Cornejo, Lousteau y el PJ Federal: el nuevo "Cambiemos" que piensa el Gobernador

El Gobernador repitió que quiere ampliar Cambiemos y hasta sugirió cambiarle el nombre para incluir a dirigentes del PJ. En la Convención propondrá incluir a Evolución como parte de la coalición oficialista. Qué piensa Urtubey de su propuesta. Preocupan la elección y los dos primeros años del "nuevo Gobierno".

Avatar del Pablo Icardi

Pablo Icardi

Lousteau presentó su libro y se encontró con el gobernador Alfredo Cornejo.

Pasó casi desapercibido porque los nombres propios golpean más que los conceptos. Pero el gobernador Alfredo Cornejo dejó entrever que Cambiemos ya no tiene mucha razón de ser: quiere una coalición electoral con nuevo nombre, más integrantes y con la puerta abierta al peronismo. Todo, con la idea de retener el gobierno nacional y enfrentar al kirchnerismo. Aunque parecen conceptos al aire, detrás hay una estrategia que podría comenzar a tomar forma en la Convención Radical, donde propondrán incorporar a otros partidos políticos.

Cuando hace 10 días Cornejo dijo por primera vez que Cambiemos debe convocar a Massa, Lavagna y otros dirigentes del PJ para sumarlos sus palabras chocaron contra los anticuerpos del Pro, que son reticentes a sumar otras miradas políticas a la coalición de Gobierno. Claro que algo de razón había, pues los nombres propios usados por Cornejo para graficar su postura repelen cualquier intento de acuerdo. Son opositores lisos y llanos y Macri tiene una enemistad política particular con Massa. Sin embargo, los allegados a la estrategia cornejista intentaban bajar al llano sus palabras. “Cornejo tiró una enorme red, pero habrá que ver a quién atrapa”, ilustraban.

Buscar los propios

La maquinaria electoral de los partidos está en pleno proceso de arranque. El primer paso para todas las fuerzas políticas es “asegurar los propios” antes de ir a la pesca de los independientes. Pues Cambiemos y en particular la UCR tiene problemas allí. Por eso la importancia (desmesurada para algunos) que tiene la Convención Radical del 27 de mayo. Allí el oficialismo partidario (el de Cornejo) irá con una visión más amplia. Críticos de Macri, pero con postura acuerdista. Y la intención es sumar oficialmente a Martí Lousteau y su partido Evolución a Cambiemos.

El coqueteo del ex ministro de Economía con el oficialismo ha sido permanente. Esa histeria política que tiene como epicentro la Ciudad de Buenos Aires, pero la forma de ingresar sería con un pacto de caballeros: Lousteau ingresa, pero sin amenazar a Horacio Rodríguez Larreta en su pago. No todos están convencidos, pues los nostálgicos radicales veían en Lousteau una posibilidad de resurrección en la Ciudad Autónoma.

Juan Manuel Urtubey e Isabel Macedo pasaron un mal momento en un shopping

Otro nombre sobre el que Cornejo redunda es el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey. Ayer repitió que quiere que esté dentro de la coalición liderada por Macri. “No tiene nada de extraño, siempre que viene me visita”, recordó. Y es verdad. Un asesor político de Urtubey explicó la situación a MDZ, y confirmó que el diálogo es permanente. “Tienen una excelente relación y coinciden en casi todo”, aseguró el salteño. Pero tomó distancia: para Urtubey no hay ninguna chance de sumarse a Cambiemos; de ser “oficialista”.

Sin embargo desde Salta cambian el tablero para entender lo que sí puede pasar. Urtubey sí está dispuesto a ser parte de una alianza amplia, con radicales, socialistas, peronistas e independientes que, incluso, puede tener a Cornejo como integrante. Pero no dentro de Cambiemos, algo que Cornejo, por ahora, desestima.

En Mendoza creen que Macri hoy pierde las elecciones y ven difícil una remontada. Pero el propio Gobernador entiende que hace falta un “gobierno de unidad” que enfrente al kirchnerismo y al desastre económico. La enorme duda que tiene es cómo seguir respaldando lo que cree que ha hecho bien Macri, y construir una alternativa que no incluya al Presidente. Esa duda se trasluce en sus declaraciones, donde cuestiona duramente la realidad económica y la impericia política del Gobierno nacional, pero reconoce logros, sin dejar de mencionarse como parte.

Pero incluso la preocupación va más allá de las elecciones. En el mejor escenario político posible para Cambiemos; con Macri reelecto, aún quedarían muchas turbulencias por despejar. La elección, entienden, no resolvería los problemas y sea quien sea el presidente vendrían al menos dos años durísimos. Con Macri desgastado, Cornejo cree que necesitaría mucho más respaldo del que hoy tiene internamente Cambiemos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?