Por qué se demora la SUBE y cómo impacta en la caja

El Gobierno aduce que la nueva tarjeta para viajar en colectivo no llega todavía a Mendoza porque es necesario cargar beneficios especiales que hay en la provincia. Entre ellos, un descuento para los viajeros frecuentes. El negocio del sistema prepago sigue en manos de Siemens, que cobra una comisión más cara que la del Banco Nación.

Avatar del Juan Carlos Albornoz

juan carlos albornoz

la sube se implementará en lo que queda del año, promete el gobierno.

El cambio en el transporte público de pasajeros que más se demora es la parte que corresponde al sistema prepago de pasajes: está al frente la misma empresa desde hace 14 años.

Red Bus es manejada por la empresa Siemens desde 2005, más allá de algunos cambios societarios. Actualmente la firma se denomina Worldline y recauda unos 63 millones de pesos por año por la prestación del servicio.

La ganancia empresaria proviene de la recaudación bruta del boleto en el sistema urbano. Esa recaudación ronda los 1.200 millones de pesos al año, de los cuales, Worldline retiene 5,27 por ciento. En otras provincias llega a quedarse con el 7 por ciento.

A comienzos de este año, el Gobierno provincial implementó el sistema de transporte Mendotran. Se hicieron nuevos contratos de concesión con todas las empresas, pero en el caso del sistema prepago, se otorgó una nueva prórroga.

Según indicó el secretario de Servicios Públicos, Natalio Mema, esa prórroga se extenderá hasta diciembre por lo menos. Pero podría durar más. Todo depende de que se concrete una vieja promesa en cuanto a los plásticos para viajar en colectivos: la implementación de la tarjeta SUBE.

La promesa oficial es que la SUBE se pondrá en práctica en lo que queda del año. Pero desde el propio Gobierno aclararon que es un trámite muy complejo y que durante un tiempo coexistirá con la Red Bus.

El sistema SUBE es administrado por un fideicomiso del Banco Nación y su implementación en Mendoza ha generado siempre expectativa, por tratarse de una tarjeta que se podrá usar en muchas ciudades del país y que tendrá algunos beneficios para los pasajeros que hoy no se tienen. El más importante es que se podrán hacer hasta dos viajes sin crédito, o sea, en descubierto.

Pero el Estado provincial también ahorrará plata, ya que SUBE aplica una comisión considerablemente más baja que Red Bus: 4 por ciento. El ahorro del 1,27 por ciento implicará que el Gobierno pague al menos 15 millones de pesos menos que ahora en el sostenimiento del millonario sistema de transporte.

Mema aseguró que la implementación del sistema SUBE en Mendoza no está parada, aunque reconoció demoras originadas en los cambios que se aplicaron el año pasado. En especial, la eliminación de subsidios que pagaba el Estado Nacional.

Pero además hay modificaciones que el Gobierno provincial quiere poner en práctica directamente a través de la SUBE. Uno de ellos es la aplicación de un descuento en el valor del pasaje para el viajero frecuente.

"Cuando tengamos el decreto de esa medida hay que mandar un formulario a SUBE para que lo incorporen. Estamos coordinando con Nación porque las gratuidades y descuentos de Mendoza deben estar en el sistema de SUBE para que las tome", explicó Mema.

Y agregó: "Hay 250.000 personas con gratuidades y a todos ellos hay que darles una SUBE a su nombre. Eso lleva tiempo".

El secretario de Servicios Públicos aseguró que no se ha frenado la colocación de las máquinas SUBE en los colectivos de Mendoza. Sin embargo, en los micros nuevos por ahora sólo es prioridad la instalación del sistema Red Bus.

La renovación de la flota de micros ha tenido un efecto en este aspecto, ya que algunos micros comenzaron a circular antes de que se pudieran instalar las máquinas de Red Bus.

El Gobierno ha puesto como plazo hasta mediados de agosto para la colocación de los aparatos, ya que en aquellos micros que no tienen Red Bus, la gente viaja gratis.

Y no se pueden desperdiciar recursos, ya que la inversión pública es mucho más alta que la recaudación del boleto: alrededor de 4.000 millones de pesos en subsidios gasta el Estado mendocino al año para hacer funcionar los colectivos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?