¿Frutillas en casa? ¡Sí! Sumalas a tu huerta orgánica

¿Frutillas en casa? ¡Sí! Sumalas a tu huerta orgánica

Una de las frutas más sabrosas y costosas podría esperarte en el jardín de tu hogar todos los días. Frutillas: ahorrar y comer mejor.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Con las frutillas (fresas) se pueden preparar exquisitas recetas caseras. Por algo se las incluye en la famosísima frase "la frutilla del postre": nunca deberían faltar. Se pueden disfrutar en muchas variantes y cultivarlas en casa.

Además de ser deliciosas, aportan grandes beneficios como vitaminas del grupo B y C, potasio, ácido fólico y magnesio. Cuando se eligen para comer, lo más importante a tener en cuenta es que su hoja se encuentre bien verde y la superficie de la frutilla, bien colorada. De esa manera será mucho más rica y dulce.

Las frutillas son de las frutas más costosas en los mercados y es por eso que sumarlas a la variedad de la huerta orgánica en casa es una alternativa para ahorrar mucho dinero en las compras. Además, los más chicos son fanáticos de esta fruta y suelen demandarla con frecuencia.

Datos útiles para mantener las frutillas frescas

  • La frutilla es una fruta muy delicada porque su maduración es veloz.
  • Nunca se deben lavar para conservar.
  • Hay que estar atentos a no sacarles el cabito, porque se machucarán inmediatamente.
  • Para mantenerlas bien, tienen que estar en un espacio seco y lejos de la humedad.
  • Tenerlas en un bowl sin tapar es lo aconsejable y solo se lavarán cuando se van a comer o preparar para alguna comida o postre.
  • Si se decide lavarlas, se pueden congelar o freezar por hasta 6 meses.

Recetas con frutillas ¿para comer y cocinar?

Claro que sí. Se pueden comer, cocinar e incorporar en muchas variantes. Entre las recetas más ricas y frescas para el verano se pueden hacer:

Haciendo click en la receta que sea de tu interés podrás descubrirla dentro de nuestro suplemento Food Lovers.

Paso a paso: tu huerta orgánica de frutillas

Ahora que ya te tentamos con todo lo anterior, te ofrecemos una guía instructiva para contar con estas delicias en el jardín de tu hogar de forma fácil y sin secretos.

Aunque solo se identifica como una fruta de verano, se puede plantar en primavera, verano y otoño. Tener una huerta orgánica en casa es muy sencillo y cultivar las frutillas, ya sea en una maceta o en la tierra, tan solo requiere de tener ciertos cuidados.

Es importante tener una buena cama de plantación alta. La tierra debe estar mullida pero firme y aireada. Sea donde sea que la cultives tiene que tener un buen drenaje que le permita un desarrollo. Es esencial la distribución uniforme del riego y los fertilizantes que se utilicen.

Una vez que se tiene el plantín, se deberá colocar en la tierra hasta la altura de su corona. Para ello, se debe hacer un hueco de unos 20 cm, ya sea en la huerta o en la maceta. Hay que intentar que las raíces no queden torcidas.

Se pueden colocar varias plantas juntas pero disponerlas a 5 cm de distancia entre unas y otras. El objetivo es que cuando vayan cayendo lo hagan hacia fuera. Los riegos tienen que ser frecuentes pero cortos. Si el cultivo se hace en una maceta, se tiene que regar todos los días, si se hace en un huerta puede ser cada 2 o 3 días.

Hay que controlar que no haya hormigas y que el sol les dé directamente al menos 6 u 8 horas al día. Si se cuidan bien y el clima está a favor, se pueden llegar a obtener hasta 2 tazas de frutillas por cada planta cultivada.

Para dudas, sugerencias de nuevas recetas y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?