El valor de la última palabra

La oposición pone en duda los votos que posibilitaron a Kicillof el cuarto intermedio hasta el lunes

En una sesión express, la oposición cuestiono las irregularidades de la votación que permitió el cuarto intermedio hasta el lunes y se fueron mascando bronca porque Magario no les permitió hablar.

José Luis Carut
José Luis Carut sábado, 2 de marzo de 2024 · 07:00 hs
La oposición pone en duda los votos que posibilitaron a Kicillof el cuarto intermedio hasta el lunes
El cuarto intermedio solicitado por Kicillof fue aprobado, pero generó dudas Foto: Noticias Argentinas

En la sesión que, según marca la Constitución de la provincia de Buenos Aires, quedó inaugurado el período de sesiones 152 de la Legislatura bonaerense, el oficialismo consiguió aprobar el cuarto intermedio hasta el lunes pedido por el gobernador Axel Kicillof, que se excusó por carta argumentando que había sido invitado oficialmente a la apertura de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación.

Lo cierto es que la aprobación del cuarto intermedio, solicitado por Kicillof para dejar inaugurado el período de sesiones ordinarias de la Legislatura bonaerense, debía contar con la mayoría simple de los legisladores de ambas cámaras.

Momento en que la vicegobernadora bonaerense Verónica Magario, habilita a la  Asamblea Legislativa a votar el pedido de cuarto intermedio

El poroteo previo a la sesión generaba cierta incertidumbre; solo estaban confirmados a favor los votos de los legisladores oficialistas, mientras que la mayoría de los bloques opositores, incluida la izquierda, votaban en contra. Pero nada se sabía de cómo iban a votar los 9 diputados y los 3 senadores libertarios díscolos, que ingresaron a la Legislatura provincial en la boleta de Milei y desde que asumieron son “cercanos” a Unión por la Patria.

Y generaba dudas en cómo se iba a desarrollar la votación, en la que los jefes de las bancadas opositoras tenían preparada munición gruesa para pegarle a Kicillof por no abrir (como lo indica la Constitución bonaerense el primer día hábil de marzo) el año legislativo, solo por el capricho de tener la última palabra y poder retrucar el lunes, con su discurso, las palabras del presidente de la Nación, ganando centralidad mediática.

Llamativamente, la votación fue a mano alzada y no hubo registros oficiales del resultado. En la transmisión oficial, por el canal de YouTube de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, lo único que se ve son las manos levantadas de los legisladores oficialistas y solo alguna que otra mano de algún diputado y senador de los libertarios díscolos, que a priori no eran suficientes para aprobar el pedido de cuarto intermedio.

Momento de la votación del pedido de cuarto intermedio 

Por lo que el enojo de la oposición no se hizo esperar, no solo porque la votación fue poco clara, sino porque la vicegobernadora no les permitió hablar para fundamentar el voto negativo. Magario cerró la sesión y salió raudamente del recinto haciendo oídos sordos a los reclamos de la oposición .

Motivo por el cual algunos legisladores anticiparon que el lunes no asistirán a la Legislatura, “Para que voy a venir, si el período de sesiones ya está inaugurado. Lo que Kicillof quiere hacer el lunes es una farsa”, dijo a MDZ un ofuscado diputado de uno de los interbloques de Juntos por el Cambio.

En tanto un legislador libertario de paladar negro afirmó: “Ni ellos saben quiénes votaron, por eso el apuro de Magario en cerrar todo. Es una vergüenza lo que hicieron; vamos a contar uno por uno los votos en el video, como si fuera el VAR, y si la votación como todo lo que hicieron es irregular actuaremos en consecuencia”.

En los pasillos de la Legislatura bonaerense resonaba con fuerza que fue decisión de la vicegobernadora bonaerense, Verónica Magario, el no dejar que la oposición hable.

Diego Garciarena, presidente del bloque UCR+Cambio Federal dijo a MDZ: “No puede funcionar así un parlamento, Cuando pedimos la palabra para fundamentar nuestro voto negativo se nos negó, cerrando la sesión”.

Agregó: “El lunes en la convocatoria vamos a venir y vamos a intentar hacer uso de la palabra. No es necesario que venga Kicillof a inaugurar las sesiones porque ya están abiertas, la Constitución no establece que es el gobernador el que tiene que abrir el período de sesiones”.

Por su parte, el presidente del interbloque PRO, Agustín Forcheri, sostuvo que lo que pasó en el recinto “fue un papelón. Teníamos la esperanza de que Kicillof venga a explicar cómo va resolver los problemas que tiene la provincia de Buenos Aires y vemos que la prioridad del gobernador es pelearse con el Gobierno nacional”.

A todo esto, Nahuel Sotelo, titular del bloque de La Libertad Avanza, dijo: “A Kicillof no le interesa la realidad de los bonaerenses”, añadiendo: "Solo le interesan las cámaras y hacer su discurso presidencial o de jefe de la oposición”.

En cuanto a la votación que permitió el cuarto intermedio hasta el lunes, manifestó: “Fue algo muy dudoso lo que pasó en la sesión”, remarcando que “Kicillof el lunes va por sus treinta segundos de fama. Si quiere discutir con Javier Milei, que vaya a la televisión, no tiene que usar las instituciones para eso”.

En tanto la senadora Florencia Arieto acusó al gobernador de creerse un rey: “¿Qué es, el monarca de la Provincia? Mejor que se preocupe de la Provincia que tenemos muertos, enfermos, problemas con los niños y la salud. Es una vergüenza que el gobernador quiera hacer un show y la Provincia está a merced de los narcos”.

El próximo lunes Axel Kicillof, en su discurso ante legisladores, intendentes y militancia, por el que dejara reinaugurado el período 152 de sesiones ordinarias de la Legislatura bonaerense, contestará si acepta la invitación que hizo el presidente Javier Milei a expresidentes y gobernadores a sumarse al “Pacto del 25 de Mayo” o si buscará la confrontación con quien ya avisó que los está esperando.

Archivado en