Interna

La tensión no desaparece: los radicales y el PRO, "Juntos" pero no tanto

El Frente de Todos está avanzando en su afán por modificar la Ley Previsional y Jubiliatoria del Banco Provincia de Buenos Aires. En 2017, María Eugenia Vidal adecuó la edad del retiro de los empleados a los del resto de los administrativos estatales bonaerenses y cambió la financiación de la Caja.

Alejandro Cancelare
Alejandro Cancelare jueves, 9 de junio de 2022 · 21:17 hs
La tensión no desaparece: los radicales y el PRO, "Juntos" pero no tanto
Foto: Twitter Maxi Abad

La Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires aprobó hoy con todos los votos del Frente de Todos y la oposición de Juntos, que esta vez votó de manera uniforme, el despacho del oficialismo para modificar la Ley que regula el régimen jubilatorio y previsional del Banco Provincia

Este proyecto fue el que desnudó la interna y los diferentes puntos de vista que padece Juntos en la Provincia de Buenos Aires y que quedó expuesta, además, tras la votación de Federico Thea como presidente del Tribunal de Cuentas y por lo cual renunció a la vicepresidencia segunda de la Cámara de Senadores de Joaquín De la Torre

La semana pasada, la comisión de asuntos previsionales había dado el primer paso en la aprobación de este conflictivo proyecto tras el voto dividido de Juntos. Mientras que el PRO lo rechazó de plano, los radicales se abstuvieron. Si hubieran seguido los pasos de sus aliados, el proyecto tendría que haber esperado aún mas su tratamiento porque el kirchnerismo lo habría sacado sólo por la minoría. 

El proyecto cala ondo en la unidad opositora. A todas luces se nota que el PRO defiende con mucho más énfasis que los radicales el proyecto original del año 2017 que por iniciativa de María Eugenia Vidal modificó la edad a la que podían jubilarse los empleados del Banco Provincia y también evitaba que el Estado tuviera intervención en este sistema particular previsional. 

Tal cual sucedió con otros expedientes impulsados por la gobernadora y su vice radical, Daniel Salvador, como el fin de las reelecciones de los intendentes y legisladores provinciales, ahora como oposición pesan más los intereses particulares de los intendentes del interior, siempre más necesitados de fondos del estado bonaerense. Y son los radicales los que menos discusión quieren dar.

Tras la aprobación en las dos comisiones, el expediente también debe ser aprobado por otras dos, una de Legislación y otra de Presupuesto. "Todo se define con el voto del radicalismo, que si se abstiene, podemos pasarlo al Senado", le dijo a MDZ uno de los operadores del oficialismo, quien agregó que "por ahora, nunca presentan un proyecto en minoría".

 Esta "perlita" legislativa fue la que forzó la oposición a nivel nacional cuando propuso debatir la Boleta Única Papel. Más allá de la decisión del oficialismo, con ese procedimiento se obliga a tratar dos proyectos en el recinto, uno por la mayoría y otra por la minoría. En Provincia eso no pasa. 

"Eso es una pavada, porque lo que se está legislado ahora es una modificación sobre una ley vigente. Si no hay votos, sigue la otra ley", dijo un representante de la oposición que más de una vez discute fuertemente con los legisladores propios. 

El proyecto, de aprobarse, tendrá que ser debatido en el Senado bonaerense, donde todo hace suponer que Juntos no tiene margen para las ambigüedades observadas en la Cámara de Diputados. 

Archivado en