Soñados esquejes de rosal: ¿cómo lograrlos en casa?

Soñados esquejes de rosal: ¿cómo lograrlos en casa?

Las rosas son la flor icónica por excelencia. Te enseñamos cómo plantar tu propio esqueje y disfrutarlas en tu jardín de forma fácil y práctica.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

El rosal es una planta que por excelencia puede estar en cualquier jardín perfecto. Una vez que se consigue tener una planta sana con coloridas flores, luego se puede reproducir fácilmente con nuevos ejemplares.

La manera más sencilla de reproducirlas en casa es mediante esquejes. Es la forma que verdaderamente funciona con este tipo de plantas, siempre teniendo en cuenta los cambios climáticos, plagas u otras complicaciones.

La mejor recomendación - según expertos en jardinería- es solo tomar unas tijeras o un cuchillo desinfectado que corte bien y la mejor época del año para lograrlo en casa es el otoño, que es cuando ya finaliza la floración. Se tiene que simplemente elegir una rama que haya dado una flor y cortarla. 

Pasos para el esquejado de rosas

  • Primero se tiene que saber que las estaquillas se toman y se plantan en otoño, pero también se pueden atar manojos y luego almacenarlos en musgo turboso o en arena húmeda para plantarlos en la primavera siguiente.
  • Se tienen que elegir los vástagos bien desarrollados que dieron flor en verano. Es importante saber que los brotes sin flor son menos vigorosos.
  • El corte de los trozos tienen que ser de 20 a 25 cm de largo. La punta del esqueje se tiene que cortar en bisel justo por encima de un brote que apunte hacia fuera y el extremo inferior se corta en forma horizontal. 
  • Por último, se eliminan las hojas y los brotes para evitar la excesiva transpiración que podría llegar a  secarlas.

Fuente: https://bc3-production-blob-previews-us-east-2.s3.us-east-2.amazonaws.com/

Esquejes de rosal

  • Se tiene que impregnar la base con hormonas de enraizamiento (se venden en unos tarritos). Esto aumentará mucho las posibilidades del agarre.
  • Luego clavarlos en una maceta con una mezcla de turba y arena en unos  unos 12 a 15 cm y separar cada esqueje unos 8 cm entre uno y otro.
  • Es necesario mantener la humedad y evitar el sol directo. La temperatura ideal es de 18 a 21ºC. En caso de ser necesario, se pueden cubrir los esquejes con un plástico.
  • Una vez que echaron abundantes raíces, se tiene que pasar cada esqueje enraizado a macetas individuales.
  • En el caso de que se esquejara un patrón, en marzo y después de que la nueva planta haya brotado, se puede proceder al injertado de la misma. 

Un dato no menor, es que ese injerto también puede hacerse a “ojo dormido” y para ello se debe esperar a octubre o noviembre. Ya en diciembre o enero se despunta la planta por encima de dicho injerto.

El deseo de multiplicar por esquejes los rosales dará al jardín más flores pero también pueden surgir algunos inconvenientes. Para ello lo ideal es que se hagan esquejes de un rosal silvestre y luego injertarles la variedad que más se desee.

Los otros 3 métodos de multiplicación de rosas que hay son:

  • Injerto de rosas
  • Semillas de rosas
  • Acodo de rosas

Ahora sí: tu jardín tendrá un soñado rosal repleto de colores y vida. Mediante una asombrosa prueba, elige una rosa y descubre qué dice de ti. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?