Semana de la moda en Milán: así son los desfiles "figitales"

Semana de la moda en Milán: así son los desfiles "figitales"

La moda rumbo a una realidad híbrida: entre física y digital.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

La capital de la moda italiana, Milán en Italia, no se detiene por una pandemia ni por nada. Si bien el mundo entero y todos los ámbitos se paralizaron por un momento, con el correr de los meses las nuevas reglas del juego se plantearon como un desafío para el universo del diseño y la moda.

Demasiadas industrias dependen de su activación: desde la confección y el diseño de la indumentaria, el calzado y los accesorios hasta un sin fin universos aledaños como el make up, el estilismo, los organizadores de eventos, los comercios, etc.

Por eso- y porque si algo no le falta al mundo de la moda es creatividad- Milán lanzó este 15 de enero el concepto que fusiona lo digital con lo físico o presencial, limitado por la pandemia del covid-19: los desfiles “figitales“.

De esta forma, la industria adopta un nuevo modelo y le hace frente a la nueva normalidad con lucidez y optimismo. El neologismo ayuda a nombrar las características que tendrá el evento de cuatro días en donde se presentarán varias colecciones masculinas de las mejores marcas.

Las pasadas serán entre físicas y digitales con la lujosa escenografía habitual pero sin público. Las modelos y sus looks se transmitirán en vivo por la plataforma de la “Camera della Moda“ italiana y los canales de comunicación de las grandes firmas como Fendi, Kway, Etro, entre otras.

No obstante, habrá ausencias notorias. Gucci y Armani decidieron seguir sus presentaciones de sus colecciones según sus cronogramas establecidas, mientras que Dolce & Gabbana, que en un principio accedió a participar, se terminó retirando, alegando que “no cuenta con las condiciones“ para llevar a cabo el desfile por el contexto de que implica el covid-19. 

Moda masculina en problemas 

Si bien el impacto de la pandemia en el mundo de la moda es atroz, la moda masculina es un sector más golpeado que los demás. Según un estudio de Cofindustria Moda, en Italia la moda masculina cerró en 2020 con una pérdida del 18,6% de su facturación por año, lo cual representa unos 2.4000 millones de dólares.

Recordemos que es uno de los universos dentro de la moda más buscados a nivel global y que el turismo que viene a recoger estos productos no pudo viajar este vez. Al mismo tiempo, se frenaron las exportaciones que retrocedieron en un 16,7% hasta los 7,100 millones de dólares.

Los especialistas pronostican la recuperación recién para 2023 según las proyecciones, aunque son optimistas en lo inmediato a raíz del avance que alcanzó el mercado asiático, que podría repuntar los indicadores generales e impulsar una tendencia positiva al fin, luego de tanta caída libre en los números.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?