudades con el mensaje de “federalizar” el festejo, aunque varias fuentes aseguran que era por su mala relación con Jorge Bergoglio.

Es en esta celebración en la que la Iglesia aprovecha como institución, para expresar su punto de vista sobre la situación política y, principalmente, sobre el aspecto social que vive la Argentina.

“El mes de mayo nos ofrece volver las miradas a las raíces de nuestra identidad como nación y en este día alcanza su expresión mas sublime y ejemplar”

Tras la lectura del Evangelio según San Lucas de “La parábola del buen samaritano”, Mario Poli destacó en su homilía la voluntad de servicio que deben tener los hombres sin importar a quien sirven.

También habló de la dignidad humana y el derecho a la vida que el samaritano defiende al cuidar y acompañar al moribundo hasta haciéndose cargo del hospedaje y de todo lo que pudiera necesitar.

Luego de esto llevó el discurso al trabajo con los jóvenes, pensando en los años futuros del país: “No nos cansemos de promover el bien, la justicia, la paz. Cuidando de transmitir a las actuales generaciones de niños, niñas, adolescentes y jóvenes, sobre todo, los valores más auténticos y el acervo cultural que nos identifica, para que ejerzan el derecho de saber que hay futuro y razones profundas para seguir viviendo y amando en nuestra patria”.

“Un puñado de hombres supo escuchar e interpretar como una causa justa lo que definió la matriz de los ideales que gestaron la Argentina”

Aunque hubo un claro reclamo a la clase política, Alberto Fernández tuvo la fortuna de que el cardenal no suele ser tan combativo como lo era Francisco cuando Cristina rehuía del Tedeum.

Después, invitó a rezar la oración de San Francisco de Asís “Señor, haz de mí un instrumento de tu paz”, que pide a Dios que le de la posibilidad de cambiar las realidades negativas del mundo.

Para finalizar, tras haber rezado con las personalidades mas relevantes de las distintas religiones en Argentina, bendijo al presidente de la Nación que, tras dos años en el Gobierno, tuvo su primer Tedeum.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?