Amagues y tensiones por la propuesta de Cornejo

El Gobernador y presidente de la UCR se reunió con la mesa chica de Cambiemos y hubo reproches por sus declaraciones. Nadie descarta que pueda haber otro candidato en la alianza oficialista. "Coinciden en el diagnóstico, pero no en la metodología", aseguran. El factor Massa. 

Redacción MDZ

Macri.

Las palabras de Alfredo Cornejo golpearon fuerte dentro de la mesa chica de Cambiemos. No porque la posición del presidente de la UCR sea una novedad para ellos, sino por hacer públicas las dudas que tiene. Desde hace al menos tres meses Cornejo repiten puertas adentro la necesidad de ampliar la alianza política de la que es parte y repensar la candidatura de Macri. Pero entienden que ventilar y abonar esa teoría en público y con poco margen temporal, es una ecuación donde solo puede haber un resultado negativo.

La repercusión pública de las palabras de Cornejo en Buenos Aires fueron negativas, sobre todo porque lo hizo desde una posición de debilidad. Tras las elecciones de Córdoba la UCR es quedó mal parada porque fue ese partido el que generó la ruptura en Cambiemos, cuestión que hizo profundizar la derrota. Luego, en la reunión realizada en Casa de Gobierno, también hubo tensión. Según los allegados al gobernador de Mendoza, a pesar de las diferencias, sí hubo acuerdos en cuanto al diagnóstico político. “Reconocieron que el diagnóstico político es correcto, pero no coinciden en las formas”, explicaron.

Las coincidencias tienen que ver con la experiencia que tuvo Cambiemos en el recorrido desde el 2015 y lo que puede venir. Creen que es real que para avanzar más allá de diciembre es necesario ampliar la base política y de acuerdos. Que vienen años duros y que es necesario “un gran acuerdo nacional” que evite el “populismo”. Claro que hay profundas diferencias: Cornejo menciona a Massa dentro de esa convocatoria, y el líder de Frente Renovador es el límite de Macri. Son polos de igual signo que se repelen. “Si queremos ir contra el populismo, Massa no puede ser aliado. Tiene el mismo discurso del kirchnerismo”, aseguran.

Pero hay un dato pragmático. Más allá de la imposibilidad política de sumar a Massa en el oficialismo, a Cambiemos le conviene que sea candidato y por fuera del PJ. Las encuestas indican que si Massa es candidato, las posibilidades de Macri aumentan y la diferencia con Cristina, que encabeza los sondeos, se achica. Si Massa no es candidato a presidente y, en cambio, el representante de Alternativa Federal es otro, Cristina podría hasta ganar en primera vuelta. Un sondeo realizado por Federico González y asociados marca esa tendencia. Si se repite el escenario con los tres candidatos (Macri, Cristina y Massa), en la primera vuelta la diferencia entre el presidente y la ex mandataria es de 6 puntos y hay segunda vuelta. Si Massa no es candidato y, en cambio, quien se postula por Alternativa Federal es Roberto Lavagna, la diferencia entre Cristina y Macri es de 14 puntos y la ex presidenta supera el 40%. Es decir, no habría segunda vuelta. Si Massa va por dentro del PJ, las chances de cambiemos se licúan, según los sondeos previos.

Massa es un factor clave en la elección.

Por primera vez en mucho tiempo ayer Cornejo tuvo un gesto de “optimismo” político. Para el gobernador la elección nacional estaba perdida si no había cambios. La realidad comienza a mostrar alguna luz al final del túnel, según él: la baja en la inflación, las propias torpezas del kirchnerismo y la “memoria emotiva” de la crispación pueden ayudar a mejorar el desempeño electoral del oficialismo.

Pero la economía sigue siendo el principal factor de coyuntura. Si hay mejoras notorias, las posibilidades del oficialismo crecen fuertemente. Por ahora, esos datos van a contramano de esas chances. 

La economía es un factor clave.

A pesar de esa tensión, el propio Cornejo ratificó por enésima vez: su posición es crítica, pero no busca una ruptura. “Vamos a seguir en Cambiemos”, aseguran sus allegados.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?