Brochero, el musical que nos acerca al santo argentino

Brochero, el musical que nos acerca al santo argentino

Brochero es un musical que cuenta la historia entre Manuel, un periodista, y José Gabriel del Rosario Brochero, un cura de Traslasierra. Emoción y risa son los condimentos de esta obra que nos acerca a la figura del santo argentino. Se presenta en El Método Kairós hasta fin de noviembre.

Giza Almirón

A mediados de octubre se reestrenó Brochero, el musical. La obra relata la historia de Manuel, un periodista porteño, que se dirige a una parroquia de las sierras cordobesas, motivado por los rumores sobre un cura que sana el alma de asesinos y ladrones. Brochero es un gaucho malhablado, que tiene una sensibilidad especial por los más vulnerables. El actualmente conocido como Cura Brochero es un sacerdote, a la vez que carpintero, albañil, bombero y lo que el pueblo de Traslasierra necesite. 

El creador de esta obra, Joaquín Stringa, busca transmitir un mensaje universal, sin limitarlo a un único credo. El público es testigo del nacimiento de la relación entre dos hombres totalmente opuestos: uno humilde, de campo, y otro que parece tener la vida resuelta. La obra, que se remonta a fines del siglo XIX en las sierras cordobesas, es una invitación a ver cómo estos dos hombres se acompañan mutuamente en sus procesos.

Joaquín Stringa, quien interpreta a Manuel, es escritor, actor, periodista y docente. Se ha destacado como dramaturgo en obras como Invicto y también en Historias de amor bajo la lluvia. Además, se puso en la piel de distintos personajes que formaban parte de las obras históricas de Marisé Monteiro: Patriotas, Los hombres de la Independencia y El LibertadorBrochero es un musical de su autoría.

El Cura Brochero y su mula Malacara.

La relación de Joaquín con José Gabriel “Cura” Brochero tiene su origen en las vacaciones de su infancia, cuando con su familia iban a la zona serrana que actualmente lleva el nombre de Villa Cura Brochero. En 2016, escuchó la noticia de que el sacerdote sería canonizado, lo cual lo inspiró a dedicarle una obra de teatro. La puesta en escena estuvo en cartelera a lo largo de dos temporadas, en las salas del El Método Kairós y Nün (2016), América, Border y Asterion Teatro (2017). Obtuvo nominaciones a los Premios Hugo (mejor intérprete masculino para Mariano Taccagni) y ACE (por la coreografía de Ariel Juin).

Actualmente en cartelera hasta el 27 de noviembre, Brochero es una obra que Stringa escribió pensando en que el protagonista fuera Mariano Taccagni; a quien había conocido en un musical en 1999, dedicado a otro santo: Kolbe (Maximiliano). El cantante Maxi Larghi fue quien escribió las letras de las canciones, junto con Joaquín. La música, por su parte, fue compuesta por Larghi y Hernán Matorra

Brochero, el musical, en escena.

En cuanto a la dirección, el elegido fue Ricardo Bangueses, de quien Stringa sabía que era ateo. El dramaturgo afirma que el director hace un gran aporte, en tanto que logra “sacar de la estampita” a Brochero: un cura que se mezcla con asesinos y ladrones, que se enoja, que fuma, que dice malas palabras (tal como lo describen las crónicas de su época).

Los sábados a las 18 horas en El Método Kairós se presenta Brochero, que completa su elenco con Natalia Mouras, Matías Acosta, Vero Pacenza, Alejandro Vázquez, Franco Zamorano, Sofía Stringa y Augusto Moreno.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?