Renunció a su banca por un escándalo de corrupción y volvió a su cargo reservado

Renunció a su banca por un escándalo de corrupción y volvió a su cargo reservado

En la previa de las elecciones Primarias, el Concejo Deliberante de Guaymallén quedó envuelto en un escándalo de corrupción y culminó con la renuncia del concejal radical, Fabián Forquera. Sin embargo, esta persona no quedó sin trabajo, volvió a su cargo reservado en OSEP.

Nimsi Franciscangeli

Nimsi Franciscangeli

Fabián Forquera era concejal del frente Cambia Mendoza, en el Concejo Deliberante de Guaymallén. La primera semana de septiembre tuvo que presentar su renuncia a la banca por un escándalo de corrupción. Según consta en la denuncia, se quedaba con la mitad del salario de empleados. Actualmente está siendo investigado por coacción en la Unidad Fiscal de Delitos No Especializados. 

Sin embargo, más allá de que Forquera renunció a su banca en el Concejo, no engrosa la lista de desempleados en la provincia de Mendoza ya que tenía un cargo reservado o de planta en OSEP (Obras Social Empleados Públicos). 

Forquera exconcejal denunciado por corrupción. 

Fabián Forquera, describió en sus redes sociales que comenzó a trabajar como "Operador Logístico en OSEP". Más allá de este puesto específico, se desempeña desde hace años en la institución a la cual ingresó cuando Marcelino Iglesias era director de la obra social. Cuando Iglesias se convirtió en intendente Forquera armó las valijas y se trasladó a la Municipalidad de Guaymallén. 

Experiencia en Linkedin

Este es similar al de Corina Gallardo, exgerenta de Recursos Humanos de Vialidad Provincial que es investigada por fraude contra la administración pública pero al ser desvinculada de Vialidad volvió a trabajar a la Municipalidad de Godoy Cruz. En el caso de Gallardo el 10 de septiembre se supo que había sido cesanteada en el municipio, algo que podría ocurrir con Forquera en OSEP.

El año pasado MDZ reveló que son por lo menos 192 los cargos reservados que hay en Mendoza, donde funcionarios o administrativos dejan su puesto laborar para cumplir con la gestión en otra dependencia. Es decir, empleados de planta que van a cumplir rol de funcionarios o -también ha sucedido- funcionarios a los cuales les crean un lugar de planta. Algunos llevan más de una década en funciones jerárquicas pero siguen reservando un "carguito" de planta.

Uno de los casos emblemáticos que puso la lupa sobre esta figura fue el del actual senador Marcelo Romano, que fue cesanteado de un cargo reservado en el Ministerio de Economía de Mendoza cuando asumió como legislador, pero que al mismo tiempo mantiene un cargo reservado en el Congreso de la Nación.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?