Una colecta busca que cientos de chicos puedan volver a la escuela

Una colecta busca que cientos de chicos puedan volver a la escuela

Desde la Asociación Civil "Yo sí te creo" han organizado una cruzada para colaborar con los hijos de las familias más necesitadas de los barrios más vulnerables de Ciudad. Necesitan ropa, útiles y calzado. Cómo ayudar.

Zulema Usach

Zulema Usach

Con solo escucharla, la puerta hacia otras realidades se abre en miles de historias que hablan de necesidades extremas pero también de pujanza, esperanza y solidaridad. Es que desde hace años, ella es una de las mendocinas que decidió transformar el dolor en acciones positivas. Paola González (46) es una de las mamás que inició la lucha para sacar a la luz el horror vivido por los niños y niñas que asistían al Instituto Próvolo, donde se gestó la historia más escabrosa de los últimos tiempos por los hechos cometidos por integrantes de la Iglesia Católica.

Si bien las heridas a causa del daño ocasionado como consecuencia de los abusos y violaciones cuyos responsables fueron los curas y personal de la institución no se borrarán jamás de la memoria (aún con uno de ellos muerto y el resto cumpliendo su condena), Paola sintió que su compromiso para con su comunidad no había concluido.

En 2020 y en cuando el aislamiento preventivo decretado por el Gobierno Nacional en el marco de la primera etapa de la pandemia, ella decidió abrir las puertas de su casa, nada menos, para dar de comer a los niños, adultos y adultos mayores que se habían quedado sin posibilidades de llevar un plato de comida a su mesa. “Justo mi hijo había abierto una rotisería en casa, entonces decidimos distribuir los horarios para poder ocupar el horno y cocinar para varias personas”, recuerda Paola de aquella primera etapa en la que surgió la Asociación Civil, “Yo sí te creo”.

La idea fue instalar un merendero y un comedor: las necesidades no tardaron en hacerse notar. “Empezamos con 70 personas y hasta hoy ya tenemos 300. Notamos cómo ha crecido de manera potencial la pobreza; los niños y sus familias llegan con hambre”, cuenta Paola que hasta el momento ha logrado sostener su entidad a fuerza de mucho trabajo, empeño y solidaridad. “No respondemos a ninguna agrupación política no recibimos ayuda del gobierno. Por eso, todo lo que hacemos es muy a pulmón”, cuenta la mujer, que ahora ha emprendido la colecta “Volver al cole” para ayudar los niños, niñas y adolescentes que no cuentan con ropa ni útiles para volver a clases.

El merendero y comedor que funciona gracias al esfuerzo de la familia, funciona en la manzana M, casa 14 de calle El Nevado del Barrio San Martín, en Ciudad. Pero lejos de limitarse a colaborar con las familias de ese barrio, “Yo sí te creo” brinda comida, ropa y contención a los niños y niñas más vulnerables de los barrio Flores y Olivares. Una taza de leche, una porción de bizcochuelo casero o un plato de arroz con pollo, son preparados por Paola con todo el amor. “Se nota mucho que las personas están con hambre. Gracias a esta función social, hemos descubierto la gran cantidad de papás y mamás que nos saben por ejemplo, cómo hacer un trámite o como denunciar hechos de injusticia”, reflexiona Paola y cuenta que en el caso de los niños, niñas y adolescentes de las barriadas más pobres, la posibilidad de ir a la escuela a veces se ve limitada por la escasez de recursos de la familia.

Por estos días, desde la asociación están solicitando la colaboración de la comunidad para recaudar útiles escolares, mochilas, zapatillas, zapatos, remeras y joggins para poder distribuir entre las familias. “Todo lo que sea nos va a ayudar. Porque son chicos que no tienen nada”, asegura Paola. Para quienes deseen sumar a esa causa pueden comunicarse a su número de celular: 2616714277.

.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?